Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018
null
Deportes

Juegos de la unidad

El colorido y la fraternidad entre las dos Coreas marcaron el inicio de los Olímpicos de Invierno

El Informador

Una muestra de unidad entre Corea del Norte y del Sur se destacó ayer como el tema principal e inspirador de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno, en una ceremonia en que no estuvo ausente el colorido que le imprimieron algunas delegaciones por su vestimenta.

Kim Yo Jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong Un, cumplió su primera visita en la historia a Corea del Sur y estrechó la mano del presidente surcoreano Moon Jae-in. Ambos presenciaron un espectáculo de luces, sonido y danza, que comenzó con una exhibición de taekwondo por parte de equipos de las dos Coreas.

Los deportistas norcoreanos y surcoreanos desfilaron juntos, agitando banderas que sólo mostraban el territorio de esta península sobre un fondo blanco. En su fantasía unificadora reflejaron el sueño que han tenido muchos coreanos.

Una delegación de ambos países no marchaba de manera conjunta desde 2007.

“Los deportistas de las dos Coreas trabajarán juntos por la victoria, y ello tendrá resonancia y se recordará en los corazones de la gente de todo el mundo como una señal de paz”, dijo Moon durante una recepción previa a la ceremonia, de acuerdo con su despacho.

Horas después, Moon subió al podio que le cedió el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, y declaró oficialmente inaugurados los Juegos.

Alrededor de 35 mil espectadores llenaron el Estadio Olímpico, para la ceremonia que incluyó referencias a la historia y la cultura de Corea, en un fragmento que llevaba el título de “La Tierra de la Paz”.

AP / Mauricio Giaconía

Jong Su Hyon de Norcorea y Park Jong-ah de Corea del Sur, fueron el último relevo de la flama olímpica previo al encendido del pebetero en PyeongChang. P/D. Phillip

Entusiasmo tricolor en Corea del Sur

La delegación mexicana que toma parte en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018 se mostró orgullosa de representar al país y portar el lábaro patrio en la ceremonia de apertura de la competición.

El Jefe de Misión, Carlos Pruneda, señaló que cada uno de los deportistas integrantes de la delegación mexicana se mostró feliz por tomar parte. “Estaban muy contentos, encantados, con mucha adrenalina y emocionados”.

Indicó que ser parte de unos Juegos Olímpicos es maravilloso, porque acuden en representación de una nación, “es un orgullo, una sensación increíble entrar a un estadio atrás de tu bandera. Se pone la piel chinita, una gran adrenalina”.

“Estuvo fuerte el frío, nosotros y la gente del público traíamos bolsas donde había un sarape, un gorro, rompe vientos, calentadores de asientos y lámparas”, expuso.

En cuanto al uniforme que portarán los deportistas el día de su competencia, Pruneda destacó que la idea del tema sobre el Día de Muertos, fue obra del ex competidor Hubertus Von Hohenlohe, quien tras una visita a su prima en San Miguel de Allende vio el tema de las catrinas y calaveras.

Germán Madrazo porta la Bandera Mexicana durante la inauguración de los Olímpicos de Invierno. EFE/V. Donev
Los 15 deportes (segunda parte)

Saltos de esquí

Es descenso sobre esquís por una rampa para tomar velocidad e iniciar el vuelo, con el objetivo de aterrizar lo más lejos posible, en condiciones de seguridad y sin contratiempos. Durante el vuelo, se debe cuidar la armonía y la estética, ya que además de la distancia, los jueces valorarán el estilo, influyendo, ambos factores, en la puntuación final.

En total, se disputarán cuatro pruebas: K-90 individual hombres y mujeres (rampa de 90m), K-120 individual masculino y K-120 por equipos masculino (rampa de 120m).

Se recorren largas distancias para completar el trazado en el menor tiempo posible. Se realiza en terrenos llanos u ondulados a diferencia del esquí alpino, que se practica en pendientes pronunciadas de montañas.

Habrá seis pruebas femeninas y seis masculinas.

Esquí de fondo

Combinación nórdica

Es una combinación de saltos de esquí, realizados desde un trampolín, y de esquí de fondo.

Se disputarán tres competiciones masculinas: una individual, otra por equipos (cuatro integrantes) y otra de sprint, cada una de las cuales dura dos días.

Hay dos grandes especialidades: el aerial,  en el que se efectúan saltos acrobáticos valorados por un jurado, y el mogul, descenso por una pendiente de nieve con baches y montículos a lo largo de la cual deben efectuar diversos saltos acrobáticos.

Habrá cinco pruebas femeninas y cinco masculinas.

Esquí acrobático

Esquí alpino

Se trata del deporte rey de los Juegos. El objetivo es realizar el descenso en el menor tiempo posible, siguiendo un trazado sinuoso marcado por unas balizas especiales, llamadas puertas.

Habrá cinco pruebas masculinas, cinco femeninas y una mixta: descenso, slalon, slalon gigante, Super G y combinada.

Uno de los más populares de los juegos.

Son dos equipos de seis (un portero y cinco jugadores en el hielo) con patines, en una pista de 60 x 30 metros. Se juegan tres tiempos de 20 minutos netos cada uno. El objetivo es llevar un disco de caucho (puck) con un palo de madera (stick) y tratar de anotar en la portería del rival.

Doce equipos competirán en el torneo masculino y ocho en el femenino, que contará con un equipo combinado de jugadoras de Corea del Sur y de Corea del Norte, bajo la bandera unificada de Corea.

Hockey sobre hielo

Las pruebas se disputan en una pista de hielo de 400 metros de longitud, similar a la de atletismo. Los participantes compiten de dos en dos, contra el reloj. Cuando todos hayan finalizado su recorrido, gana el que haya hecho el menor tiempo.

Serán 14 pruebas: 500 metros, mil, mil 500, cinco mil, salida en masa y persecución por equipos (todas para hombres y mujeres), tres mil (sólo mujeres) y 10 mil (sólo hombres).

Patinaje de velocidad

Patinaje de velocidad en pista corta

Es una escisión del patinaje de velocidad. No se compite contra reloj sino en carrera de todos contra todos, sobre una pista de 111 x 7 metros. El contacto entre patinadores es habitual, así como las caídas, las obstrucciones intencionadas o no.

Habrá ocho pruebas: 500, mil y mil 500 metros (hombres y mujeres),  relevo masculino de cinco mil metros y relevo femenino de tres mil metros.

Los patinadores interpretan una pieza musical sobre una pista de hielo, realizando piruetas, giros, saltos y acrobacias, elementos valorados por los jueces, quienes tienen en cuenta los aspectos técnico y atlético, y la interpretación artística.

Habrá cinco pruebas: individuales masculina y femenina, parejas, danza sobre hielo y equipos.

Patinaje artístico

Snowboard

Se utiliza una tabla para deslizarse sobre una pendiente cubierta por nieve. El equipo básico para practicarlo son la mencionada tabla, las fijaciones y las botas.

Habrá cinco categorías para hombres y mujeres: snowboard cross, slalon gigante, slalon paralelo, half pipe  y slopestyle.

Momentos memorables de los Olímpicos de Invierno

Jayne Torvill y Christopher Dean (Sarajevo, 1984, patinaje artístico)

En una época donde las restricciones para el patinaje artístico eran mucho mayores que hoy en día, Torvill y Dean coreografiaron su propia rutina, algo que los patinadores de hoy ya no hacen. Con las notas del “Bolero de Ravel”, obtuvieron calificaciones perfectas de todos los jueces, consiguieron que todo el público presente se parara a ovacionarlos y hasta la fecha sigue siendo considerada la rutina más elegante, bella y perfecta de todos los tiempos.

EU vs. URSS (Lake Placid, 1980, hockey sobre hielo varonil)

En medio de la Guerra Fría, el “milagro”, como ahora lo apodan, vio al equipo de hockey sobre hielo amateur de Estados Unidos, derrotar a los favoritos, la Unión Soviética por marcador de 4-3 y de esta manera llevarse el oro olímpico. Sigue siendo considerado uno de los momentos más grandes en la historia del deporte estadounidense.

Eddie Edwards (Calgary, 1988, salto de esquí)

Durante 60 años, la Gran Bretaña no había tenido ningún representante en la disciplina de salto de esquí. Cuando Edwards entró a la competencia, pocos creyeron que podría completar la prueba. A pesar de que terminó último en salto de 70 y 90 metros, rompió el récord de salto de esquí para un atleta británico e incluso una regla nació gracias a su participación, la que obliga a que los atletas participen antes en competencias internacionales para poder inscribirse a los Juegos Olímpicos. La regla lleva su nombre.

Franz Klammer (Innsbruck, 1976, descenso)

El esquiador austriaco tuvo una carrera memorable para asegurar el oro cuesta abajo en Innsbruck, la cual es considerada como una de las mejores actuaciones de la historia de los Juegos. Klammer descendió con imprudencia, sin miedo, rebotando y tropezando en su camino hacia una merecida victoria.

Lindsey Jacobellis (Turín, 2006, campo traviesa)

La estadounidense, una profesional en snowboard, en la prueba de campo traviesa tenía a su más cercana perseguidora a un kilómetro y medio de distancia, a manera de show y casi burla, intentó un llamativo agarre en el penúltimo salto de la primera Final de snowboard femenil. ¿El resultado? se cayó, y llorando llegó en segundo lugar.