Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 24 de Mayo 2018
null
Economía

Por garantía y precio, crece la venta de nuevas marcas de vehículos

Aunque la industria en su conjunto tuvo una caída en ventas, marcas como KIA, Hyundai y Suzuki superaron sus marcas anteriores

El Informador

Aunque marcas tradicionales como General Motors, Nissan y Volkswagen siguen liderando la compra de vehículos, la novedad es que los mexicanos están apostando por adquirir nuevas marcas que ofrecen diseños innovadores y precios atractivos, coinciden líderes del gremio automotriz en Jalisco.

Mientras en 2017 las tres principales armadoras mencionadas cerraron el año con números negativos, hubo marcas que alcanzaron un notable incremento en ventas, lideradas por la coreana KIA (con un crecimiento de 49.2%) Hyundai (28.2%), Suzuki (26%), Mercedes Benz (22%) Subaru (17.7%) y Peugeot (13%). 

De las 13 marcas que ascendieron sus ventas, siete son asiáticas: Honda, KIA, Suzuki, Isuzu, Hyundai, Subaru y Toyota, dejando atrás a las estadounidenses que durante muchos años fueron las preferidas por los mexicanos (Ford, Chrysler y General Motors). 

Los allegados al sector explican que el cambio de tendencia se debe no sólo a los nuevos diseños y tecnologías implementadas por las marcas de reciente llegada al país, sino por los menores costos, planes de financiamiento más agresivos y precios más competitivos.

Con el mayor crecimiento en el sector, KIA Motors cerró el año pasado con un aumento en sus ventas del 49.2% respecto a 2016, colocando 86 mil 713 unidades en los últimos 12 meses.

Aunque la industria en su conjunto tuvo una caída en ventas, Juan Pablo Arrellano, director de KIA Dalton López Mateos, explica que esta marca tuvo un crecimiento gracias a la suma de varios factores: precios atractivos, costos de servicios y mantenimiento accesible, seguridad, diseño, equipamiento y tecnología, así como calidad en el servicio al cliente. Sin embargo, el principal diferenciador es la garantía por siete años, que no ofrece ninguna marca en el país. Además, cuentan con programas de financiamiento accesibles a largo plazo.

Jalisco

Entre enero y noviembre de 2017 se comercializaron 108 mil 808 autos nuevos en Jalisco, lo que representó una leve disminución de 1.5% comparado con el mismo lapso del año anterior, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En contraste, en 12 entidades aumentaron los compradores de vehículos: Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Colima, Michoacán, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa y Sonora.

La inflación

La inflación es de los factores que más ha afectado la decisión de compra de un auto nuevo. 

En la primera quincena de diciembre, la inflación del precio de los vehículos fue de 6.87 por ciento.

La automotriz coreana KIA tuvo un crecimiento de 49.2% el año pasado. AFP/G. Robins

Venta de SUVs crece más que la de autos compactos

En el 2017, en México se vendieron 345 mil 633 camionetas SUV, 6% más frente a lo registrado el año anterior. Se trata del único segmento que registró un crecimiento, en contraste con los vehículos subcompactos, compactos, de lujo, deportivos, camiones ligeros y pesados que muestran una caída, según datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

También en Jalisco la demanda de camionetas SUV ha crecido exponencialmente, pues muchas personas que renuevan sus vehículos compactos encuentran en la oferta de SUV algo mejor por un precio similar, coinciden líderes del gremio automotriz. 

Jorge Rodríguez López, director de AMDA en Jalisco, comenta que el año pasado fue el único segmento que tuvo un crecimiento en las ventas, “es un vehículo 100% familiar y, al hablar de un segmento familiar, se tiene mayor poder adquisitivo… también se abarató su precio y a mayor cantidad de marcas, entran en una competencia de facilidades y precios”.

Alejandro Camarena, especialista del sector automotor, considera que estos vehículos son cada vez más aceptados ante las comodidades que ofrecen, frente a los compactos tradicionales, “los consumidores están buscando comodidad, espacio y rentabilidad”.

Sin embargo, los vehículos que prioritariamente se adquieren son los compactos y subcompactos, en donde influyen el costo, edad y sector que los elige. El año pasado se vendieron un millón 530 mil 317 unidades en el Estado, de las cuales 556 mil 834 fueron subcompactos (36.3%) y 340 mil 380 compactos (22.2%). 

El precio es un factor decisivo para el comprador: mientras que el precio de un auto compacto se encuentra entre los 150 mil y los 300 mil pesos, el costo de una SUV aumenta entre los 400 y  los 600 mil pesos, en promedio.

“Los jóvenes siempre buscan cualquier tipo de ahorro, el consumidor estudia muchísimo lo que va a adquirir y aunque no el precio no es el fundamento más importante para comprar un auto chico, la facilidad con la que te mueves por la ciudad y la seguridad, son factores importantes”, detalló Camarena.

En el caso de KIA Motors, por ejemplo, sus modelos Rio y Sportage (son los más vendidos en el país, y en tercer lugar  Forte. “Tiene que ver con el perfil del cliente y la economía, (los autos compactos) son más económicos en rendimiento de gasolina, la gente busca buenos servicios y bajo costo de mantenimiento”, señala Juan Pablo Arrellano, director de KIA Dalton López Mateos, quien apunta que la venta de SUV ha aumentado debido a  su tamaño, comodidad, seguridad y precio.

En otra arista, del total de unidades, la mayoría se compra en la Zona Metropolitana de Guadalajara, mientras que una cuarta parte fueron vendidos en Autlán, Ciudad Guzmán, Lagos de Moreno, Ocotlán, Puerto Vallarta y Tepatitlán.

En el 2017, en México se vendieron 345 mil 633 SUV, 6% más que el año anterior. AFP/J. Watson

CLAVES

Siete de cada 10 optan por el financiamiento

Estadística. Hasta 70 de cada 100 vehículos vendidos en agencias del país son comprados con algún tipo de financiamiento. En los primeros 11 meses de 2017, 935 mil 414 unidades fueron compradas con un crédito, principalmente de las financieras de las agencias y en menor medida de los bancos.

Créditos. El problema es que las tasas de interés para adquirir un crédito automotriz se dispararon el año pasado. “El año pasado la tasa promedio era de 9% y ahora el segmento de los compactos y subcompactos tienen las tasas más altas… están entre 13% y 14%”, destaca Alejandro Camarena, al frente de Grupo Camarena.

Opción. Pese al aumento de las tasas, Jorge Rodríguez López, director de AMDA en Jalisco, señala que la mayoría de los compradores de autos siguen optando por contratar con un crédito con las financieras de las marcas, ya que ofrecen mejores facilidades de pago, plazo, tasa y enganche.

Apuesta. La gente sigue apostando por el tema de financiamiento, muy pocos compran un auto de contado, señala Juan Pablo Arrellano, director de KIA Dalton López Mateos, quien detalló que la financiera de KIA admite tres de cada cuatro solicitudes de crédito. La marca aumentó las ventas porque la financiera optimizó los procesos para la aprobación de créditos, como mayor agilidad en la revisión de expedientes y prontitud en la aprobación, “eso nos ha permitido tener mayor empuje y que la gente tenga una respuesta de manera inmediata”, aunado a la diversidad de alternativas crediticias para todos los perfiles.

Piden medidas fiscales

Para repuntar la venta de vehículos este año, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) en Jalisco recomienda establecer una serie de beneficios fiscales, como incrementar el tope para que una unidad sea deducible y disminuir el plazo para la depreciación.

El otro pedido al Gobierno federal es restringir la importación de autos usados que no cumplan los requisitos, mientras que a nivel estatal se pueden retomar programas de “chatarrización” exitosos, como el que implementó la administración de Emilio González Márquez para renovar las unidades obsoletas que circulaban en la Entidad.

Alejandro Camarena, director de Grupo Camarena, opina que la compra de autos se podría incentivar con programas de chatarrización, además de crear con las financieras un paquete de incentivos para bajar las tasas y desarrollar un historial crediticio, “que el Gobierno pueda aportar un tipo de bonificación a la financiera o al usuario”.

Juan Pablo Arellano, al frente de KIA Dalton López Mateos, indica: “Debemos enfocarnos en el cliente y buscar alternativas que se adecuen a sus necesidades, enfocarnos 100% a la calidad en el servicio a clientes”, apuntó, quien prevé que el próximo año la marca coreana tenga un crecimiento de 13% en sus ventas para llegar a las 100 mil unidades.

Faltan incentivos para autos verdes

La falta de infraestructura de recarga también inhibe la compra de autos eléctricos. EL INFORMADOR/Archivo

Aunque en los primeros ocho meses del año pasado la venta de vehículos híbridos y eléctricos en Jalisco aumentó 12% respecto al mismo lapso del año previo, las ventas siguen rezagadas por la falta de incentivos, como los implementados en otros países.

Entre enero y agosto de 2017 se comercializaron 458 vehículos ahorradores en Jalisco, mientras que a nivel nacional, las ventas llegaron a seis mil 473 unidades que funcionan con tecnologías limpias, de acuerdo con cifras de la AMDA.

Juan Pablo Arrellano, director de KIA  Dalton López Mateos, explica que la poca penetración en el mercado de los híbridos se debe a la falta de infraestructura de recarga, a los pocos incentivos gubernamentales y que el cliente no ve el beneficio en relación al precio, por lo que es cuestión de tiempo el poder incrementar  la venta de estos vehículos. 

En la Entidad, los automotores eléctricos quedan exentos al 100% del pago anual del refrendo, así como de la dotación de placas y del Impuesto Sobre Adquisición de Vehículos Usados, en caso de llevar a cabo estos trámites. Por otra parte, a las unidades híbridas se les cobra sólo 50% de la cuota total establecida en los tres conceptos.

Para subsanar este rezago, los allegados al gremio proponen fortalecer las medidas fiscales para hacer más atractiva la compra de estas unidades. 

La industria automotriz supera récord en producción en 2017 

La exportación de vehículos a Estados Unidos también reporta cifras inéditas. NOTIMEX/Archivo

Pese a la caída nacional de las ventas de vehículos y la incertidumbre que generó la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el año pasado la industria automotriz mexicana alcanzó un récord en producción y exportación de vehículos.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la producción concluyó el año con un crecimiento de 8.9% respecto a 2016, con la fabricación de tres millones 773 mil vehículos, mientras que se exportaron tres millones 102 mil autos, 12.1% más respecto al año anterior.

En el desglose por país, los envíos a Estados Unidos alcanzaron un máximo histórico, con dos millones 335 mil unidades enviadas, que representan 75% del total de los envíos de vehículos. El resto se exportó a Canadá, Alemania, Colombia, Brasil, Argentina, Chile, Italia, Puerto Rico y China.

El monto de las exportaciones significa la cifra más alta que reporta la industria en la historia, y el aumento porcentual más grande desde 2011. “No sólo exportamos más al mundo sino también a Estados Unidos, aún con la incertidumbre de la renegociación de acuerdos”, expresa Eduardo Solís, presidente de AMIA. 
 
Destaca que casi 14% de los vehículos comercializados en Estados Unidos es armado en México, la mayor participación alcanzada por el sector en la historia. 

Jorge Rodríguez López, director en Jalisco de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), estima que los indicadores de producción y exportación seguirán al alza este año “de manera moderada por la incertidumbre del TLCAN, el comportamiento del tipo de cambio, tasas de interés y valor de los vehículos”.

La estimación de la AMIA para este año es que la industria automotriz produzca más de cuatro millones de automóviles, cifra 10% mayor a los vehículos fabricados el año pasado; mientras que la exportación rondará 3.2 millones de unidades.

Acentúa que la producción y exportación de autos mantienen un crecimiento constante porque México se ha convertido en el octavo fabricante en el mundo, por la mano de obra de calidad, la instalación de armadoras atraídas por el mercado estadounidense, y por la especialización en la producción.

En tanto, Alejandro Camarena, director general de Grupo Camarena, añade que la producción de vehículos se ha incrementado en los últimos años porque las unidades fabricadas en el país tienen alta demanda en otros países, “las unidades se están vendiendo en otros países, se están exportando más autos y por eso aumenta la producción”.

Las armadoras con mayor volumen de producción fueron Nissan, con 829 mil 262 unidades; General Motors, con 805 mil 758 unidades, y Fiat Chrysler, con 638 mil 653 unidades. Mientras que los vehículos de mayor exportación fueron el Sentra, con 283 mil unidades; Versa y el Nuevo Jetta, con 205 mil cada uno.

Sigue: #DebateInformador

¿En qué marca automotriz confía más y por qué?

Participa en Twitter en el debate del día @informador