Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Mayo 2019
Suplementos | Belmond Trading Company, Technology Conservation Group y Ami Recicling son las compañías que operan en la ZMG

Cementerios de computadoras y celulares en Guadalajara

Semades y compañías transnacionales se unen para emprender programas de reciclaje más eficientes

Por: EL INFORMADOR


GUADALAJARA, JALISCO.- Resucitar aparatos eléctricos por conciencia ecológica. No existen en Jalisco vertederos para tratar los residuos sólidos electrónicos, al menos operando legalmente. No hay en nuestro estado campos con paisajes áridos con lapidas y epitafios en las cuales se encontraban los restos de una grabadora o computadora.

Lo anterior es confirmado por Consuelo Correa Vela, especialista ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semades). Afirma que pudiera ser que viviendo en el sigilo, algunos vertederos que no cuentan con la infraestructura necesaria para la trata de estos residuos, operen vulnerando toda legalidad, pero reconoce que la autoridad “está rebasada”, en este sentido, “imagínate toda la gente que se necesita para poder verificar cada camión en cada municipio”.

Pese a esto, la Semades se encuentra trabajando para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen el problema de este tipo de contaminación, “hacemos monitoreos, recorridos y tenemos una cantidad grande de inspectores, pero también necesitamos de la ayuda de los municipios para lograr los objetivos”.

Erradicando la tumba
Las grandes empresas de manufactura en el Estado, tienen un compromiso signado ante la Semades, el cual las obliga, a que todos los materiales sólidos peligrosos que generen después de la postproducción sean llevados a un proceso llamado por los ambientalistas “de la cuna a la cuna” y no “de la cuna a la tumba”, señala Correa Vela mientras su mano trémula se agita para generarle un poco de aire.

Explica que los procesos llamados “de la cuna a la cuna”, se ven a diario en las calles: las personas venden o regalan sus residuos al camión recolector, o a las carcachas de los ropavejeros que pasan con su altavoz, invitando a la gente a vender desechos de todo tipo. Estos a su vez llevan esos materiales al desensamble para recuperar materiales valiosos, metales pesados y peligrosos como el balio, que lo contienen la mayoría de los electrodomésticos. El problema es lo que sigue después, otros materiales minerales y plásticos no se les da un seguimiento exacto para su reciclaje.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), señala que en tan sólo en un año se venden aproximadamente 420 millones de teléfonos celulares en todo el mundo, de los cuales sólo el dos por ciento se reciclaron, es decir más de 300 millones 600 mil fueron desechados, perdiendo así materiales valiosos como el oro, cobre, aluminio y peligrosos como el balio.

En México cuatro de 10 habitantes utilizan teléfonos móviles con una vida útil que va de los tres meses a un año. La Profepa considera que los celulares deben tener un tratado especial, pero no se consideran un residuo peligroso. Resaltan que contribuir al manejo de residuos de este tipo, trae ventajas económicas y evita daños en mantos acuíferos y pérdidas de ecosistemas.

Los millones de teléfonos que sí se reciclan son regresados a la cuna, es decir, las compañías que los fabrican, como Motorola y Nokia, las dos más grandes del mundo en producción de equipos telefónicos móviles, tienen programas de recuperación en sus oficinas en cualquier latitud de la Tierra donde tienen presencia, para que las personas lleven sus celulares y reciban un incentivo a cambio. Los desarman y reciclan logrando aprovecharlos de nuevo.

Correa Vela asegura que estos procesos son tan rentables que tres compañías establecidas en Jalisco, son las que han trabajado en conjunto con la dependencia medioambiental para hacerse de estos residuos y reciclarlos.

“La tumba se tiene que erradicar, no podemos enterrar o perder esos materiales valiosos, que son fuente de trabajo de mucha gente, cuando antes eran simples desperdicios”, finaliza.

Sólidos trueques
Belmond Trading Company, Technology Conservation Group y Ami Recicling, son las tres empresas que hacen este proceso en el Estado bajo la concesión de la Semades.

Dedicadas al manejo de residuos sólidos peligrosos, cuentan con servicio a domicilio para llegar a las personas interesadas en desechar desde grabadoras, televisores, equipos de cómputo, en fin, todos los aparatos electrónicos.

Al contrario de algunas empresas que dan un incentivo por un aparato, estas empresas cobran por el servicio que oscila desde los 240 pesos y de ahí en adelante depende la cantidad y el tipo de artículo.

Sólo se necesita llamar 3682 1030, para Trading Company; con Edgar López; al 3620 6700, para Technology Conservation, con Germán Pelayo; y al 1137 2839 para Ami Recicling, con Susana Anaya. Lo que ellos harán será desunir las piezas del producto, algunos en territorio nacional para ser reutilizados y otros enviados a alguna planta en Estados Unidos.

En el caso de Caabsa Eagle, empresa concesionada para la recolección de basura en algunos municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara, se han detectado casos en los que se llevan en los camiones recolectores residuos que no están autorizados para recibir, pero reconoce la Semades, que nunca llegan a los rellenos sanitarios, porque es “un negocio redondo”, donde el recolector de basura gana dinero por recibirlo y por venderlo.

Patentes al dominio público
Otro programa, aunque no de acopio, pero que trata de brindar conocimientos técnicos en los procesos de manufactura, es el recientemente anunciado por IBM, Nokia, Pitney Bowes y Sony, en el cual se liberarán patentes de estas empresas para el dominio público.

La disponibilidad de dichas patentes alentará a los investigadores, empresas de todos los tamaños y de todos los sectores a crear, aplicar y continuar desarrollando sus productos, procesos y servicios industriales o de consumo con conciencia sobre la preservación, conservación, protección y respeto por el medio ambiente.

Con estos beneficios, una empresa puede comprometer una patente para un proceso de fabricación que reduce la generación de residuos peligrosos, o el consumo de energía o agua, al igual cubre una solución de compras o logística que puede reducir el consumo de combustible.

Los expertos y los grandes emporios han expuesto su preocupación por la conservación ambiental y le dan a la sociedad la oportunidad de participar a través de estos programas en los procesos de la cuna a la cuna, erradicando el cementerio.

EL INFORMADOR/ RUBÉN MADRIGAL


Tienes un aparato eléctrico, recíclalo

Dell, va a tu casa
Esta empresa de manufactura de hardware para equipos de cómputo, una de las más importantes en el mercado internacional, cuenta con un programa, limitado para sus clientes, en el cual pueden acudir con su antigua computadora portátil o de escritorio a distribuidoras autorizadas de la localidad, o bien llenar una forma en el portal de la compañía www.dell.com, en el sitio de reciclaje y ellos acuden a domicilio. El cliente sólo recibe las gracias, y un cobro extra si se cancela la fecha programada para la recolección.

Motorola y Nokia
Los dos “gigantes” en fabricación de aparatos de telefonía celular, tienen programas en sus oficinas en cada entidad del país, para intercambiar un aparato que sirva o no sirva, sea o no de la misma marca por un “incentivo”, para las personas que se aventuren a realizar el intercambio y no opten por llevarlos a los camiones recolectores.

Bajo perfil en México
HP tiene en Estados Unidos, Europa, China, India y Filipinas, entre otros países, programas de reciclaje de equipo de cómputo que incluso puede ser de cualquier marca, no necesariamente HP. Pero en México sólo tiene un programa de devolución de artículos de impresión y es para "clientes de negocios selectos". Para recibir y reciclar equipos de cómputo cobran una tarifa, la cual no se especifica.

Temas

Lee También

Comentarios