Sábado, 25 de Mayo 2024
Jalisco | De un lado le jala para taparse y descobija al otro

Los maderos de San Juan

De un lado le jala para taparse y descobija al otro

Por: EL INFORMADOR

Están en el estira y afloja. De uno y otro lado tensan la cuerda hasta el máximo. Es el viejo cuento de la cobija: el de un lado le jala para taparse y descobija al otro, y luego se invierten los papeles. Claro que en sentido estricto, la famosa cobija tiene un valor de miles de millones de pesos, así es que no es cualquier cosa por la que pasa frío el que queda a la intemperie.

Lo que se discute en las oficinas del Congreso del Estado y las de la Secretaría de Finanzas es el Presupuesto de Egresos de Jalisco para 2011. ¿Qué hacer con los alrededor de 65 mil millones de pesos que tendrá en algún momento en sus arcas el Poder Ejecutivo? Aunque el titular de Sefin, Martín Mendoza López, es muy claro en el mensaje que les deja a los diputados: de todo ese dineral, casi 49 mil millones de pesos ya están comprometidos en partidas que son inamovibles, y que tienen que ver con seguridad, salud, educación (nomás a este rubro se van unos 22 mil millones de pesos) y es poco lo que queda para repartir en programas, zonas, proyectos y compromisos pendientes.

Eso no quiere decir que los legisladores no van a seguir estirando la cobija. En una de ésas, alguien se queda con frío, pero ellos tienen para solventar sus deudas. Porque por ahí viene una de las angustias de los representantes populares: deben hasta la camisa. Y eso porque han gastado como jeques árabes, han abultado la nómina, se han endeudado y ahora no les alcanza para pagar semejantes facturas.

Quien más cuestiona es el diputado perredista Raúl Vargas, quien representa los intereses del Grupo UdeG, que está en permanente colisión con el Gobierno de Emilio González desde hace ya buen rato. El legislador insiste en que Finanzas sigue con miles de millones de pesos guardados del presupuesto 2010, lo que califica como “subejercicio”, pero le responden que son recursos federales etiquetados que aparecen en el presupuesto pero no han sido entregados, por lo que no se han ejercido.

Este escarceo podría ser clave en los tiempos y formas para la aprobación del gasto estatal de 2011. Vargas ha puesto bastantes minas en el camino de Mendoza y le endilga no hacer su trabajo con eficiencia, entre otras cosas, porque mantiene una nómina que sigue siendo obesa; la respuesta es que para el próximo año desaparecerán 372 plazas de la administración estatal y que no está ocurriendo lo mismo en el Legislativo, que trae un sobrepeso enfermizo desde hace tiempo.

Mientras públicamente lanzan señalamientos, réplicas y contrarréplicas, los técnicos de Finanzas y los asesores del Congreso se juntan, se pierden entre montones de papeles, activan y desactivan sus laptops, consultan por sus celulares o blackberrys, se cuentan chistes y conviven como si fueran del mismo equipo. Que los jefes se sigan dando con todo, acá, en las oficinas que no apagan las luces, la consigna es cuadrar los números, ajustar las partidas, darle a cada quien su parte, pero sólo lo que alcance. Es como la vieja cantaleta de los maderos de San Juan: piden pan y no les dan, y cuando piden queso… peor.

Temas

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones