Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 15 de Octubre 2019
México | Pero afrontó la oposición del Departamento de Justicia, informó diario de EU

Oficina ATF pidió fin de 'Rápido y Furioso' en 2010

El departamento pidió una ''estrategia de salida'' para la operación, en vista de que se estaba permitiendo el traslado ilegal de armas

Por: EFE

El plazo sugerido por Hoover fue de 60 a 90 días para acabar para siempre con la operación, lo que no fue aceptado. ARCHIVO  /

El plazo sugerido por Hoover fue de 60 a 90 días para acabar para siempre con la operación, lo que no fue aceptado. ARCHIVO /

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (11/AGO/2011).- La Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de EU (ATF) pidió en marzo de 2010 una salida a la operación "Rápido y Furioso", que permitió desde 2009 el trasiego ilegal de armas a México, pero afrontó la oposición del Departamento de Justicia, informó el diario Los Angeles Times.

De acuerdo con el rotativo, el "número dos" de la ATF, William Hoover, estaba muy preocupado porque, dentro de esa fallida operación encubierta para localizar a los destinatarios del contrabando de armas de fuego hacia México, sus agentes habían perdido el rastro a centenares de armas.

Además, cinco meses después de iniciada la operación "Rápido y Furioso", las autoridades aún no habían presentado cargos. Entonces, Hoover convocó una reunión de emergencia en la que pidió una "estrategia de salida" para poner fin a la operación, en vista de que la agencia encargada de combatir el contrabando de armas estaba ahora permitiendo la venta y traslado ilegal de esas armas hacia el sur.

Pero los presentes en la reunión, incluyendo un funcionario del Departamento de Justicia, "no quisieron frenar las ventas ilegales de armas hasta que tuviesen algo que mostrar por sus esfuerzos", indicó el diario.

Hoover sugirió un plan de salida en un plazo de 60 a 90 días para acabar para siempre con la operación una vez que se presentaran los primeros cargos federales, agregó.

Pero esos cargos sólo se presentaron diez meses después de iniciada la operación y para entonces, dijo el diario, las autoridades recuperaron dos armas semiautomáticas tras el asesinato de un agente de la Patrulla Fronteriza al sur de Tucson (Arizona, EU) y otras 200 armas fueron localizadas en varias escenas de crímenes en México.

"Probablemente debí ser más enérgico con eso, sin duda. Probablemente debí montarme en un avión hasta Phoenix (Arizona) y reunirme con el equipo allí y el equipo de la fiscalía" para tratar el asunto dijo Hoover al diario.

Las autoridades de ATF pusieron en marcha "Rápido y Furioso" en 2009, en unos momentos en que la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, quería frenar el contrabando de armas que nutren la narcoviolencia en México.

Mientras tanto, el Departamento de Justicia, del que depende ATF, quería enfocarse más en los principales carteles de droga y menos en los contrabandistas en menor escala, según el diario.

"Rápido y Furioso", que además ha suscitado tensiones entre EU y México, es ahora objeto de sendas investigaciones por parte del Departamento de Justicia y del Congreso de EU.

El senador Charles Grassley y el legislador Darrel Issa, que lideran las investigaciones del Congreso, quieren llegar al fondo de la verdad de lo que ocurrió, quién dio la orden y, sobre todo, castigar a los responsables.

Temas

Lee También

Comentarios