Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 25 de Mayo 2018
null
Jalisco

Lanzan operativo contra venta de etanol

Mientras autoridades niegan que existan permisos para ofertar el producto para los vehículos, Protección Civil va contra estos negocios
 

El Informador

Debido a que cada vez más automovilistas han adoptado el uso del etanol en sus vehículos, la Unidad Municipal de Protección Civil de Guadalajara activó un operativo permanente para sancionar a los establecimientos que ofertan ese biocombustible al público.

Felipe de Jesús López Sahagún, titular de la corporación, expone que los oficiales realizan operativos aleatorios para detectar puntos de venta. Visitan constantemente gasolineras, gaseras y hasta ferreterías y tlapalerías. “Hemos estado haciendo recorridos para checar si hay venta en estaciones de servicio. Tenemos presencia para inhibir que realicen estas prácticas. Y esto se hace en algunas gasolineras de la zona Norte y Sur de la ciudad”.

Hace un mes, esta casa editorial publicó que, ante el incremento en los precios de las gasolinas Magna y Premium, los consumidores habían optado por mezclar etanol en sus vehículos. Incluso, tras un sondeo en redes sociales, se documentaron por lo menos 15 puntos de venta de este producto en Guadalajara y Zapopan.

López Sahagún afirma que en Guadalajara no hay un solo dictamen de Protección Civil que permita la venta de etanol como combustible. De hecho, recientemente una persona se acercó a solicitar una licencia para vender lubricantes y etanol, pero “nosotros lo negamos, no le dimos el visto bueno porque no tiene que ver nada un lubricante con el etanol. Además, este producto es altamente riesgoso”.

Uno de los puntos de venta detectados se localizó en el cruce de Colón y Patria, pero ayer se realizó un recorrido y el local ya estaba cerrado. Comerciantes aledaños confirmaron que el negocio cerró por instrucciones de Protección Civil.

López Sahagún expone que, además de lo contaminante que resulta combinar el etanol con las gasolinas, este combustible podría encenderse con muy poca temperatura. “Debes tener un lugar adecuado para almacenarlo y en Guadalajara no hay permisos para esto”.

La corporación pide reportar la venta a los teléfonos 1201-7700, incluso a la línea 911.

La recomendación final del titular de Protección Civil es evitar a toda costa esa combinación. “En primer lugar van a generar un riesgo de incendio, van a traer una bomba de tiempo en sus vehículos, además de que les dañará su motor porque no es un producto hecho para eso”.

Etanol, ilegal y peligroso como combustible para los vehículos

Javier solía cargar 10 litros de etanol en su Nissan Tiida 2016, sólo porque la persona que se lo vendía así se lo recomendó. En diciembre comenzó a mezclar la gasolina convencional con este biocombustible y no sintió gran diferencia. “Y pues normal, porque apenas iba empezando y el carro se estaba adaptando”.

El vendedor lo convenció fácilmente. Pagaba entre tres y cuatro pesos menos por cada litro y, además, le garantizaron que volvía más “ecológico” su auto. Le mintieron.

De acuerdo con un estudio que recientemente concluyó la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), “cuando se agrega etanol a los combustibles con la composición actual, aumenta la emisión de manera significativa de acetaldehídos, seguido del tolueno, hexano y otros tóxicos precursores de ozono contaminante”.

La dependencia analizó cómo afectaría la calidad del aire el consumo generalizado de etanol mezclado con gasolina en el Área Metropolitana de Guadalajara, y para ello planteó varios escenarios en los que considera distintos tipos de combustible, las características actuales del parque vehicular de Guadalajara y, entre otras aristas, el clima.

En conclusión, la Semadet sostiene que la calidad de la gasolina que se distribuye en la región mezclada con etanol es más contraproducente que ecológica. Para que realmente se considere un combustible menos contaminante, Guadalajara debe recibir gasolina de la misma calidad que hay en California, la cual es producida por firmas como Exxon.

El consumo de etanol como biocombustible en los autos que recorren Guadalajara no sólo empeora la mala calidad del aire que se respira, sino que su venta es ilegal. Y no sólo porque la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aún no concluye si permitirá la mezcla en las principales metrópolis del país, sino porque no existen permisos municipales, estatales ni federales para hacerlo.

Ningún Ayuntamiento metropolitano ha autorizado licencias para la venta de biocombustibles. La Secretaría de Energía (Sener) responde que si bien expide los permisos de comercialización de energéticos a nivel nacional, éstos son para ventas al mayoreo. “No incluye la venta directa al público”.

Expertos como Sergio Oliveira y Raymundo Maldonado concluyen que ni siquiera el ahorro prometido es real, pues el etanol se consume mucho más rápido que la gasolina. Javier, por lo pronto, dejó de “ahorrar”: los inyectores de su Tiida se estropearon por el paso de esa sustancia.

 
CLAVES
Conclusiones del estudio
• Según la Semadet, el etanol no es el principal componente en la formulación de un combustible más limpio.
 •Adicionar un componente extra a la gasolina cambia todos sus parámetros.
• Aún si en Guadalajara se distribuyera un combustible reformulado y más limpio que, mezclado con etanol, redujera algunos gases, pero de igual forma incrementaría otros.
• La principal petición para mejorar la calidad de la gasolina que hay en Guadalajara es reducir el azufre y benzeno. Después de eso será posible hablar de etanol como oxigenante.
• Lo mínimo deseable para que reduzcan los contaminantes que afectan la calidad del aire, es que en Guadalajara exista una gasolina con la misma cantidad que en el Valle de México.
Fuente: Estimación de emisiones vehiculares por combustión con diferentes tipos de gasolinas en Guadalajara. Semadet (2017).
Hace un mes se identificó la venta de etanol en un local en el cruce de Colón y Patria, pero ayer tenía las puertas cerradas. EL INFORMADOR/G. Gallo

Sin solicitudes para la venta al público

El incremento en el precio de las gasolinas no sólo afecta al bolsillo de los consumidores, sino al medio ambiente. El precio internacional del petróleo constantemente modifica el costo de los combustibles, y cada día éstos son más caros. Ante esa realidad, surgieron nuevos negocios. En Jalisco, por ejemplo, hay al menos 15 puntos de venta de etanol detectados en los municipios de Guadalajara y Zapopan. Incluso existen reportes de talleres mecánicos cuyos propietarios ofrecen etanol como aditivo. Hoy, por lo menos en Guadalajara, ya existen operativos para prohibir esta actividad.

Este biocombustible, que es generado a partir de la caña, se oferta en precios que rondan los 14 y 15 pesos por litro, cuando el año pasado estaba a 12. El líquido azul cobra cada vez más popularidad entre los automovilistas, debido al “ahorro” que representa. La gasolina más económica en Guadalajara ha superado los 18 pesos por litro.

Según la Semadet, las complicaciones al medio ambiente, al menos con la calidad del combustible que se vende actualmente, son muchas. Pero su venta, incluso como aditivo, es totalmente clandestina.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE), la única facultada para conceder permisos de venta al menudeo, revela que “no hay en los registros alguna solicitud de permiso de expendio al público  de etanol ni ha otorgado permisos”.

Sin embargo, su venta ha escalado tanto,  que las autoridades han sido superadas. Hoy existen expendios de etanol, y la CRE reconoce que “no se ha iniciado algún proceso de sanción para este tipo de estaciones de servicio”.

Para 2017, la Secretaría de Energía (Sener) había otorgado siete permisos para producción de energéticos a nivel nacional y 41 permisos de comercialización, pero ninguno para venta al público. Dichos permisos fueron autorizados entre 2009 y 2016. Su vigencia concluirá entre 2039 y 2046.

Esas 41 empresas tienen permitida la comercialización de etanol anhidro y biodiesel. Uno de los permisos fue concedido en 2014 para el Ingenio La Gloria: productora de azúcar y alcohol de calidad 96, neutro, extra fino, potable, en Veracruz.

GUÍA
La versión de los Ayuntamientos
• El Ayuntamiento de Zapopan responde que los giros de venta de etanol o biocombustibles no están en el catálogo de giros de Padrón y Licencias, pero además expone que “no se localizó procedimiento administrativo alguno relacionado con la venta de etanol como aditivo”.
• Guadalajara se declara incompetente para responder cuántos permisos hay para la venta de etanol como combustible, ni si hay procedimientos de sanción abiertos. Sugiere preguntar directamente a la Sener.
• Padrón y Licencias e Inspección y Vigilancia de Tlaquepaque responden no tener registros de negocios abiertos en donde se venda etanol como biocombustible, ni hay procedimientos de sanción.
• Tonalá informa que sólo existe un registro de gasolineras y no de giros en los que se vende etanol. Tampoco hay sanciones abiertas.
• Tlajomulco es el único con un registro de sanciones por mal manejo de biocombustibles. Ya se levantó en agosto de 2016 en el sitio denominado “La Cajilota”. Fue por omisiones en las medidas de seguridad para un tanque de almacenamiento de biodiesel.

Competencia federal

Ni la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ni la Secretaría de Energía (Sener) tienen registros de solicitudes de permiso para el expendio al público de etanol como biocombustible en el Área Metropolitana de Guadalajara.

Tampoco hay sanciones aplicadas a estos giros.

La Sener deja en claro que si hay permisos de comercialización de energéticos a nivel nacional, éstos son para su venta al mayoreo.

Piden un producto más limpio

Autoridades académicos y autoridades civiles solicitaron al Instituto Mexicano del Petróleo que reformule la gasolina que se distribuye en la región. EL INFORMADOR/Archivo

Desde que terminó 2017, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) compartió con la Comisión Reguladora de Energía (CRE) el estudio que concluye que, por su calidad, los combustibles que se distribuyen en Guadalajara no son óptimos para ser mezclados con etanol.

En bloque, autoridades estatales, grupos de académicos, asociaciones civiles e instituciones dedicadas a temas energéticos, solicitaron formalmente que considerara esa característica y sumara el parque vehicular, la dinámica de la ciudad y hasta el clima, con el fin de que el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) reformule la gasolina.

El Instituto es un centro público de investigación cuya tarea es el desarrollo tecnológico que las industrias petrolera, petroquímica y química requieren, así como la prestación de servicios técnicos y la comercialización de productos y servicios tecnológicos resultantes de esa investigación.

Adriana Rodríguez Villavicencio, directora de Planeación y Gestión Urbana en la Semadet, explica que la Agencia Estatal de Energía fue la que solicitó formalmente un análisis detallado al IMP que eventualmente permita combustible más limpio. Y en tanto eso no ocurra, son las propias autoridades estatales las que solicitan que no se elimine la restricción para mezclar etanol con la gasolina de Guadalajara.

Jalisco, dice, es el único Estado en el país que arrancó un estudio propio para conocer bondades y perjuicios de este biocombustible. Una conclusión elemental es que, al potencializar los aldehídos y el ozono, los estragos para la salud de las personas que viven en la ciudad serían mucho peores que los riesgos actuales.

“Los vehículos pueden usar una mezcla de etanol, pero en función de ciertas características de cada uno. Y lo que hemos detectado es que, en el Área Metropolitana de Guadalajara, una gran cantidad de vehículos no estarían en condiciones de aceptar etanol como oxigenante”.

Llegar al punto de una nueva gasolina no es sencillo. Además de los estudios, se requeriría un gasto inmenso, pues obligadamente tendría que cambiar la cadena de producción.

Por el momento, lo único que puede hacerse es apelar a que los conductores no mezclen ese líquido azul con su combustible.

Se solicitó una entrevista con el Instituto Mexicano del Petróleo para conocer cómo podría reformularse la gasolina que se distribuye en la región, así como el tiempo que esto demoraría, pero no se tuvo respuesta.

TESTIMONIO

“Dañó mi auto”

La primera carga funcionó sin problemas. Eduard Nathan, lector de esta casa editorial, explica que circuló sin mayores complicaciones con los primeros litros de etanol que cargó en su vehículo. El problema vino después: “Ese nivel de limpieza que tiene por ser alcohol desplazó suciedad del tanque a los inyectores. Tuve que mandar a lavarlos y cambiar ductos y sensores”.

Pagó tres mil pesos para reparar el vehículo.

Toño Martínez vivió una experiencia similar: pagó lo mismo y recuerda con sarcasmo su “ahorro” de sólo 15 pesos.  “No hagan caso sobre este tema. Por venderlo te van a decir maravillas, pero la realidad es otra”.

Osvaldo Ponce se reconoce como inexperto en el tema. Busca “información seria” para saber si el etanol es una opción económica y funcional para su automóvil. “Recomendación: si tu vehículo no es FlexFuel ni le busques. No hagas caso a eso de rebajar 50/50 o menos con gasolina, no sirve”, responde Eduard Nathan.

Y tiene razón: las guías o manuales de usuario de cada vehículo tienen un apartado específico en el que se indica la gasolina más recomendada para evitar problemas al circular. Cuando los vehículos son compatibles con etanol, allí es donde se indica.

Si no hay tal especificación, lo mejor es no agregar otras sustancias al vehículo, pues eso puede nulificar la garantía.

Víctor Efrén Arévalo, por ejemplo, consultó antes de acercarse a comprar etanol. “Mi guía no me aconseja el uso. Lo consulté a la agencia y tampoco lo aconseja, y teniendo en cuenta que un litro rinde como para tres kilómetros, cuando la gasolina regular me rinde 18 en promedio, mi único consejo es que verifiquen que el carro pueda usar dicho combustible”.

Atanacio Torres de plano ya dijo adiós al etanol. Invita a que “ni de chiste lo pongan”, pues su Mazda comenzó con ruidos extraños, justo después que ingresó ese biocombustible.

También hay contrastes. Alberto Rodríguez, por ejemplo, sí ha tenido una buena experiencia de uso. Dejó de usar Premium y llena en una proporción 80/20 su auto con gasolina Magna y etanol.

“Lo probé en un Seat y no le gustó; en un Mercedes, y sin problema. La otra es que tiene que estar en buenas condiciones mecánicas: afinado y de preferencia cambiar el filtro de gasolina antes de hacer el cambio, ya que el etanol actúa también limpiando el sistema, pero podría acarrear sedimento a los inyectores”.

Sigue: #DebateInformador

¿Ya utilizó la mezcla de etanol y gasolinas en su vehículo?

Participa en Twitter en el debate del día @informador