Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017
Suplementos | La Secretaría de Cultura del Estado prepara una serie de homenajes a Victoriano Salado

A 150 años de enriquecer la lengua

La Secretaría de Cultura del Estado prepara una serie de homenajes que se le rendirán al académico e historiador jalisciense Victoriano Salado Álvarez
El 30 de septiembre que se celebra la fecha del natalicio de Victoriano y culminará con una cena de gala en el municipio. EL INFORMADOR / J. López

El 30 de septiembre que se celebra la fecha del natalicio de Victoriano y culminará con una cena de gala en el municipio. EL INFORMADOR / J. López

GUADALAJARA, JALISCO (16/ABR/2017).- "Sólo entre libros vi siempre a don Victoriano Salado Álvarez (1867-1931); entre libros, su ambiente natural”, describió Artemio del Valle-Arizpe (1884-1961) a uno de los hombres que con su obra enriqueció la lengua mexicana y que también impulsó el periodismo nacional. El próximo 30 de septiembre se estará celebrando el 150 aniversario del natalicio del también diplomático, académico e historiador y durante ese mes se preparan una serie de eventos en Ciudad de México, Guadalajara y Teocaltiche -su ciudad natal- para honrar su memoria y su legado cultural.

Jacinta Ruiz Rabasa, bisnieta de Victoriano está supervisando y gestionando las vías pertinentes para realizar esta serie de eventos, se acaba de reunir con la secretaria de Cultura de Jalisco, Myriam Vachez, para que la institución esté vinculada a la celebración, de hecho entre los resultados de esta reunión se destacó la realización de la Cátedra Victoriano Salado Álvarez que se llevará a cabo durante el mes de septiembre y que en lo consecutivo se estaría celebrando año con año. Además la SCJ lanzará una convocatoria para que se escriba de este personaje y salga en su revista cultural que será enfocada totalmente en él.

“Nos abrió todo el periodo de su trabajo en este año que será dedicado a Victoriano”. Además, se realizarán otras Jornadas en el Colegio de Jalisco y la Universidad de Guadalajara para que todo culmine en Teocaltiche con actividades a realizarse durante tres días -28, 29 y 30 de septiembre- donde habrá mesas de trabajo llamadas ‘tertulias’”.

“Victoriano en su época fue conocido como ‘Don Tertualino’ y platicando con el presidente municipal y la directora de Cultura de Teocaltiche, llegamos a la conclusión de que vamos a armar una sala en donde van a estar los maestros de la Universidad de Guadalajara hablando de Victoriano, pero como una tertulia. Se solicitó la participación de los estudiantes del municipio”.

Destaca Jacinta que la participación de las escuelas de preescolar, primaria y secundaria tendrá que ver con la realización de concursos de pintura, oratoria y narrativa, todo en torno a la figura de Salado Álvarez. Los maestros Jorge Souza, Selene Bueno y Guadalupe Sánchez, formarán parte del jurado que premiará a los alumnos ganadores.

El 30 de septiembre que se celebra la fecha del natalicio de Victoriano y culminará con una cena de gala en ese municipio, además de contar con la participación de la Orquesta Típica de Chapala. “Lo más importante que buscó siempre Victoriano fue la difusión de su obra, y la mejor manera es a través del conocimiento”.

Los artículos y escritos de Victoriano formaron parte de EL INFORMADOR que se pueden consultar en la hemeroteca digital a través de la página http://hemeroteca.informador.com.mx/, pero también fue uno de los principales periodistas que figuró en las páginas del diario Excélsior que en marzo pasado cumplió su 100 aniversario por lo que se realizaron diversas actividades en la UNAM que daban cuenta de la importancia del periódico y de las figuras que formaron parte de él como lo fue Salado Álvarez.

La Academia Mexicana de la Lengua también hará una ceremonia en honor a Victoriano Salado Álvarez en el Centro Cultural Casa Lamm, el día jueves 14 de septiembre de este 2017 a las 19:00 horas. Y la UNAM durante las fechas 21, 22 y 23 va a abrir mesas de trabajo que se llamarán “Las Mesas Saladinas”, en estas reuniones culturales y académicas se contará con la participación de gente de la propia universidad, así como del colegio de México y otros externos hablando de su legado.

