Domingo, 25 de Octubre 2020
Jalisco | El que logró rectificar a tiempo para no meterse en camisa de once varas fue el presidente de la Coparmex, Pablo Lemus Navarro

En corto

Primero declaró que pedía la renuncia de Rosales y de la directora de Cultura de Guadalajara, María Elena Matute

Por: EL INFORMADOR

PREOCUPADOS

El asunto de las denuncias de las aviadurías en Guadalajara, las asignaciones de obra pública que han beneficiado a panistas (o a cuates de ellos) y los enfrentamientos entre grupos, como las “mentadas” que van y vienen, prendieron los focos rojos en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN. Se comenta que desde hace días la dirigencia nacional envió a un representante de planta, para vigilar los pasos de los principales políticos en la Entidad, y la consigna es dar muestras de unidad, pase lo que pase. Por eso salieron juntos a desmentir las acusaciones del regidor priista, Salvador Caro; aunque habrá que ver si una eventual intervención del CEN panista no termina por llegar hasta la designación directa de candidatos, como se ha especulado mucho.

¿EXAGERADO?

El ex rector de la UdeG, Trinidad Padilla López, es de esos académicos del Centro Universitario de Ciencias Económicas y Administrativas a quienes no les gusta faltar a sus clases, pero con los amagos por los hechos que reflejan inseguridad, tiene un guardaespaldas para su protección. El colmo es que los alumnos de sus clases se preguntan que tan peligrosos pueden ser, porque el guarura armado entra al salón mientras el ex rector imparte cátedra.

EL SATÉLITE

Y luego dicen que no hay cargada a favor del PAN en el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana. Para muestra un botón: miembros del Comité Estatal del Partido Verde Ecologista están que trinan de coraje contra su representante en ese organismo, Salvador Paredes Rodríguez, porque ya declaró abiertamente, que por instrucciones del diputado Luis Manuel Vélez Fregoso y del delegado, Enrique Aubry, el sentido de su voto en todos los asuntos y las sesiones del consejo, será siempre a favor de Acción Nacional.

VUELTA A LA DERECHA


El que logró rectificar a tiempo para no meterse en camisa de once varas fue el presidente de la Coparmex, Pablo Lemus Navarro, cuando fue interrogado por el escándalo de los “aviadores” en Guadalajara y de los señalamientos en contra del presidente estatal del PAN, Eduardo Rosales. Primero declaró que pedía la renuncia de Rosales y de la directora de Cultura de Guadalajara, María Elena Matute. Pero como que recordó la buena amistad que tiene con el diputado Jorge Salinas, que es compadre y cuñado de Rosales, lo que sería un golpe bajo al amigo, y de inmediato cambio su postura y se fue por otro lado, pidiendo que se investigue a más dependencias del Ayuntamiento tapatío porque, dijo, “yo dudo que sea la única” en donde podría haber nóminas infladas.

Temas

Lee También