Jueves, 30 de Mayo 2024
Jalisco | Afectados reconocen que padres del menor asumirán los gastos de los daños

Familia entera, sólo con lesiones tras ser arrollada

Afectados reconocen que padres del menor asumirán los gastos de los daños

Por: EL INFORMADOR

La familia aún debe estimar a cuánto ascienden los daños.  /

La familia aún debe estimar a cuánto ascienden los daños. /

GUADALAJARA, JALISCO (22/ENE/2014).- Poco después de las ocho de la noche de este martes la familia Flores se hallaba afuera de su domicilio en el 305 de la calle 3 de Junio, en la colonia San Rafael en Guadalajara. En la cochera tienen un puesto de papas fritas y salchipulpos que en esa ocasión  atendían.
 
Claudia Patricia Murillo Segundo, una joven de 26 años, cuidaba a su hijo de año y medio, Santiago Josafat, quien se hallaba en una carriola delante de ella en la entrada de la cochera; su esposo, Luis Miguel Flores Gómez, de 32 años, se hallaba junto al puesto con su padre, Juventino Flores Flores, de 69 años. Un sobrino de la pareja, Christian, de 14 años, también se encontraba con ellos.
 
Claudia miraba hacia el sur sobre 3 de Junio en la esquina con Aurelia Guevara cuando escuchó un solo grito de su esposo: "¡Aguas!", tras el que no alcanzó a reaccionar: una camioneta Honda CRV 2009 blanca, placas JHA-7098, dio vuelta en sentido contrario hacia la calle donde se hallaba l familia y se fue directo hacia ellos.
 
El vehículo sin control chocó primero contra el árbol afuera del domicilio, después contra el cancel y finalmente atropelló a los presentes. Claudia quedó atrapada entre el auto y el cancel, su bebé estaba tirado boca abajo debajo de la camioneta, entre los tubos deformes del automóvil y aún sujetado a ella; Juventino, Luis Miguel y Christian habían sido golpeados y lanzados hacia la cochera.
 
"¡Vámonos!", gritó el copiloto de la camioneta, Sergio Eduardo, de 14 años, al conductor que trataba de enseñar a conducir, Alejandro, de 13 años de edad. El muchacho metió reversa y liberó a Claudia. Una rápida reacción de Luis Miguel impidió que se fugaran, pues se metió por la ventanilla del chofer para quitarle las llaves. Su sorpresa antes de meterle un puñetazo a los tripulantes fue ver que eran menores de edad, además vecinos suyos.
 
La primera reacción de la mujer desorientada fue gritar: "¡Mi bebé, me mataste a mi bebé!". Comenzó  a buscarlo y lo vio debajo de la camioneta, justo entre las ruedas y atrapado entre los tubos de la carriola. No se movía y estaba "morado" sin decir lamento alguno, aseguró Claudia.
 
Con los menores retenidos llamaron a las autoridades además de que llegaron el padre del conductor y la madre del copiloto, que era la dueña de la camioneta. Las asistencias médicas llegaron y trasladaron a los lesionados con la incertidumbre de su estado. Los menores infractores fueron retenidos por las autoridades.
 
Por la mañana se despejaron dudas sobre las lesiones: un esguince cervical de segundo grado para Claudia; al pequeño Santiago se le fracturó una clavícula; a Luis Miguel le quebraron dos dedos del pie derecho; a Christian también le resultó un esguince mientras que a Juventino le diagnosticaron golpes en la columna.
 
Pese a todo, la familia reconoce que los padres de los menores han asumido al momento la responsabilidad de las lesiones, sin embargo, deberán aún estimar a cuánto ascienden pues en el caso de Luis Miguel, él quedó incapacitado por un mes por lo que no podrá laborar en la herrería. Esperan que su caso, del que ambas partes corrieron con suerte, se resuelva con justicia.
 
Padres de menores son responsables solidarios
 
Los daños a terceros que provocan los menores de edad, en específico, cuando estos conducen vehículos sin contar con permiso para manejar o la edad mínima requerida, deben ser resarcidos por los padres o tutores, indicó el maestro investigador de la Academia de Derecho Penal del Centro Universitario Valles (CUValles) Emiliano Sandoval Delgado: "Los padres son los responsables, tienen la corresponsabilidad, pues son menores de edad y no son sujetos de derecho penal".
 
Incluso, para obtener un permiso para conducir es requisito que los padres o tutores asuman los costos en caso de que el adolescente participe en un percance: "Cualquier acción que se derive de un accidente, el corresponsable para el pago de los daños es el padre y los obligan a que el vehículo esté asegurado". En este caso el seguro no se hará cargo de los daños dado que el menor que conducía carecía de permiso. Más cuando la edad del causante ni siquiera le permite conducir, pues sólo pueden hacerlo los mayores de 16 años, y en el accidente de la noche de este martes el joven tenía 13.
 
Ana Laura Chávez, titular de Cultura Vial de la Secretaría de Movilidad, aclaró que en el supuesto de que alguna persona falleciera en un accidente provocado por un menor, un juez debe determinar qué hacer con el causante: "Se le va a imputar como homicidio imprudencial pero será el Consejo de Menores el que determine si fue una conducta delictiva, qué tipo de sanción tiene, y en este tipo siempre va solidario con el padre".
 
Sólo mayores de 16 años pueden conducir
 
Sólo los menores de edad de más de 16 años y menos de 18 pueden obtener un permiso para conducir, y éste tiene numerosas condiciones para que no ocurran accidentes y si ocurren puedan responder por los daños, enfatizó la titular de Cultura Vial de la Secretaría de Movilidad, Ana Laura Chávez:
 
"Obligatoriamente tiene que venir el tutor, papá o mamá, es el responsable solidario en caso de accidente; tienen que tener asegurado el vehículo, tienen que venir con el vehículo que va a conducir con los papeles del seguro para que el permiso diga precisamente cuál es el vehículo que va a conducir y cuál es el seguro que lo ampara". Los menores deben además tomar un curso vial y aprobar los exámenes que se aplican para las licencias de manejo.
 
"Está totalmente prohibido que cualquier menor de edad maneje si no tiene el permiso, cualquiera", sentenció Chávez. Sin embargo, la multa por conducir sin permiso es de uno a cinco salarios mínimos, es decir, 318 pesos con 85 centavos.
 
En las escuelas de manejo enseñan con seguridad

Ana Laura Chávez aclaró que hay una diferencia muy grande entre saber conducir y enseñar a conducir, por lo que recomendó a la ciudadanía evitar enseñar por sí mismas a las personas.
 
José Aguirre, instructor en la escuela de manejo Del Sol, precisó que las personas que se encargan de enseñar a conducir en una escuela profesional deben estar capacitadas y tener experiencia; caso contrario, un taxista o chofer puede saber manejar pero no transmitir esos conocimientos.
 
Las condiciones además son más seguras; por ejemplo, los vehículos están rotulados para que el resto de los automovilistas los identifiquen y sepan que la persona que va delante recién aprende.
 
Además, en el caso de su instituto, los vehículos son autos-escuela, los cuales cuentan con un volante, clutch y freno del lado del copiloto; de esta manera el maestro puede corregir cualquier probable accidente al tomar el control del vehículo si el alumno se equivoca.
 
Los autos además están asegurados. Los costos en las escuelas rondan los dos mil pesos por dos semanas de capacitación, una teórica y otra práctica. El precio del curso no se compara con lo que el aprendiz o su familia deben pagar si ocurre un accidente en un auto convencional.
 
Lo que dice la ley
 
Ley de Movilidad del Estado de Jalisco
 
Artículo 63.
 
El menor de dieciocho años de edad, pero mayor de dieciséis, podrá obtener permiso para el manejo de automóviles o motocicletas, previo el cumplimiento de los requisitos que se exigen a los conductores de esos tipos de vehículos. Deberá además, satisfacer los siguientes requerimientos:
 
I. Que el padre o tutor asuma expresamente responsabilidad solidaria y mancomunada por las infracciones que se cometan a esta ley y a su Reglamento, y
II. Garantizar, mediante la exhibición de la constancia o póliza de seguro expedida a favor del propietario o menor, el pago de los daños y perjuicios que se ocasionen a terceros durante la vigencia de la licencia provisional obtenida
 
Artículo 174.
 (...)
 
El monto de las sanciones se determina en días de salario mínimo general, vigente en la zona económica en donde se cometan las infracciones, de la siguiente manera:
 
Las infracciones dispuestas en los artículos 175, 176, 177, 178, 179, y 180 se aplicara una sanción de 1 a 5 días de salarios mínimos.
 
Artículo 176.
 
Se sancionará a los conductores o propietarios de vehículos que comentan las siguientes infracciones:
 I. No presentar licencia o permiso vigente para conducir;
(...)
 
Reglamento de la Ley de Movilidad
 
Artículo 100.
En el caso de expedición de los permisos de conducir para menores de edad, la vigencia de éstos quedará supeditada a la vigencia de la constancia o póliza de seguro o a la mayoría de edad.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones