Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | Esta es una de las manifestaciones de religiosidad que busca prevalecer

Conservar tradiciones: el Altar de Dolores

Esta es una de las manifestaciones de religiosidad que busca prevalecer; en ella se evoca el sufrimiento que padeció María por la muerte de su hijo Jesús
Velas y candelas rodean a la Virgen de Dolores, elementos importantes en cada altar para darle mayor luminosidad. EL INFORMADOR / E. Barrera

Velas y candelas rodean a la Virgen de Dolores, elementos importantes en cada altar para darle mayor luminosidad. EL INFORMADOR / E. Barrera

GUADALAJARA, JALISCO (09/ABR/2017).- Durante la conquista española y después en la época colonial en el reino de Nueva Galicia (ahora Jalisco, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Colima y Nayarit) y en el resto de la Nueva España, diferentes congregaciones como los jesuitas introdujeron varias tradiciones religiosas que se extendieron por cada rincón del reino y actualmente continúan vivas. Sin embargo, otras no poseen la misma suerte y poco a poco pasan al olvido, algunas de ellas únicamente pueden apreciarse en museos o centros culturales.

El Altar de Dolores, una de las manifestaciones de religiosidad popular del culto católico, obtiene anualmente menor participación por parte de la población, aunque algunas casas culturales se dan a la tarea de prevalecer esta tradición que evoca los sufrimientos que padeció la Virgen María por la muerte de su hijo, por esto se conmemora ocho días antes de la crucifixión de Jesús. Sin embargo, también se rememoran los padecimientos desde el nacimiento de su hijo.

La idea principal es acompañar a María en su experiencia del profundo dolor como madre al pasar por diferentes etapas del sufrimiento. Los dolores reconocidos de dicha Virgen son siete: La profecía de Simeón en la presentación del Niño Jesús; la huida de ella con su marido José a Egipto por la amenaza de muerte a los bebés recién nacidos; la pérdida de Jesús durante tres días; el encuentro de Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario; la crucifixión y la agonía de su hijo; la lanzada a su hijo y cuando él cae muerto a sus brazos, y por último, su entierro y la soledad que sufrió María después.

No sólo museos se han encargado de salvaguardar esta costumbre, los ciudadanos de Villa Corona, decididos a darle un giro a la situación de olvido y rescatar las tradiciones históricas de la zona, de hecho este año realizaron un evento especial para revivir el altar en honor a la Virgen de Dolores.  

La planificación surge a través de la red social Facebook, donde dos mil 200 miembros de la población participan en el grupo Villa Corona Antigua, con el interés en común de preservar la cultura e historia del municipio. Los participantes propusieron que el viernes de Dolores se viviera en su municipio de manera activa, el resultado fue bastante satisfactorio, ya que 13 altares fueron colocados en las banquetas desde la mañana del viernes.

René Ruelas, administrador del grupo Villa Corona Antigua, cuenta los motivos que lo impulsaron a él y a los demás miembros de la comunidad a preservar la compañía simbólica a la Virgen en sus sufrimientos previos a Semana Santa:  

“Últimamente estuvimos mucho en las noticias por el tema del narcotráfico involucrado en el ayuntamiento. Entonces, las noticias de nuestra comunidad comenzaron a ser muy negativas, queremos dar una mejor cara, no sólo tenemos problemas políticos, somos una comunidad unida con cultura y valores. Además, es una tradición muy bonita, pero eran pocas personas quienes participaban en ella y nadie seenteraba, entonces queremos rescatar esta tradición muriente en todo México, que no se pierda y que las nuevas generaciones la conozcan”.  

Antiguamente, las personas asistían al altar que deseaban (éstos eran colocados dentro de casas) y preguntaban “¿Ya lloró?”, si la respuesta era otra pregunta “¿Vemos si llora?”, significaba una invitación a entrar al hogar para acompañar a la familia a rezar un rosario.  Al finalizar, se ofrecía beber agua fresca, ésta como símbolo de las lágrimas de la Virgen.  

Este año, el pasado viernes la dinámica fue diferente en Villa Corona, ya que se realizó una ruta desde las 18:00 horas a partir de la Plaza Principal para visitar cada altar, y en lugar de rezar todo un rosario, fue solamente un misterio con el objetivo de no terminar tarde. El último altar del recorrido fue el expuesto en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario.  

Dos mariachis de Cocula amenizaron el camino, mientras que al terminar, la Rondalla Voces del Alma de Guadalajara se presentó en la plaza principal para el disfrute de todos los asistentes.  

Los símbolos

Ruelas explica sobre la simbolización de los elementos presentes en los altares: “Son altares llenos de simbolismos. La figura central es por supuesto la Virgen de Dolores, junto con otros elementos como aguas de colores que representan las lágrimas que María derramó, el papel chino picado en color morado, que es el de luto y con el cual se cubren las figuras religiosas durante la semana santa; un corazón con siete dagas que representan cada uno de los dolores de María durante su vida, desde que Jesús se perdió en el templo hasta su crucifixión. Estos son los elementos más representativos, aunque hay más, también lleva velas y otros elementos de ornato”.

El altar se completa con diversos germinados: chía, alpiste, cebada, amaranto o trigo, éstos representan la Eucaristía, es decir, el memorial de la muerte y resurrección de Jesús. Además de naranjas agrias y/o toronjas adornadas con banderas doradas que evocan el dolor de la Virgen y el sabor amargo de dichos episodios. Mientras que la imagen de la Virgen usualmente es rodeada con flores blancas o moradas.

Las velas o candelas han hecho que esta tradición sea conocida como los Incendios de Dolores, ya que durante los siglos XVII y XVIII se colocaban en gran cantidad con la finalidad de iluminar los altares. En algunas ocasiones se colocan figuritas de borregos y venados entre las semillas.

Temas

Lee También

Comentarios