Su relación con Jalisco

Jacinta conversa que la relación de Victoriano con Jalisco fue complicada. “Estamos hablando de 1867 cuando él nace y fue una relación un poco difícil, porque su papá, que fue abogado y su mamá que fue maestra, descubren el talento de este niño y lo mandan a Guadalajara de 14 años, llega estudiar al Colegio Liceo y ahí hubo un primer rompimiento con su tierra natal, llámese Teocaltiche. Estudia en la ciudad, se gradúa de abogado en la Escuela de Jurisprudencia que hoy corresponde a la Universidad de Guadalajara. Regresó, fue juez aquí en la ciudad, se casa con una chica de aquí, nacen también aquí sus cuatro hijos, de los cuales solamente sobrevivieron dos, mi abuela y una hermana”.

Su primera hija se llamó Elisa, falleció muy joven, luego su único hijo varón Luis falleció a los 20 años en Estados Unidos cuando Victoriano estaba desterrado y solamente vivieron Elena -la abuela de Jacinta- y Ana. “De aquí, el gobierno de aquella época, encabezado por Porfirio Díaz, lo manda llamar porque ganó un puesto como diputado y es cuando se traslada a la Ciudad de México. Su trabajo como diplomático, periodista y escritor lingüístico lo hizo moverse por todo el mundo y ya no le permitió regresar a Guadalajara, pero siempre estuvo presente su tierra, su Estado y su país, y así lo dice en un libro muy importante de sus memorias que se llama ‘Tiempo viejo, tiempo nuevo’”.

Análisis lingüístico

El material de Salado Álvarez que la familia ha traído a Jalisco ha sido a través de un proyecto que les otorga la UNAM que se llama “Obras de Victoriano” que serán 12 tomos, “hemos tenido alrededor de unos 22-25 becarios y el resultado hasta el día de hoy son dos tomos, uno es de cuentos que es con lo que empieza mi bisabuelo a ser conocido como escritor, el segundo tomo es narrativa breve en donde descubrimos muchos escritos en el periódico EL INFORMADOR”.

Estos resultados se presentaron en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en 2015 y ahora está en puerta la edición número tres que fue autorizada por la UNAM a través del Instituto Nacional de Filología y que es sobre su obra más conocida que son Episodios Nacionales. Son tomos de 800 hojas donde viene todo el análisis lingüístico que esperan presentar en la FIL 2017 como cierre y broche de oro de su aniversario 150. “Y seguiremos trabajando porque falta toda la parte diplomática, de historia y toda la parte de periodismo”.

Un hombre observador

Jacinta describe a su bisabuelo como un hombre que disfrutaba tomar su pluma y cuadernillo para plasmar lo que estaba viendo, además de descubrirle un humor peculiar. “Por eso él tenía esa amplitud de conocimiento para hacer lingüística, historia, análisis político, diplomacia y periodismo. Él siempre traía un pequeño cuaderno y lo que veía lo anotaba y de ahí desarrollaba, era una persona que dormía poco y se dedicaba a leer y escribir”.

¿Y cómo ha sido para la familia preservar su legado? ¿Es una responsabilidad? “Todo fue algo natural. Cuando él empezó a estar mal, porque muere muy joven, de 64 años, de una septicemia, estaba enfermo de una muela, no había todos los adelantos médicos en esa época; le quitan la muela, le viene esta enfermedad y muere, pero cuando se empieza a sentir mal, manda a llamar a su hija Ana -periodista también, heredó la pluma del papá- fue una de las grandes colaboradoras en el Excélsior, y le dice: ‘eres la responsable de que mi obra se difunda cuando yo me muera’”.

Entonces, Ana comienza a trabajar para publicar la obra de su padre, es la primera que recopila algunos cuentos. “Ella empieza a pedirle a mi mamá que es la nieta mayor, que se incorpore a los trabajos para difundir y dar a conocer la obra de Victoriano, muere la tía Ana, mi madre continúa y ella me manda a decir que yo me debo incorporar a todos estos trabajos”. Jacinta tuvo un acercamiento al legado de su abuelo para promoverlo en los años sesenta. Luego de que su madre muere, de 2006 a la fecha, Jacinta tomó por completo las riendas del legado de su bisabuelo.

Temas

Lee También

Comentarios