Lunes, 22 de Julio 2024
Jalisco | En otros casos los moradores impiden el acceso al personal de salud por desconfianza

Casas solas frenan combate al dengue

En otros casos los moradores impiden el acceso al personal de salud por desconfianza, incluso si muestran su identificación

Por: EL INFORMADOR

Acumular cachivaches propicia un entorno ideal para la reproducción del mosquito transmisor del dengue.  /

Acumular cachivaches propicia un entorno ideal para la reproducción del mosquito transmisor del dengue. /

GUADALAJARA, JALISCO (05/ENE/2014).- De cada 10 viviendas que visitan las brigadas de acción contra el dengue de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), en dos no se hacen labores preventivas debido a que la finca está abandonada, por la renuencia de los moradores o porque nadie atiende el domicilio en ese momento.

Esto repercute en el combate a la enfermedad ya que si en alguna de esas fincas hay larvas, moscos adultos o cacharros donde se pueda acumular el agua, el riesgo de un contagio de dengue es alto no sólo para la gente que ahí habita, sino para nueve manzanas a la redonda, que es el radio que un zancudo puede llegar a recorrer.

El director de Salud Pública de la SSJ, Jorge Blackaller Ayala, señala que aunque no es seguro que todas las casas cerradas tengan moscos o escenarios propicios para que se reproduzcan, el hecho de no verificar y ofrecer información a los moradores, es una desventaja. “En teoría, en cada vivienda viven 4.2 personas. Entonces, estamos dejando en riesgo a cuatro personas en esa vivienda que queda cerrada. No queremos decir que todas las que estén cerradas tienen problema, de ahí la importancia que la gente atienda la información”.

La última semana de diciembre se reportó un caso probable en la Colonia del Fresno; una mujer fue hospitalizada por síntomas relacionados con dengue hemorrágico. Una brigada de la SSJ hizo un cerco sanitario: labores de prevención y fumigación en viviendas de esa manzana y la acera de enfrente.

La renuencia de los residentes hacia las brigadas de la SSJ es por desconfianza hacia el personal, pues al entrar inspeccionan toda la casa. Es común que los ciudadanos muestren cierto miedo aun si la persona se identifica con gafete oficial.

Pero existen otras razones. Durante el recorrido con la brigada que visitó la Del Fresno, una familia se negó a que entraran trabajadores porque había un bebé de dos días de nacido y el insecticida podría afectarlo. El cuarto del menor no tenía puerta y la brigada desistió de entrar.

Cuando la brigada acude y la gente no se encuentra en casa es otro factor a favor del mosco. “Todos los lunes informamos en qué colonias vamos a andar. El problema es que si la casa cerrada tiene criaderos, va a ser un problema para sus propios vecinos”.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones