Lunes, 18 de Octubre 2021
Jalisco | El accidente ocurrió el domingo pasado en Cuautitlán de García Barragán

Concluyen labores de rescate en aeronave siniestrada

La Policía de Zapopan y Protección Civil del Estado terminaron por extraer el segundo cuerpo que permanecía en la zona del accidente

Por: EL INFORMADOR

CUAUTITLÁN DE GARCÍA BARRAGÁN, JALISCO.- A partir de que fue localizada, se requirió de dos días para extraer de forma segura los cuerpos de los infortunados tripulantes que abordaban la aeronave de la empresa “Heli Servicios de Campeche”, que sufrió un accidente cuando sobrevolaba la zona serrana del Municipio de Cuautitlán de García Barragán; el piloto y su mecánico terminaron calcinados.

El helicóptero, cuya matrícula es la XA-HFH, fue encontrado completamente deshecho la tarde del lunes pasado, según lo informó la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos Jalisco (UEPCBJ). Al parecer se estrelló contra un peñasco y, a consecuencia de ello, cayó precipitadamente entre la vegetación del lugar; luego de ello comenzó a arder en llamas.

Oficialmente se informó que el primer cuerpo, rescatado el martes pasado por los elementos del Grupo Aerotáctico de la Policía de Zapopan, fue trasladado al Semefo de El Grullo, en tanto que la labor para extraer al segundo se complicó debido a que éste quedó entre los restos de la unidad aérea y el horario nocturno ponía en riesgo la vida de los oficiales encomendados para esta misión.

Sin embargo, gracias a una labor coordinada entre las dependencias que circulaban por aire y un grupo especial de Aeronáutica Civil, éstos últimos se aproximaron vía pie tierra para sacar a la víctima, llevar su cuerpo a una zona más segura y atarla con cuerdas a las unidades aéreas, quienes ya se hicieron cargo de retirarlas de la zona del percance.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresa para la cual laboraban los occisos, informó que en la nave viajaba el piloto Héctor Miguel Enríquez Madrigal y el mecánico Nelson Cruz Gutiérrez.

Según se supo, la nave despegó la tarde del domingo pasado de un hangar ubicado en el puerto de Manzanillo. No obstante, a pocas horas de vuelo su presencia en el radar comenzó a verse alterada y, eventualmente, desapareció de la torre de mandos.

Al parecer, el accidente ocurrió cuando la aeronave viajaba a una altura superior a los tres mil 500 metros de altura.

Temas

Lee También