Domingo, 19 de Mayo 2024

Guía para conocer los árboles patrimoniales de Guadalajara

Guadalajara está llena de árboles históricos, inusuales y hermosos que han sido catalogados como patrimoniales por su importancia; conócelos en esta breve guía 

Fausto Salcedo

Guadalajara ha sido nombrada en distintas ocasiones como "ciudad árbol" -siendo la última vez en 2021-, galardón con el cual ciertas urbes del mundo son reconocidas por sus acciones con las cuales conservan, protegen e incrementan el arbolado urbano de sus parques, calles y avenidas. 

Esto puede ponerse a discusión por muchas razones que implican la gentrificación, la tala clandestina y la urbanización voraz que no privilegia a la flora -a veces ni al humano-, pero lo cierto es que la ciudad está llena de árboles, y muchos de esos árboles son emblemáticos. 

EL INFORMADOR/ A. Navarro

Expertos en la ciencia misteriosa de los árboles se han dado a la tarea solemne de identificar y categorizar a los árboles más interesantes de Guadalajara. Árboles que tienen relevancia debido al transcurso de los años recorridos en sus ramas, árboles inusuales, que no deberían haber crecido en este lugar del mundo, árboles legendarios cuya historia tiene los alcances del mito, y hasta árboles sobrevivientes, que se mantuvieron intactos tras las desgracias grandes en Guadalajara.   

La Academia Mexicana de Paisaje (ACAMPA) se encargó de investigar a profundidad los árboles más interesantes que dan vida a las calles de Guadalajara, y en 2020 dieron a conocer el libro Árboles Patrimonia(b)les de Guadalajara, Jalisco, en el que se recopilan 70 árboles desperdigados en nuestra ciudad, cada uno con sus virtudes únicas.

A continuación una breve recopilación de los árboles más interesantes de Guadalajara, por su relevancia histórica, social, por su forma y tamaño, por sus características inusuales, y su ubicación entre las calles de nuestra ciudad.

1

Higuera negra de la Parroquia de la Ascensión de Huentitán el Bajo

ESPECIAL/Gobierno de Jalisco 

Es el árbol más antiguo de Guadalajara. Se trata de la Higuera Negra (Ficus Crocata), localizado en la calle Volcán San Francisco, en Huentitán El Bajo, en la Parroquia del Señor de la Ascensión. Según el registro, este árbol tiene un aproximado de 284 años: casi tres siglos. 

Tiene 1.35 metros de grosor, y 20 de altura. No es un árbol monumental ni desbordado en ramajes indómitos, a simple vista parece un árbol como cualquier otro, pero ya estaba en Guadalajara desde 1735, aún desde antes de que aconteciera la Guerra de Independencia, aun desde mucho antes de que Miguel Hidalgo aboliera la esclavitud en nuestras tierras. 

2

Camichín, o el árbol del Vampiro del Panteón de Belén

ESPECIAL/ Gobierno de Jalisco

Se encuentra en el interior del Panteón de Belén, y tiene 135 años según la Dirección de Medio Ambiente. Tiene una altura aproximada de 15 metros, y emerge entre la tumba de piedra en donde yace, según la leyenda, un vampiro que aterrorizó los ayeres de Guadalajara.

El árbol sería la estaca con la que los tapatíos del siglo XIX dieron muerte al vampiro. La leyenda indica que, una vez el árbol caiga, el vampiro regresará. 

3

Laurel de la India, sobreviviente de las explosiones de 1992

ESPECIAL/Gobierno de Jalisco 

El 22 de abril de 1992, el sector Reforma de la ciudad de Guadalajara se vio sacudido por diversas explosiones que acabaron con cientos de vidas, destrozaron barrios, casas y colonias enteras, y cubrió a nuestra ciudad de muerte. Una de las calles más afectadas fue la de Gante, donde se canalizó la destrucción.

No obstante, este árbol, sobre la esquina de Gante y Calzada del Ejército, permaneció intacto ante la desolación, y es por ello que se le considera un árbol sobreviviente. Tiene un aproximado de 60 años, y una altura de 20 metros. Es conocido en su barrio como "el árbol de las explosiones". 

4

Camichín del Parque Metropolitano

Este inusual camichín se encuentra en el interior del Parque Metropolitano, cerca de las calles de Independencia y Ludwig van Beethoven. Tiene una edad aproximada entre los 80 y los 100 años, y resulta interesante debido a que creció de forma horizontal.

En algún momento de su vida este árbol se cayó, pero no murió, y se le conoce como "el árbol que caminó". 

5

Las Primaveras de la Paz

EL INFORMADOR/ A. Navarro
EL INFORMADOR/ A. Navarro

Apenas inicia la primavera, e incluso desde antes, cuando los árboles Primavera de la Paz destellan en una explosión de oro. Están ubicadas sobre La Paz, desde 16 de Septiembre hasta la calle Rayón, en la colonia Americana, y tienen una edad aproximada entre los 30 y los 60 años.

Año con año fascinan a los tapatíos, y son anuncio que a la ciudad han llegado ya la épocas del calor. 

6

Ceiba de Jardines del Bosque

ESPECIAL/ Gobierno de Jalisco
ESPECIAL/ Gobierno de Jalisco

La ceiba tiene una edad aproximada de 70 años, y una altura de 16 metros. Es un árbol distintivo de Jardines del Bosque, que da sombra a la plaza Ciudad Guatemala, en av. Los Arcos.

Según los vecinos de la zona, este árbol fue traído desde Guatemala por Luis Barragán. 

7

Parota del mercado de las flores

ESPECIAL/ Gobierno de Jalisco 

Saliendo de la estación Mezquitán del Tren Ligero, sobre la avenida Federalismo, la Parota del mercado de las flores tiene una edad aproximada de 80 años, y una altura de 16 metros.

8

Zalate de la Garita

En cierto sentido, el Zalate de la Garita podría ser el árbol más antiguo de Guadalajara, con casi 500 años de existencia. No obstante, el árbol original fue derribado por una tormenta en 1992, y lo que hoy queda de él no es más que una estaca o extensión del árbol original, por lo que ya no se le considera el más viejo de nuestra ciudad. 

Se encuentra en el interior de la primaria no. 86 "República Panamá", en la colonia El Retiro. Según la placa que acompaña al árbol, el ejemplar fue establecido en 1517, junto a la Garita de Buenavista, de donde salía la gente rumbo a Zacatecas por el camino de Huentitán. Según los dichos del barrio, de las ramas del zalate original colgaban a los bandoleros de la revolución y de la guerra cristera. 

Sobre la calle, a un costado del zalate, puede apreciarse uno de los pilares antiguos de la Garita, todavía en pie. 

Temas

Lee También