Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Agosto 2018
TONALA, JALISCO. MEXICO. 13 DE MARZO DE 2006. EN EL CRS CENTRO DE READAPTACION SOCIAL ALGUNOS PRESOS PREFIEREN TRABAJAR DENTRO DE LOS DIVERSOS TALLERES COMO CARPINTERIA, BOLSAS, BARRO, MECANICA, LAMINADO Y PINTURA, ARTESANIAS. ETC PARA PODER SACAR ALGO DE DINERO PARA SUS COSAS PERSONALES, PUENTE GRANDE, CERESO. EL INFORMADOR. FOTO: RENE PEREZ
Jalisco

Pocos avances en plan de reinserción social

Desde hace un año se conformó una comisión para brindar apoyo a las personas que salieran de prisión, pero hay fallas entre dependencias 

El Informador

José Martín Arias duró más de 12 años en prisión por robo, lapso en el que se propuso mejorar su situación cuando saliera, un problema para los ex reclusos toda vez que es difícil que las empresas les den oportunidades. En prisión aprendió el oficio de la bisutería con el que, a pocas semanas de salir, pudo autoemplearse con buenos ingresos. Él es un ejemplo de éxito entre los liberados.

Sin embargo, a un año de conformar la Comisión Intersecretarial de Reinserción Social de Jalisco, han sido pocos los avances en apoyos y en el proceso de readaptación de excarcelados, pues al revisar entre las dependencias que la integran, pocas manifestaron saber de su tarea.

Por ejemplo, la Procuraduría Social, pieza clave en el seguimiento de liberados, indicó que el área que contaba con la información era la Fiscalía Central. El DIF en Jalisco no sabía que formaba parte de la comisión; la Secretaría de Cultura respondió que apoyaba con becas, pero desconocía si había beneficiados. Y la Secretaría de Desarrollo e Integración Social expuso que no les habían solicitado actividades (lo que puede deberse a que la comisión sólo ha sesionado en dos ocasiones).

Durante el anuncio de su instalación, el 18 de noviembre de 2016, se informó que se crearían programas para la promoción del trabajo, educación, salud y deporte, también se impulsarían los derechos humanos y la reinserción laboral de liberados, atención a las adicciones y salud, etcétera. “Con la instalación de esta comisión, Jalisco cumple con el Programa Nacional para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia 2014-2018, que tiene como objetivos reducir la vulnerabilidad ante la violencia y delincuencia de la población en atención prioritaria”, aseguró en su momento el secretario general de Gobierno, Roberto López Lara, quien no dijo cuándo ni cómo.

En 2016 la población penitenciaria en Jalisco era de 16 mil 014 personas, de las que 15 mil tenían expectativas de reinserción laboral. Y al 30 de noviembre pasado dicha población redujo mil 500 personas. No obstante, de acuerdo con cifras de la Secretaría del Trabajo, sólo se ha dado empleo a seis, confirmó su titular Tomás Figueroa Padilla. “Hasta ahorita hemos recibido y atendido a 20 personas que ya compurgaron una pena, de los cuales seis han sido colocados en un empleo estable”.

Marco Antonio González Mora, investigador de la UdeG, señaló que la reinserción es importante porque previene la reincidencia. “Debe ser la prioridad más elemental si realmente quieren bajar los índices de inseguridad”.

Érika Loyo, presidenta del Instituto Jalisciense de las Mujeres, consideró importante convocar a más sesiones de la comisión. “Habría que fortalecer los trabajos en términos de que las sesiones no fueran tan espaciadas y de que en realidad pudiésemos involucrar a toda la sociedad, no sólo a las instituciones”.

CLAVES

Acuerdos en las dos reuniones del comité

Primera reunión

  • Propuesta para gestionar modificaciones para el requisito de entrega de la “Carta de no Antecedentes Penales” a los preliberados. Pedir a los empresarios que mientras no sea liberada se solvente este requisito con una “Carta beneficio”, análoga a la de no antecedentes
  • Pedir a la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública la construcción del “Hospital Psiquiátrico Penitenciario”, pues se cuenta con 259 enfermos psiquiátricos crónicos y mil 82 psiquiátricos ambulatorios.
  • Crear un modelo de atención de reinserción temprana.

Segunda reunión

  • La Secretaria de Cultura dará capacitación a un representante por centro penitenciario para la creación del programa “Promotores de lectura”.
  • Como parte del modelo de atención de reinserción temprana, la Comisaría de atención a Preliberados y Liberados y la Secretaría del Trabajo evaluarán el proceso de reinserción de personas preliberadas para incluirlas al programa Mano con Mano  a partir del ejercicio 2018.
En 2016, 15 mil de los 16 mil 014 presos en el estado tenían expectativas de reinserción laboral, pero hasta ahora sólo se han empleado seis. EL INFORMADOR/Archivo

“Sólo hace falta querer superarse”

Diversos factores influyeron en que José Martín Arias, quien estuvo 12 años encarcelado por robo, buscara mejorar su vida al salir de prisión. El principal fue superarse. “Fue la necesidad estando allí adentro, porque en ese tiempo falleció mi papá y no tuve el apoyo familiar para la visita. Fue la manera en que tuve la visión de que me gustara hacer pulseritas y eso fue lo que me gustó, ideando cosas diferentes, para salir adelante”.

A los seis meses de estar en la cárcel, uno de sus compañeros le enseñó a trabajar con bisutería, por lo que comenzó con sus diseños en el interior de su celda, pues no existe un taller de ese oficio dentro del reclusorio. Fue que comenzó a vender lo que fabricaba en la terraza y se dio cuenta de que sí era negocio, tanto que llamó la atención de otros que comenzaron a imitarlo. 

Cuando su hermana cumplió la mayoría de edad se puso en contacto con ella y le pidió que le arrimara materiales para producir más. Así, en la misma terraza otros compañeros le pedían mercancía para revender gracias a la calidad de su trabajo, el cual pulió por sus propios medios. “Allá adentro casi no hubo apoyo (del Gobierno), más bien de la familia. Pero llegando aquí sí hubo mucho apoyo y motivación”.

Cuando salió —hace unas semanas— se integró a una carpintería por medio de un “fiador laboral”, quien da trabajo a los excarcelados que aún no cuentan con documentos y reporta la conducta de sus empleados ante los jueces.

Sin embargo, sus ingresos eran muy pocos, mil semanales, por lo que regresó a la Comisaría de Preliberados y Liberados para solicitar que pudiera autoemplearse, para lo que el fiador los debe liberar y el seguimiento corre ahora a cargo del Gobierno.

La idea fue buena, pues en la Comisaría le dieron promoción a su trabajo. Ahora, sus ventas son de más de tres mil pesos semanales y apenas empieza. “Nada es difícil en esto, nomás querer, echarle ganas y salir adelante”.

Artículos elaborados por internos del Reclusorio Preventivo de Guadalajara. EL INFORMADOR/Archivo

Las empresas deben sumarse: Comisaría de Preliberados y Liberados 

Desde la Fiscalía de Reinserción se busca que las empresas en Jalisco, como parte de su responsabilidad social, se sumen para dar oportunidades a las personas que ya cumplieron su condena en algún centro penitenciario, a fin de otorgar este derecho constitucional a los excarcelados (el de una reinserción social), expuso Elizeth Salcedo Topete, coordinadora de Proyectos Productivos y Bolsa de Trabajo de la Comisaría de Preliberados y Liberados.

Sin embargo, actualmente sólo tiene registro de dos personas que obtuvieron un empleo formal en una de las pocas empresas que se han ofrecido a contratar a liberados. Lo anterior, pese a que su labor es enviar al personal adecuado.

“Yo no canalizo a cualquier preliberado, se tiene que hacer un filtro y ese filtro es que esté fuera de drogas y que tenga buen comportamiento familiar y social… se le aplica una batería sicológica para no mandar problemas a las empresas. Si yo detecto en este filtro una persona con problemas primero le doy la atención de rehabilitación, clínica, sicológica y médica, una vez que sanó se canaliza ahora sí a una empresa, para que nos sigan abriendo las puertas”.

Admitió que existen casos donde los liberados desertan o que simplemente no quieren apoyo, lo que depende de la personalidad de cada uno.

Secretaría del Trabajo facilitará empleo temporal

Entre los pocos acuerdos que se han tomado en la Comisión Intersecretarial de Reinserción Social, se propuso a principios de noviembre pasado generar el Modelo de Atención de Reinserción Temprana (MART), que implica dar trabajo temporal inmediato a los ex reclusos, confirmó Tomás Figueroa, secretario de Trabajo y Previsión Social.

“Incluiremos a estas personas para su reinserción en el programa Mano con Mano, que es empleo temporal, para que puedan hacer trabajo comunitario y que reciban una remuneración de dos salarios mínimos y apoyo al transporte”.

Mano con Mano son tres meses de trabajo, tiempo que dura cada proyecto, con labores en el Parque de la Solidaridad, el Metropolitano, Tonalá y en Tlajomulco. Se espera que, con esta dinámica, los ex reclusos puedan contar con antecedentes laborales para que les sea más fácil reincorporarse al sector productivo.

Sin embargo, este acuerdo se tomó prácticamente un año después de que se conformó la comisión.

“Estamos esperando aproximadamente 45 preliberados y de manera inmediata la Secretaría los va a incorporar al programa Mano con Mano”. Esto será hasta que la Fiscalía de Reinserción Social les pase la lista.

Marco Antonio González Mora, investigador de la División de Estudios Jurídicos de la UdeG, cuestionó que el empleo temporal de poco servirá si no se logra conseguirles trabajos estables. 

La Secretaría del Trabajo proyecta aumentar la cifra de liberados que serán empleados en el programa Mano con Mano. ESPECIAL

Pretenden otorgar presupuesto en 2018

Como la falta de presupuesto pudo ser uno de los obstáculos de las dependencias integrantes de la Comisión Intersecretarial de Reinserción Social para poder participar más en este proceso, se buscará que en el 2018 se destinen partidas adicionales para cumplir con sus objetivos, indicó Carlos Zamudio Grave, fiscal de Reinserción Social.

“Estamos ahorita a la espera de la autorización del presupuesto para cada una de las dependencias que están como corresponsables en esta tarea, para que también puedan destinar parte de ese presupuesto que reciban a las tareas de reinserción social”.

En este sentido, Tomás Figueroa, secretario del Trabajo, anticipó que es casi un hecho que en 2018 se enfoquen más en atender las labores de reinserción. 

Esto, en atención al ordenamiento de la Ley Nacional de Ejecución Penal, que obliga a los Estados a la instalación de comisiones con dependencias corresponsables en este proceso. “Nos ordenó el gobernador destinar recursos para incorporar a las personas que están saliendo de la cárcel”.

Con las mujeres “es más difícil”

Aunque son menos las mujeres que se encuentran en las prisiones (suman en total 583), las labores para que ellas tengan oportunidades de reinserción social en cuanto al empleo y la aceptación son más arduas, aseguró la presidenta del Instituto Jalisciense de las Mujeres, Érika Loyo Beristáin.

“Para cualquier persona que esté en un estado de reclusión es difícil la vida de regreso a la sociedad, el proceso de reinserción, pero para las mujeres se vuelve un poco más difícil por este estado de lejanía y abandono que se sufre en muchos de los casos”.

La realidad que viven las reclusas es “muy cruda”, manifestó Loyo, quien mantiene contacto constante con la Dirección del Reclusorio Femenil.

“Por ejemplo, son menos visitadas que los hombres porque sufren una serie de estigmas sociales y familiares en los que se les etiqueta y juzga. Son visitadas durante los primeros meses, pero después ya nadie las visita, hay mujeres muy solas y abandonadas. Si tenían pareja de repente las dejan, en algunos casos les llegan a quitar a sus hijos o los dejan con su familia y ya no ven a la pareja sino sólo a los hijos y a la madre. Hay una realidad adentro muy cruda, son muy olvidadas”.

Por tal motivo, antes de la integración de Consejo Intersecretarial de Reinserción Social, en el Instituto se han apoyado con un consejo ciudadano conformado por empresarias o que participan en organizaciones de asistencia social o de otro tipo relacionado con el empoderamiento de las mujeres.

“Las consejeras han sido de mucha ayuda porque han servido en algunos casos en poderles dar trabajo a algunas ex reclusas en sus empresas o en algunas otras actividades”.

A otras las canalizan a cursos de emprendimiento para que puedan tener la posibilidad de aliarse con otra persona que pueda tramitar un crédito, pues ellas no están en condición de solicitarlos.

Población en centros penitenciarios 2016

Reclusos Hombres Mujeres
16,014 15,431 583

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de los programas estatales de reinserción social?

Participa en Twitter en el debate del día @informador