Jueves, 30 de Junio 2022
null
Jalisco

Pese a crisis y abstención, votar será más caro en elección 2021

En las elecciones federales del próximo año, el voto tendrá un costo promedio de 291.5 pesos, superior a los 222.2 pesos de las elecciones intermedias de 2015

El Informador

A pesar de la crisis económica detonada por la pandemia, las elecciones federales del siguiente año serán más caras que las intermedias de 2015 (para elegir a los 500 diputados). Otra vez se incumplió con la promesa de hacer más económicos los comicios.

En 2015, una simple división entre el costo total de la elección y el listado nominal en México demuestra que cada voto costó 222.2 pesos; sin embargo, para el siguiente año se incrementará a 291.5, en promedio.

Para 2021, las cifras resultan tras dividir el presupuesto proyectado para el Instituto Nacional Electoral y los partidos políticos (27 mil 689 millones de pesos) entre el listado nominal (94 millones 980 mil electores).

El gasto se dispara porque el Congreso de la Unión considera a todos los inscritos en el listado nominal en la fórmula que define el presupuesto de la elección y para los partidos, cuando apenas votan entre cinco y seis de cada 10 mexicanos con credencial vigente. En otras palabras, si sólo se consideraran a los electores que realmente participan en las elecciones, el costo del voto se duplicaría.

En la bolsa total se incluye el financiamiento para los partidos nacionales: en 2015 les asignaron cinco mil 355 millones de pesos y el siguiente año se gastarán siete mil 226 millones.

Adicional a los 27 mil 689 millones de pesos que se proyectan gastar en 2021, se sumen mil 499 millones que se prevén para la consulta popular para juzgar a expresidentes. EFE/Archivo

Aumenta abstencionismo, pero elección federal será más cara

Los costos mencionados se elevan si se toma en cuenta el abstencionismo que se presenta en el país, sobre todo en elecciones en las que sólo se renuevan congresos estatales, algunas gubernaturas y alcaldías, en donde se añaden otros costos por parte de los 32 Gobiernos estatales.

Considerando que el promedio de la participación ciudadana en los procesos electorales se ubica en 60%, cada sufragio podría elevarse a casi 600 pesos.

El problema es que el abstencionismo se ha incrementado en las últimas elecciones. En las de 2019,  en las que se eligieron cargos en seis Estados (dos de ellos para gubernaturas), sólo 60% de los ciudadanos acudió a las urnas. Mientras que en las elecciones de octubre pasado de Coahuila e Hidalgo, la votación fue entre 50% y 59 por ciento.

En días pasados, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE),  Lorenzo Córdova, subrayó que el principal desafío es la pandemia por el COVID-19.  “Tenemos el desafío de procurar que la democracia y las elecciones democráticas no sean una víctima más de la pandemia”.

El INE estima que adicional a los 27 mil 689 millones de pesos que se proyectan gastar en 2021, se sumen mil 499 millones que se prevén para la consulta popular para juzgar a expresidentes, a desarrollarse el próximo 1 de agosto. Pero dependen del Congreso de la Unión.

La bolsa final será muy superior a los 18 mil 572 millones que se ejercieron en el proceso de 2015.

El gasto electoral en México es mayor al presupuestado por el INE, sumando, por ejemplo, las prerrogativas indirectas y la bolsa de otros entes. Aunque en 2012 el instituto presupuestó 15 mil 953 millones, en realidad habría costado 40 mil 248 millones, según la organización México Evalúa.

Prevén cambios ante la crisis sanitaria

El vocal ejecutivo de la Junta local del Instituto Nacional Electoral (INE) en Jalisco,  Carlos Manuel Rodríguez Morales, reconoció que el proceso electoral 2020-2021, en el que se elegirán 15 mil cargos públicos en todo el país, se verá trastocado por la contingencia sanitaria por el COVID-19 y los escenarios de incertidumbre que la pandemia implica.

Este medio reportó que el instituto trabaja para regularizar el atraso por el cierre de los módulos y oficinas para completar la credencialización y los trámites que se aplazaron. 

Rodríguez Morales recordó que establecieron un sistema de citas para atender a los ciudadanos y disminuir los riesgos a su salud. Será el próximo 10 de febrero cuando cierren el periodo de credencialización.

“Sin duda, este fenómeno que estamos sufriendo habrá de cambiar las referencias que hemos tenido y las circunstancias del proceso electoral. Como nunca, las redes sociales jugarán un papel importante. En las condiciones en las que nos encontramos no es aconsejable la realización de eventos colectivos, y en las campañas, las redes serán un gran espacio de desarrollo para transmitir los mensajes”.

Por su parte, el presidente del Instituto Electoral de Jalisco, Guillermo Alcaraz Cross, dijo confiar en que la elección se desarrolle sin contratiempos. “Que la ciudadanía salga a votar, que no se inhiba la participación, que las casillas estén con las medidas sanitarias para acudir seguros, sin exponer su salud”.

Los nuevos partidos

En la próxima elección, en Jalisco participarán dos nuevos partidos locales: Futuro y Hagamos. Aunque el Instituto Electoral del Estado informó que ambos fueron sancionados por irregularidades en el destino de los recursos para la obtención de su registro, quedaron constituidos.

El organismo aprobó un financiamiento por cinco millones 724 mil pesos, que serán otorgados a las dos fuerzas políticas y a Somos para el sostenimiento de sus actividades entre octubre y diciembre de este año.

A  cada uno de los partidos les corresponde una bolsa por un millón 659 mil pesos para las actividades ordinarias y otros 248 mil 900 pesos. 

El presupuesto 2021 está pendiente de definir.

CLAVES

Incumplen promesas: crece el gasto para partidos nacionales

Prerrogativas. El financiamiento público a los partidos políticos en 2021 a nivel nacional será por siete mil 226 millones de pesos. Esto significa mil 871 millones más con respecto a los cinco mil 355 millones que se les otorgaron durante el proceso electoral de 2015, cuando se celebraron también elecciones intermedias.

Gasto. Del total de las prerrogativas para el próximo año, mil 575 millones se destinarán para el desarrollo de las campañas de los partidos y 31.5 millones para el conjunto de candidaturas independientes. El mayor monto corresponde al gasto para el sostenimiento de las actividades ordinarias, por cinco mil 250 millones.

Con un abstencionismo en aumento, expertos alertan que la crisis sanitaria podría afectar la participación en la elección de 2021. EL INFORMADOR/G. Gallo

Costo del voto en Jalisco se mantendrá en 2021

El costo promedio del voto en el proceso electoral 2021 en Jalisco será de 131 pesos. Esto significa un peso menos que en las elecciones de 2015 (132 pesos), que fueron también intermedias (se renueva el Congreso y los 125 municipios). Lo anterior, tomando en cuenta que el próximo año podrán votar  seis millones 078 mil  jaliscienses, los cuales conforman la lista nominal, frente a los 797.4 millones de pesos que se proyecta destinar al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), en el cual se incluyen las prerrogativas a los partidos políticos.

La reducción del financiamiento que tendrán las fuerzas políticas en 2021, que serán  81 millones de pesos menos que el erogado hace cinco años (250 millones frente a 331 millones), no impactó en el gasto por sufragio.

El costo de cada voto será más elevado si se toma en cuenta que la participación promedio de los electores en procesos intermedios locales es de de 54%, lo que significa que éste podría subir a 242 pesos.

Según el IEPC, en el proceso electoral de 2015 se tuvo una participación de 50.69%, la más baja desde las elecciones de 1995.

En un diagnóstico de las elecciones de hace cinco años, elaborado por Enrique Rocha, académico del ITESO, se señala que el abstencionismo fue más fuerte en el voto urbano. En 11 de 16 ciudades medias y municipios metropolitanos, éste fue superior al 50% y, en ningún caso, los candidatos ganadores rebasaron 25% de los posibles electores. “Esta situación supone un serio problema de legitimidad. El gran ganador en Jalisco del proceso electoral de 2015 fue el abstención”, se destaca en el documento.

ESTADO

Más dinero

  • El mes pasado, este medio reportó que, pese a la reducción de las prerrogativas que tendrán los partidos políticos durante el próximo año, debido a la reforma de 2017 y a la crisis económica provocada por el COVID-19, la elección será más cara.
  • En agosto pasado, el Instituto Electoral aprobó el presupuesto de 2021, el cual se proyecta en 797.4 millones de pesos. Aunque falta que sea avalado por el Congreso del Estado,  es mayor a los 727.8 millones de pesos que se presupuestaron en 2015 para la operación del organismo, la organización de las elecciones y las prerrogativas a los partidos.
  • Para el próximo año, el mayor aumento se propone para la organización del proceso electoral: de 270 a 419.8 millones. El IEPC responde que el alza podría obedecer a la inflación, el crecimiento del padrón y los costos de los materiales.

NUMERALIA

Nacional 

21 mil 368 cargos de elección popular se elegirán en 2021 en México.

300 diputaciones de mayoría relativa a nivel federal.

200 diputaciones de representación proporcional a nivel federal.

15 gubernaturas (Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas).

Mil 063 diputaciones en la mayoría de los Congresos estatales.

Mil 926 presidencias municipales.

2 mil 122 sindicaturas.

15 mil regidurías y 635 juntas municipales.

Jalisco

20 diputaciones de mayoría relativa.

18 diputaciones de representación proporcional.

125 presidencias municipales.

125 sindicaturas.

Mil 464 regidurías.

El costo promedio del voto en el proceso electoral 2021 en Jalisco será de 131 pesos. Esto significa un peso menos que en las elecciones de 2015. TWITTER/iepcjalisco

GUÍA

Las precampañas iniciarán el 4 de enero próximo

 Aunque los diputados en Jalisco pretendían acortar los tiempos del proceso electoral  y las campañas 2020-2021,  se mantendrán según lo previsto, por lo que las precampañas iniciarán el próximo 4 de enero.

Según el calendario aprobado por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), en esa fecha iniciarán los actos tendientes para recabar el apoyo ciudadano para los aspirantes a las candidaturas a diputaciones, alcaldías e independientes. El periodo concluirá el 12 de febrero.

El 3 de abril, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana resolverá la procedencia de las candidaturas. 

Un día después iniciarán las campañas electorales, las cuales concluirán el 2 de junio, para que la jornada electoral se desarrolle el próximo 6 de junio.

En junio pasado, el Congreso del Estado aprobó una reforma que pretendía que las campañas en Jalisco se redujeran de 60 a 30 días. También se pretendía retrasar el inicio del proceso electoral del siguiente año (para que en lugar de arrancar en octubre pasado se iniciara en enero próximo, con la justificación de la pandemia o la crisis por el COVID-19).

Lo anterior fue rechazado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la cual  invalidó el artículo transitorio aprobado por los diputados.

Pese a esto,  el Instituto Electoral tiene facultades para hacer modificaciones posteriores al calendario.

Durante la aprobación del calendario, el presidente del organismo electoral, Guillermo Alcaraz Cross, reconoció que la contingencia sanitaria los obligará a modificar la organización tradicional de las elecciones para garantizar que se desarrollen. 

“Con toda la responsabilidad que exige el contexto actual y los retos que la salud implica. Una situación de emergencia no debe ser pretexto para vulnerar nuestra democracia constitucional”, indicó Alcaraz Cross.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina del gasto en las elecciones?

Participa en Twitter en el debate del día @informador