Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 14 de Octubre 2019
Jalisco | Ya había sido atada; sus gritos alertaron a vecinos y éstos reportaron a la Policía

Desde prisión, reo ordena asalto a vendedora de frituras en Tlajomulco

Ya había sido atada de pies y manos; sus gritos alertaron a vecinos y éstos reportaron a la Policía

Por: EL INFORMADOR

Elementos de seguridad decomisaron armas, celulares y dinero a quien perpetraba el asalto. EL INFORMADOR /

Elementos de seguridad decomisaron armas, celulares y dinero a quien perpetraba el asalto. EL INFORMADOR /

TLAJOMULCO DE ZÚÑIGA, JALISCO (20/OCT/2014).- Se llama "Jorge" y desde hace años se encuentra recluído en el núcleo penitenciario de Puente Grande; desde ahí gira instrucciones para perpetrar asaltos en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). En esta ocasión sucedió contra una señora de 71 años, cuya vida depende de vender frituras afuera de su casa, ubicada en San Sebastián el Grande, municipio de Tlajomulco de Zúñiga.  
 
 Óscar López Arreola es quien atendió el más reciente llamado. El interno del penal le preguntó si deseaba ganar dinero, y el otro accedió porque su negocio de herrería va a la baja. De hecho, vendió su equipo de soldadura, dice, para comprar la pistola con la que amagó a su víctima.
 
 "No lo conoce". Menciona que sólo son nexos que formó con varias personas que "trabajan" en lo mismo, también desde prisión; pero al tipo que le dio información sobre este robo, afirma, nunca lo ha visto. Óscar recibió el llamado y se le explicó que la dama recientemente había recibido una cantidad importante de dinero, producto de la venta de un terreno.
 
 De conseguirlos, Óscar se habría llevado un porcentaje de esa suma. El resto llegaría a manos de "Jorge".
 
 La señora estaba lista para comenzar con sus ventas. Minutos después de las 07:30 horas el individuo entró a su local, cerró la puerta de inmediato y le gritó que le diera el dinero. Ella, desconcertada, preguntó a qué dinero se refería. En respuesta, Óscar la arrojó al piso y trató de amordazarla. Forcejearon.
 
 Antes de que le metiera un trapo en la boca, la dama alcanzó a gritar. Los vecinos escucharon eso y llamaron a la Policía Municipal. Una patrulla que, por suerte, pasaba por el sitio, atendió el llamado y entró al domicilio. El individuo de 32 años vio que los oficiales le apuntaron y decidió rendirse. Antes, aventó bajo la cama de la dama la pistola con la que minutos antes le apuntaba.
 
 "Yo nomás oí: '¡me rindo! ¡me rindo!', y los policías ya me quitaron las cosas con las que me tenía amarrada. Pero sí me pegó fuerte". Una herida en la nariz está entre las pruebas que la afectada lleva a las instalaciones de la Policía de Tlajomulco, para que haya sustento de la agresión y el asalto por los que Óscar deberá responder ante la Fiscalía del Estado.
 
 Él se encuentra en una rejilla de detención. Desde ahí platica y acepta su responsabilidad. También comenta que no es la primera vez que participa en un asalto orquestado desde Puente Grande, que de ser recluído sería su segunda ocasión, y que las dos mujeres que lo acompañaban --de paso: en un auto robado-- no tienen participación alguna en el delito. "Una es mi novia, y está embarazada de mi hijo; la otra es su amiga".
 
 Menciona a Adriana Nieves y a Susana Ruiz Román, "La Borre", ésta última conocida de la señora que participó en el asalto frustrado. Los policías aprehensores suponen que ella también tuvo qué ver en el "enlace" desde prisión para ubicar a la septuagenaria, aunque ésta última destaca su modesta profesión para que conste la equivocación en el plan. "Me tocó a mí; yo creo que iban por alguien más".
 
 Los tres señalados fueron detenidos y llevados a los separos. Antes de ser entregada a la Fiscalía del Estado, Adriana Nieves pide asesoría sobre el destino de sus hijos menores de edad. Aparentemente, se le informó que tendrían qué ser entregados al DIF. "No quiero que me los quiten; se van a asustar porque no saben qué pasó conmigo".
 
 Durante la estadía del trío en los separos municipales, el teléfono de Óscar suena. Suponen que el llamado es de "Jorge", quien de paso arregló que estuviera listo un auto Corolla para él, a fin de concretar el asalto. Eso es lo que confiesa a los agentes que le pusieron las esposas esta mañana.
 

Temas

Lee También

Comentarios