Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018
null
Internacional

Prevén que victoria demócrata en elección de EU dé respiro a México

El Partido Demócrata tiene mayores de probabilidades de ganar la mayoría en la Cámara de Representantes, lo que crearía un contrapeso a las políticas de Trump y un escollo en la búsqueda de su reelección

El Informador

A dos años de haber asumido la Presidencia tras su sorpresiva victoria, Donald Trump y sus políticas enfrentarán hoy la primera prueba de fuego, cuando millones de estadounidenses acudan a las urnas para renovar parte del Congreso y los gobiernos de 36 entidades.

Para Eduardo González, profesor del ITESM Campus Guadalajara, un probable triunfo del Partido Demócrata, ya sea en el Senado o en la Cámara de Representantes, podría provocar un mayor contrapeso a los planes de Trump y mejores noticias para México. Por ejemplo, que no prosperen las políticas en materia migratoria. “Si los republicanos obtienen posibilidades más amplias en ambas Cámaras, podrían llevar a cabo algunas modificaciones respecto a tratados comerciales, migración y seguridad, lo cual vendría a complicar el ejercicio gubernamental en nuestro país”.

Pero en caso de sufrir un revés, Alejandro Díaz, especialista en temas de Estados Unidos por el Tecnológico de Monterrey, advierte que es posible que, en caso de no tener una mayoría legítima, Trump pueda recurrir a otras acciones como los decretos para sacar adelante sus promesas de campaña.

Benjamín Temkin Yedwab, de la Universidad de Columbia Nueva York, explica que “hay una participación muy alta en la votación temprana, particularmente se nota un incremento en la participación de jóvenes y mujeres, eso parece dar una esperanza al Partido Demócrata. Lo que las últimas encuestas están mostrando en este momento, con un 85% de probabilidad, es que el House of Representative tendrá una victoria demócrata; en cambio, en el Senado, los republicanos van a conservar su mayoría con 85 por ciento”.

Por su parte, Víctor Olea, académico del ITESO, añade que “es la primera gran prueba de la administración de Donald Trump, porque funcionará como una especie de evaluación del Gobierno. Para los demócratas es muy importante esta elección porque les puede dar la mayoría en la Cámara de Representantes, para posteriormente aplicarle un speech man al presidente”.

Expertos coinciden en que los republicanos ganarán el Senado, mientras los demócratas se quedarán con la Cámara de Representantes. AP/J. Minchillo

Elecciones en EU ponen a prueba mandato de Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, siguió ayer su maratón de mítines a pocas horas de que se abrieran las urnas para los comicios a la mitad de su mandato, considerados como un referéndum sobre su persona.

Ayer participó en varios actos de campaña en Cleveland, Ohio; Fort Wayne, Indiana, y después Cape Girardeau, en Misuri. “Todo lo que hemos creado y lo que hemos logrado está en juego”, dijo Trump a la multitud en Cleveland.

Pese a que el nombre de Trump no está en las papeletas, está claro que las elecciones son un referéndum sobre su Gobierno, en las que están en juego la totalidad de los escaños en la Cámara de Representantes, un tercio de los puestos del Senado, 36 gobernadores y docenas de legislaturas estatales.

Los estadounidenses asisten al final de una campaña que estuvo marcada por dos violentos incidentes: el envío de paquetes con explosivos a prominentes líderes opositores y la masacre en una sinagoga en Pittsburgh donde murieron 11 personas.

Los dos hechos motivaron acusaciones de que Trump alienta la violencia con sus tuits incendiarios y discursos cargados de duros comentarios contra sus opositores.

Pero el mandatario estadounidense reaccionó culpando a los periodistas críticos de alimentar el extremismo.

En el ambiente electrizado de sus mítines, Trump saca partido de su experiencia como presentador de televisión, logrando cautivar a su público y colocarse en el centro del debate.

Con un estilo que mezcla las declaraciones grandilocuentes, el lenguaje llano y los toques de un humor cruel con el que fustiga a sus detractores, Trump coloca a los votantes en la vicisitud de elegir entre su gestión, en la cual la expansión de la economía llevó al desempleo a un mínimo de 3.7%, y su visión de la seguridad, y las posturas de los demócratas, a los que califica de izquierdistas extremos.

“Si los demócratas radicales toman el poder, van a lanzar una bola de demolición contra nuestra economía y contra nuestro futuro”, advirtió.

La estrategia de centrar todo el debate político sobre sí mismo es una apuesta, al igual que el viraje de su discurso, que pasó de elogiar los logros económicos de su gestión a una narrativa dura (que algunos califican de racista) en la que ha denunciado la inmigración ilegal como una “invasión”.

A pocos días de las elecciones, Trump envió a más de cuatro mil 800 efectivos a la frontera con México y sugirió que si los migrantes centroamericanos que marchan por miles en caravanas hacia Estados Unidos tiraban piedras a los agentes, éstos podrían responder con tiros, aunque después se retractó.

Los demócratas “quieren imponer el socialismo en nuestro país. Y quieren borrar las fronteras de Estados Unidos”.

Esta táctica le funcionó en 2016 cuando, en contra de todos los pronósticos logró salir elegido, pero estos discursos también irritan a muchos, lo que les ha dado a los demócratas una esperanza de una mayor movilización.

CLAVES

El enigma del voto latino

  • Uno de las mayores interrogantes es cómo reaccionará el electorado a la agresiva retórica de Trump contra la inmigración y específicamente si esto afectará de una forma u otra al voto latino, en un país donde 29 millones de hispanos están registrados para sufragar.
  • Pese a que el presidente estadounidense tiene el rechazo mayoritario de la comunidad latina, casi 30% de los votantes hispanos lo apoyaron en 2016.
  • En Estados Unidos, los presidentes suelen perder terreno en el Congreso en las primeras elecciones de mitad de mandato, pero una economía fuerte podría ayudar a Trump a romper este precedente.
  • Según una encuesta encargada por el diario The Washington Post y ABC News, los demócratas tienen ventaja de 50% frente a 43% en la Cámara Baja, pero esta diferencia se ha reducido desde los 14 puntos con los que contaban en agosto.
  • Sin embargo, los sondeos no muestran la correlación con la gente que realmente votará y en este punto incluso los pronósticos de tormenta en el Este del país podrían tener un impacto.
  • Los demócratas sacaron su principal arma en los últimos días de campaña: el expresidente Barack Obama, que el domingo salió a auxiliar a un candidato demócrata en Indiana que podría perder su escaño. “El carácter de nuestro país está en la papeleta”, dijo Obama, fustigando los escándalos judiciales que han marcado el gobierno de Trump. “Las elecciones pueden ser las más importantes de nuestras vidas”, reiteró ayer en Twitter.

GUÍA

¿Qué se elige?

  • Estados Unidos tiene este martes las elecciones de medio término, conocidas como midterms. En esta ocasión se elegirán a todos los miembros de la Cámara de Representantes (435 asientos) y un tercio del Senado (35 curules).
  • Además de la importancia que estas elecciones tendrán en el Congreso de Estados Unidos, la votación también se considera un “referéndum” sobre el presidente del país, Donald Trump. Según un análisis de Gallup, los presidentes con baja popularidad (como es el caso de Trump) pierden en las midterms una media de 37 asientos en la Cámara de Representantes. Todos los sondeos apuntan en esa dirección: si no fallan, los demócratas lograrán tener de vuelta el control de la Cámara Baja sin problemas.
  • El país también elige a 36 gobernadores, en Estados tan importantes o significativos como Florida.
  • La elección de las gobernaciones, aunque menos suculenta o brillante que las del Congreso de la capital, tiene este año un premio escondido de mucho valor.
  • Con el censo a la vuelta de la esquina, previsto para 2020, se asoma el nuevo dibujo de los distritos electorales en función de población: tener el poder en los Estados permitirá ser la mano dibujante y, por tanto, usar el conocido “gerrymandering” a su favor.

Hay cifra récord de mujeres y minorías

Una cifra récord de mujeres y de candidatos pertenecientes tanto a minorías étnicas como de género participan en las elecciones intermedias de EU, impulsados en buena medida por su oposición a las políticas de Trump.

Las elecciones, que se celebran este martes, definirán no sólo 39 gobernadores sino la composición futura de las dos Cámaras del Congreso, así como varias legislaturas locales. Determinarán asimismo los retos políticos que enfrentará Trump en la segunda parte de su Gobierno.

Más de una cuarta parte de los cientos de candidatos a puestos de elección popular en Estados Unidos son mujeres, lo que incluye 84 mujeres de color. Esa cifra es un aumento de 42% respecto de las elecciones generales del 2016.

También se reportan al menos 216 candidatos de color; es decir, afroamericanos, latinos, indígenas americanos y de origen asiático; y 26 candidatos que abiertamente se identifican como LGBT, una cifra más de cinco veces mayor a la de las pasadas elecciones intermedias de 2010.

Estos candidatos compiten en un contexto sin precedentes, con campañas que han apelado de manera abierta a sentimientos xenofóbicos y racistas, y con incidentes de odio e intolerancia que han ocupado a la opinión pública en las semanas recientes.

Las candidatas mujeres y de minorías, la gran mayoría de los cuales compite por el Partido Demócrata, se enfrentan contra los mensajes de un presidente que ha hecho de la retórica anti-inmigrante el eje principal de las campañas para promover candidatos de su partido.

De acuerdo con el grupo civil Emily’s List, encargado de respaldar candidaturas de mujeres progresistas, un total de 42 mil mujeres en Estados Unidos expresaron su interés por competir por algún puesto de elección popular en este ciclo electoral.

Un triunfo del Partido Demócrata, ya sea en el Senado o en la Cámara de Representantes, provocaría un mayor contrapeso a los planes de Donald Trump y mejores noticias para México. AFP/N. Kamm

“Estamos en un momento sin precedentes para las mujeres en la política. En enero, habrá un número histórico de mujeres en cargos electos”, afirmó Stephanie Schriock, presidenta de Emily’s List. Entre las mujeres progresistas sobresale Stacey Abrams, quien compite por el Gobierno del Estado de Georgia, y quien sería la primera gobernadora afroamericana en la historia de Estados Unidos.

Resalta además Michelle Lujan Grisham, quien compite en Nuevo México y quien de triunfar sería la primera gobernadora demócrata. Lujan Grisham sucedería a Susana Martínez, republicana y primera gobernadora latina en la historia de EU.

Otros candidatos minoritarios que podrían hacer historia en este ciclo electoral son Marsha Blackburn, primera senadora mujer por el Estado de Tennessee; y Jared Polis, primer gobernador abiertamente gay, compitiendo por Colorado.

Los temas

  • La campaña estuvo marcada por temas polémicos, como migración, violencia o el movimiento #MeToo, siempre con la figura omnipresente de Donald Trump.
  • Ante la “guerra comercial” en que se embarcó el Gobierno de Donald Trump, la renegociación de tratados internacionales, el sólido crecimiento económico y el pleno empleo, la economía también fue uno de los temas centrales de la campaña.
  • Las cuencas mineras e industriales aprecian las medidas proteccionistas de Trump. Pero los agricultores sufren las represalias que los socios de Estados Unidos aplican a esa política, aunque algunos productores rurales no han retirado su apoyo al mandatario, dando crédito a su afirmación de que las dificultades serán temporales, y que luego vendrá la recuperación.
  • En salud, los demócratas han insistido con un poderoso mensaje a los electores: si los republicanos refuerzan su control del Congreso, destruirán su cobertura de salud, un tema importante en un país donde no existe un sistema de salud universal.
  • La reforma que impulsó el presidente Barack Obama permitió a millones de personas acceder a cobertura sanitaria, y Trump no ha podido cumplir con su promesa de campaña de acabar con el sistema conocido como Obamacare.
  • Conscientes de que esta es una de las principales preocupaciones de los votantes de todos los sectores, los republicanos han prometido, tardíamente, que garantizarán que las personas con enfermedades crónicas tengan acceso a un seguro de salud asequible. “Es mentira”, dijo Obama el pasado viernes.

Posible victoria demócrata

Un probable triunfo del Partido Demócrata en las elecciones intermedias de Estados Unidos, ya sea en el Senado o en la Cámara de Representantes, podría provocar un mayor contrapeso a los planes del actual presidente Donald Trump y mejores noticias para México, afirma Eduardo González, académico del Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara. Esto significaría la posibilidad de que no prosperen políticas en materia migratoria y de otro tipo que puedan afectar a nuestro país, consideran expertos. “Si los republicanos obtienen las posibilidades más amplias en ambas Cámaras, podrían llevar a cabo algunas modificaciones respecto a tratados comerciales, migración, seguridad, lo cual vendría a complicar el ejercicio gubernamental en nuestro país los dos primeros años al menos”.

“Como vecinos, no estaría del todo mal que el triunfo fuera de los demócratas y se reparta el poder en Estados Unidos, esto le da cierto margen de maniobra a México, más que si tuviera solamente un partido el poder absoluto de las cámaras”.

La actual elección significará para Trump la oportunidad de obtener una mayoría legislativa para cumplir sus promesas no completadas. “De obtener la mayoría en las dos cámaras, me parece que la gran ventaja para Trump sería legislar de manera más agresiva algunos de los proyectos propuestos en la campaña electoral. Si no es así, su presidencia se debilitaría de manera sustantiva”.

En el mismo sentido converge Alejandro Díaz, especialista en temas de Estados Unidos por el Tecnológico de Monterrey, aunque ve posible que, en caso de no tener una mayoría legítima, Donald Trump pueda recurrir a otras acciones como los decretos para sacar adelante sus promesas de campaña. “Un presidente con mayoría puede promover una legislación que, en efecto, pueda movilizar políticas muy restrictivas en materia migratoria como el famoso muro, y la movilización constante de las Fuerzas Armadas en la Frontera”, consideró Díaz.

Para el Partido Demócrata, obtener la mayoría en el Senado o en la Cámara de los Representantes también representa una última oportunidad para competir con garantías contra Donald Trump en unas futuras elecciones presidenciales.

“Si los demócratas no salen victoriosos hoy, me parece que se pueden ir olvidando de obtener la Presidencia en dos años más, así de importante es la elección para ellos”, concluyó Eduardo González, profesor del ITESM-Campus Guadalajara.

La importancia del Congreso

El Poder Legislativo redacta las leyes propuestas, confirma o rechaza las nominaciones presidenciales de los jefes de las agencias y jueces federales y de la Corte, además tiene la autoridad para declarar la guerra.
El Congreso está constituido por el Senado y la Cámara de Representantes, así como agencias y oficinas especiales que brindan servicios de apoyo.

Hay dos senadores elegidos por Estado, que suman 100 en total. Un período en el Senado es de seis años; no hay límite para la reelección.

En la Cámara de Representantes  de Estados Unidos hay 435 diputados, que se dividen entre los 50 Estados en proporción a su población total. Existen otros delegados sin derecho a voto que representan al Distrito de Columbia y otros territorios.

Un representante sirve un término de dos años; tampoco hay límite para la reelección.

Stacey Abrams, candidata demócrata al gobierno de Georgia, podría ser la primera gobernadora negra. AP/S, Morton

Definen futuro presidencial

La elección intermedia de Estados Unidos definirá el futuro de la presidencia de Donald Trump, incluyendo una probable reelección en 2020, considera Eduardo González, académico del Tec de Monterrey. “De obtener la mayoría en las dos Cámaras, me parece que la gran ventaja para Donald  Trump sería legislar de manera más agresiva algunos de los proyectos propuestos en su campaña electoral. Si no es así, su presidencia se debilitaría de manera sustantiva.

De acuerdo con estimaciones del experto, el Partido Republicano (al cual representa Trump) tiene un 66% de posibilidades de hacerse con la mayoría del Senado. Sin embargo, el Partido Demócrata posee un 76% de posibilidades para ganar la mayoría de la Cámara de los Representantes, actualmente dominada por los republicanos.

“Lo que al inquilino de la Casa Blanca siempre le preocupa en las elecciones intermedias, es asegurar condiciones favorables para buscar su reelección”.

Recuerda que, en los últimos 80 años, el partido que tiene la presidencia sufre una derrota al menos en una de las dos cámaras en las elecciones intermedias, por lo que el escenario parece que no cambiará demasiado.

El profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey en la Ciudad de México, Alejandro Díaz, vislumbra los resultados de las elecciones a la inversa: una mayoría republicana en la Cámara de los Representantes y una mayoría demócrata en los Senadores.

Sin embargo, para Trump y los republicanos el mejor resultado será preservar al menos una de las dos legislaturas. “El escenario más pesimista es que el Partido Republicano se vea bajo la posibilidad de perder la mayoría en las Cámaras, perder gubernaturas, pero parece que no va a ocurrir, y eso en sí mismo, se leerá como ‘no nos fue tan mal’”.

Wall Street cerró el lunes en orden

Wall Street cerró ayer con sus índices dispersos cuando los inversores apostaron a valores considerados menos volátiles en la víspera de las elecciones legislativas de Estados Unidos.

El índice industrial Dow Jones subió 0.76% a 25.461,70 puntos; el Nasdaq, de valores tecnológicos, perdió 0.38% a 7.328,85, y el S&P 500 dejó 0.56% para quedar en 2.738,31 unidades.

“Pocas cosas importan hoy más que las elecciones de mañana (este martes)”, dijo Phil Davis, de PSW Investments.

Varios escenarios se han diseñado sobre estas elecciones en el Congreso y muchos analistas creen que los republicanos de Trump retendrán su actual mayoría en el Senado, pero la perderán en la Cámara de Representantes.

Empero, “las verdaderas inquietudes de los mercados se sitúan más en torno a las tasas de interés, las tensiones comerciales con China y el enlentecimiento del crecimiento de economías extranjeras”, acentuó Patrick O’Hare, de la firma Briefing.

Los mercados se preparan para la reunión de política monetaria de dos días que la Reserva Federal de Estados Unidos abrirá este miércoles y de la que no se espera un incremento de las tasas de interés, pero sí señales sobre la marcha de la economía.

En el mercado de obligaciones el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajaba a 3.201% contra 3.212% del viernes, y el de los bonos a 30 años era de 3.434% contra 3,454% de la jornada previa.

¿Qué preocupa?

Las verdaderas inquietudes de los mercados son tres:

  • Las tasas de interés.
  • Las tensiones comerciales con China.
  • El enlentecimiento del crecimiento de las economías extranjeras.

Sigue: #DebateInformador

¿Las políticas públicas de Donald Trump serán suficientes para ganar este martes el Congreso de Estados Unidos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador