Domingo, 28 de Noviembre 2021
Jalisco | En el Mercado Libertad existe 36 locales dedicados a la venta de yerbas medicinales

La herbolaria, entre el naturismo y lo esotérico

En el Mercado Libertad existe 36 locales dedicados a la venta de yerbas medicinales

Por: EL INFORMADOR

PLANTAS MILAGROSAS. En el Mercado Libertad abundan los puestos que ofrecen remedios naturistas. EL INFORMADOR / F. Atilano

PLANTAS MILAGROSAS. En el Mercado Libertad abundan los puestos que ofrecen remedios naturistas. EL INFORMADOR / F. Atilano

GUADALAJARA, JALISCO (11/DIC/2014).- Cargo con un dolor crónico en la espalda y cuando le platico a Andrea Mora, locataria del Mercado Libertad, me advierte que pueden ser los riñones. Le respondo que más bien creo que es la columna y entonces sugiere que me aplique árnica, pues seguro tengo el músculo inflamado.

Andrea es dueña de uno de los pocos puestos tradicionales de herbolaria, donde sólo se venden plantas medicinales. De los 36 locales que comercian yerbas de este tipo en el Mercado Libertad, la mayoría también ofrece productos naturistas; otros cuantos, artículos religiosos y esotéricos, según revela una investigación.

Al mediodía, Andrea desnuda su tendero de las lonas que lo envuelven y se acomoda en una silla, en la que esperará a sus clientes. Su local también es uno de los raros casos en los que atiende el propio dueño.

La mujer originaria de Ameca tiene 45 años trabajando en el mercado. Llegó a Guadalajara recién casada, cuando tenía 22, y junto con su marido emprendió su ahora negocio de cuatro décadas.

“Mi esposo, que en paz descanse, fue el que me enseñó a conocer toda clase de plantas. La que más me piden es la cola de caballo, las dos árnicas, gordolobo para la tos, los paquetes de abango y de riñosán”.

Las plantas más solicitadas sirven para combatir las enfermedades con mayor prevalencia entre los mexicanos, como la diabetes, problemas cardiacos y obesidad. De hecho, 27% de las especies que se ofertan en el Mercado Libertad se utilizan para tratar problemas del aparato digestivo, concluye la investigación de la bióloga Alicia Molina.

Dice Andrea que las ventas andan bajas. Apenas unos momentos antes, le platicaba a otra yerbera que todavía hay ambulantes afuera del mercado, quienes se enfrentaron con la policía el mes pasado, lo que ahuyentó a la clientela.

La vida entre plantas no pasa en vano. Andrea Mora no va al médico, pues sólo se atiende con herbolaria. Pero parece que la tradición se irá con ella, ya que de sus cuatro hijos, a ninguno le gusta el comercio. “El día que yo no pueda, pues yo creo que voy a vender”, se resigna.

Temas

Lee También