Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 21 de Septiembre 2019
México | Itinerario político por Ricardo Alemán

El Yunque y sus aliados

Está en librerías Los secretos del Yunque, relato de Luis Paredes, ex militante de la organización secreta de la ultraderecha mexicana

Por: EL INFORMADOR

Está en librerías Los secretos del Yunque, relato de Luis Paredes, ex militante de la organización secreta de la ultraderecha mexicana, de orientación católica, fundada por jesuitas en 1953, en Puebla, bajo la premisa de convertir al catolicismo en el factor de unidad nacional.

En 340 páginas el autor revela los intríngulis de El Yunque, sus centros de poder, influencia y alianzas con los tres principales partidos y —en charla por separado— explica cómo El Yunque se metió al PAN, empujó el gobierno de Fox y la influencia que tiene en el de Calderón. Así, por ejemplo, dice que El Yunque nunca quiso a Calderón como candidato y menos como presidente, a pesar de que éste tiene dos yunquistas en posiciones clave: Luis Felipe Bravo Mena en la secretaría particular y César Nava en la presidencia del PAN.

El PAN, explica Paredes, ha tenido tres presidentes de El Yunque: el propio Bravo Mena, Manuel Espino y Nava. Los yunquistas tienen en su poder los gobiernos de Guanajuato, Jalisco y Morelos, y de los gobiernos de Juan Manuel Oliva, Emilio González y Marco Adame salen recursos para financiar a El Yunque.

A su vez, el papel de El Yunque fue fundamental para las candidaturas presidenciales de Manuel J. Clouthier y Fox, en 1988 y 2000, respectivamente. El Yunque también resultó fundamental para ganar gobiernos como los de Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Morelos y San Luis Potosí, entre otros.

Tampoco son novedad las alianzas de El Yunque con los gobiernos del PRI, sobre todo desde José López Portillo a la fecha. Un viejo conocido y aliado de esa organización secreta fue nada menos que Manuel Bartlett, feroz crítico de la derecha y la ultrapanista, pero que como gobernador de Puebla debió pactar con los yunquistas, a quienes no logró ganar la plaza. Desde los tiempos del gobierno de Bartlett en Puebla se desprende la alianza de El Yunque con gobernadores priístas como Melquiades Morales y Mario Marín.

El del góber precioso es un caso peculiar. Según Luis Paredes —poblano que llegó a ser alcalde de la capital, y ex presidente de grupos juveniles anticomunistas—, Marín se mantiene en el puesto gracias a que El Yunque poblano lo sostuvo a capa y espada, luego del escándalo que le dio el mote de góber precioso. ¿Y qué ganó con eso El Yunque? Que desde Puebla se desgranara la embestida de gobiernos estatales del PRI contra la despenalización del aborto en todo el país. El Yunque también se metió al PRD. Hará alianza con los amarillos en Oaxaca, Hidalgo y Puebla. Al tiempo.

Temas

Lee También

Comentarios