Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018
null
Economía

Compran etanol por alza en gasolinas

Aunque algunos expertos critican el uso de este combustible, en la metrópoli crece el número de consumidores que optan por esta mezcla
 

El Informador

La cartera de Ulises se estiró hasta que no dio más. Aunque el precio promedio del litro de gasolina Magna ronda los 16 pesos a nivel nacional, él pagó 17.30 por cada uno de los 30 que cargó el primer día del año. Hizo cuentas y mejor pidió que lo redondearan a 500 pesos. Sólo eso llevaba.

“Estoy harto con los precios exagerados que pago. Por eso me puse a investigar y encontré que en Guadalajara ya se está vendiendo el etanol. El 15 (de enero) comencé. El que te lo vende ve tu carro, el modelo y te dice cuánto necesita. Yo le echo un litro de etanol por cada dos de gasolina… hasta siento el carro menos burro”.

Como Ulises, decenas de tapatíos buscan alternativas en combustibles, mientras las Zonas Metropolitanas del Valle de México, Monterrey y Guadalajara siguen a la espera de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE), les autorice la venta de gasolinas oxigenadas con etanol.

El etanol es un compuesto químico derivado de productos como la caña de azúcar o el maíz, que se utiliza como biocombustible. El manual de instrucción de cada vehículo detalla si el motor está diseñado para funcionar con éste. Regularmente se puede utilizar en una proporción de 85-15; es decir, llenar sólo el 15% del tanque con este compuesto alternativo.

Hay quien se atreve a subir el porcentaje. Israel Romero, otro consumidor, llena a la mitad su tanque con gasolina y el resto con etanol. No ha tenido problemas. Por su parte, Eduardo Guzmán, otro automovilista, dice que en 15 días ha visto cuatro negocios recién abiertos 
de venta de etanol, “así que va en auge esto 
en la ciudad”.

Sergio Medina, director de la Agencia de Energía de Jalisco, subraya que en algunos sitios ofertan etanol en galones como “aditivo” y no en establecimientos como las gasolineras. Advierte que la Agencia no es la encargada de verificar estos giros, sino la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

La discusión, concuerdan expertos, está en el precio y rendimiento que ofrece el etanol: cada litro cuesta entre 13 y 15 pesos. Raymudo Maldonado, del Departamento de Ingeniería Química del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), advierte: “Si el vehículo te da 10 kilómetros por litro de gasolina quemada, el etanol te da 2.5. Con ese rendimiento, el etanol debería costar menos de una cuarta parte para ver un ahorro real”.

Jalisco, a la espera del permiso para uso de biocumbustibles

El etanol es un compuesto químico derivado de productos como la caña de azúcar o el maíz que se utiliza como biocombustible. EL INFORMADOR/Archivo

El incremento en los costos de combustibles que inició con el llamado “gasolinazo” de enero de 2017, y que aún con la liberalización de precios sigue impactando en la economía de los jaliscienses, motivó a las autoridades a establecer varias acciones de contingencia. Por eso  desde Jalisco se exige al Gobierno federal que autorice combustibles de mejor calidad.

A finales del año pasado se envió una solicitud formal desde Jalisco a la Comisión Reguladora de Energía (CRE), dependiente de la Secretaría de Energía (Sener), para que permita la venta de gasolinas oxigenadas con etanol. La apuesta, según la Agencia de Energía del Estado, es impulsar un nuevo mercado: el de los biocombustibles.

El director de esa instancia, Sergio Medina, expone que las conclusiones a las que llegaron las dependencias estatales se nutrieron con perfiles investigadores de organismos nacionales e internacionales. “No es sólo el etanol. Así como impulsamos el gas natural para vehículos privados y autobuses, fomentamos también que se detone el mercado de biocombustibles como una etapa de transición energética”.

En julio de 2016, la CRE modificó la Norma Oficial Mexicana 016 y consideró “técnicamente viable” la introducción de gasolinas con hasta 10% de etanol, pero exceptuó a las Zonas Metropolitanas del Valle de México, de Monterrey y Guadalajara. ¿El argumento? “Es indispensable contar con resultados específicos, derivados de pruebas de laboratorio, para evitar posibles cambios en la composición de los gases de escape y de emisiones evaporativas”.

El debate entre si el etanol contamina menos, igual o incluso más que el activo éter metil terbutílico (MTBE, para incrementar el octanaje), se desarrolla actualmente en la CRE. Según la diputada perredista, Mónica Almeida, la Comisión se comprometió a entregar sus conclusiones a Jalisco antes de que termine el mes de febrero.

Sergio Medina abunda en que las implicaciones de la decisión que eventualmente se tome en la CRE son grandes, pues incluyen factores sociales, ambientales y de mercado. Y en este último tenor, “Jalisco tiene gran potencial” porque actualmente existe un clúster de biocombustibles que realiza investigación sobre sus pros y contras.

La CRE debe establecer criterios técnicos que incluso ven por la intensidad y dirección de los vientos o las temperaturas que registra el Estado en cada temporada del año. Y en tanto esa conclusión llega, el titular de la Agencia de Energía afirma que Jalisco está preparado para transitar al desarrollo de etanol a partir de desechos orgánicos: generar una nueva economía transformando la basura. “Lo que necesitamos empujar es buscar hidrocarburos de mejor calidad y que sean compatibles con el uso de etanol”.

Modificación 

La propuesta de modificación a la NOM 016 CRE, presentada el 30 de octubre de 2017, está consensuada entre autoridades del Gobierno del Estado, el Congreso de Jalisco, miembros de la iniciativa privada, productores, agricultores, asociaciones civiles y académicos de ocho universidades y centros de investigación del Estado.

Sin freno, alza en la metrópoli

Aunque el Gobierno federal ha cuidado que la palabra “gasolinazo” no se pronuncie en 2018, en los primeros días del año las gasolineras del Área Metropolitana de Guadalajara vendieron, en promedio, el litro de combustible a un precio superior a las alzas que estimó la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas). 

Se proyectaba una venta de 17.03 pesos por litro de diésel, 17.64 en Magna y 18.80 en Premium, pero sólo 14 de 409 estaciones que venden Magna cumplieron con eso, 20 de 404 gasolineras con Premium respetaron el precio y apenas seis de 221 abastecedoras de diésel lo hicieron de igual forma.

Revise el manual de su vehículo

Cada vehículo cuenta con un manual de usuario en el que informa el tipo de combustible que debe usar para su buen funcionamiento. Antes de improvisar y llenar el tanque con etanol, lea el apartado que detalla la mejor gasolina para alargar la vida útil de su unidad.

Los instructivos también dejan en claro que bajo ninguna circunstancia debe usarse un combustible distinto al recomendado, pues “puede afectar de manera adversa al sistema de control de emisiones y la cobertura de la garantía”.

Antes de usar etanol, verifique en su manual que el vehículo sea compatible con esa sustancia. Regularmente le pedirán utilizar gasolina regular sin plomo y con un octanaje de, al menos, 87 AKI (gasolina Magna). 

Y porque es una obligación de la empresa, su manual le dirá exactamente qué tipos de combustible no deben ser utilizados. El instructivo dejará en claro si el motor está, o no, diseñado para trabajar con E-85, o etanol. 

De no ser el caso, le dejará en claro que añadir etanol a la mezcla con combustible “puede dañar los componentes del sistema de combustible y no está cubierto por la garantía limitada”.

En suma, si su manual no dice explícitamente que puede usar etanol, no lo utilice. Y si lo permite, cuide siempre que sólo cargue la proporción adecuada, que también deberá quedar explicada en su instructivo.

El litro de etanol cuesta entre 13 y 15 pesos en algunos puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Lo ofertan como “aditivo”. EL INFORMADOR/G. Gallo

LA VOZ DEL EXPERTO

“Es un fraude”

Sergio Oliveira (experto en la industria automotriz)

Para él no hay matices: la venta de etanol en Guadalajara es una oportunidad de obtener dinero fácil, aprovechando el descontento generalizado por el incremento en los precios de combustible. “Es un fraude. Tienen algo que es más barato e intentan venderlo como la panacea, que significa un ahorro y que es menos contaminante. Eso es falso”.

Expone que un vehículo con etanol en el tanque de combustible gasta hasta un 30% más que uno sin ese componente. Eso, y su venta por litro entre 12 y 14 pesos, son prueba de que no es más económico que la gasolina convencional.

También sostiene que es falso el discurso de que el etanol ofrece más potencia al incrementar los octanos. “No es como tener más dinero o salud. Puede darle al traste a tu motor porque están diseñados para un tipo específico de combustible”.

Concluye que algunos tipos de etanol se hacen con alcohol hidratado. “Entonces, significa que contiene agua y el agua va a corroer los ductos por donde pasa. El vehículo debe estar adaptado para eso o las partes en contacto con el combustible tenderán a estropearse”.

“La apuesta está en los desechos”

Sergio Graf (investigador de la UdeG)

El consumo en exceso de combustibles fósiles ha llevado al planeta a un panorama crítico. Además, su calidad es cada vez peor. Por eso es indispensable apostar por combustibles alternos: los biocombustibles, que se producen a partir de elementos renovables como es el caso del etanol, que sale de la caña de azúcar o el maíz. 

Guadalajara no es ausente a esta realidad. Los combustibles que queman a diario más de dos millones de vehículos que recorren la metrópoli han elevado los niveles de contaminación a puntos muy elevados, particularmente en la zona Sur.

Pero la solución debe planearse con inteligencia. Si Jalisco eventualmente apuesta por la producción de etanol, debe hacerlo transformando sus desechos orgánicos. “Biocombustibles de segunda y tercera generación, basados en desechos, que es una línea que no compite prácticamente con nada”.

El problema allí estriba en que la cantidad de desechos siempre será insuficiente para la alta demanda. Y Jalisco, el llamado “gigante agroalimentario”, no puede dejar en segundo lugar su producción de alimentos. Cualquier plan para producir energía, sostiene, debe evitar esa competencia. El consumo humano es prioridad.

“La ruta más importante en el desarrollo de la investigación de biocombustibles está basado en los desechos. Eso es, en el futuro, lo más redituable: asegurar un buen uso de los desechos, más que a partir de materia prima. Cada vez hay más demanda de alimentos y, como política, sería lo más importante”.

VOCES

“Redujo las emisiones de mi auto”

Durante semanas pasó frente al expendio y sólo lo observaba. Curioso, decidió buscar información a través de Internet sobre las bondades del etanol y encontró que en Brasil, esa sustancia la utilizan desde hace cuatro décadas. “¿Qué puede pasar mal entonces?”, pensó.

Javier Sánchez se estacionó en el sitio, ubicado sobre la avenida Colón y casi en su cruce con Patria, y se entrevistó con el vendedor. Éste miró su auto: un Jaguar 2002, y le recomendó iniciar con 10 litros. Los pagó y en minutos ya estaba entrando el líquido azul al tanque de combustible.

“La persona te dice que empieces con poco y que le vayas subiendo. Al principio me funcionó muy bien; ya cuando le puse 15 sentía que cascabeleaba un poquito a la hora de arrancar. Le comenté eso al vendedor y me dijo que era porque el carro no estaba acostumbrado”.

Eventualmente eso ocurrió: su auto comenzó a responder y, pensó, se “acostumbrará” a una proporción 50-50 entre etanol y gasolina. Por esa razón llevó su otro vehículo, un Focus 2016, a cargar con etanol, pero el resultado no fue el mismo.

“Batallé mucho para prenderlo en las mañanas o en frío. Daba marcha, pero no prendía. Como al sexto o séptimo intento ya prendía y lo dejaba calentar. Si uso 15 litros se pone burro; tengo que usar 10 para que funcione bien, o conforme lo uso le voy echando más gasolina y ya se compone”.

Los expertos afirman que el rendimiento del etanol es mínimo en comparación con la gasolina, pero Javier afirma que en sus dos autos resultó igual. Incluso, asegura que su Jaguar arroja menos contaminantes desde que comenzó a usar el líquido azul.

“Sí he notado que las emisiones son menores. El Jaguar es de seis cilindros y cuando le echo pura gasolina sí se ve que arroja humo negro, pero cuando le echo etanol ya no se ve así”. Javier tiene pocos meses usando ese biocombustible y, hasta el momento, no ha visto fallas graves en su vehículo, aunque para mantenerlo así prefiere no usar de más.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del uso del etanol como alternativa para su vehículo?

Participa en Twitter en el debate del día @informador