Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Octubre 2019
Jalisco | Ante el replanteamiento del Proyecto Alameda, insisten en dejar un legado

Arquitectos tapatíos aceptan trabajar a favor de la ciudad

Al mostrar interés en el Proyecto Alameda, consideran necesario que se continúe privilegiando la reactivación urbana y socioeconómica de la Zona Centro de Guadalajara

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Aunque el replanteamiento que la empresa Bosco Edificadores solicitó a los arquitectos que gestaron el Proyecto Alameda, es entendido como un requerimiento para su edificación, los diseñadores del complejo que modificaría el entorno del Parque Morelos, consideran necesario que se continúe privilegiando la reactivación urbana y socioeconómica de esa zona de Guadalajara.

De acuerdo con los arquitectos que se dieron cita a la Mesa de Redacción de EL INFORMADOR, tras dialogar con Juan Palomar Verea, vocal ejecutivo de la Comisión de Planeación Urbana (Coplaur) de Guadalajara, una disminución del monto proyectado inicialmente de dos mil 200 millones de pesos para edificar el complejo, podría dejar un legado arquitectónico para la ciudad.

Y es que el funcionario tapatío precisó que la empresa desarrolladora que ganó la licitación para edificar la Villa Panamericana, está dispuesta a dejar en margen de riesgo 12.5 millones de pesos en el proceso de obra, además de respetar “en medida de las posibilidades económicas” una propuesta arquitectónica que en el entendido de su viabilidad, cumpla el cometido inicial de embellecer y contribuir al desarrollo urbano del Centro Histórico.

Los arquitectos que concibieron el Proyecto Alameda desde los primeros meses de 2008 —entre ellos Jaime Castiello Chávez, Juan Carlos Name, Ricardo Agraz, Álvaro Morales, Alfredo Hidalgo, Héctor Santana Zertuche, Rafael Plascencia y Miguel Echauri, entre otros—, concuerdan prácticamente en que sus propuestas individuales podrían someterse a una modificación pensando en un “correcto desarrollo integral”, y que lo importante de la Villa Panamericana no son los Juegos Panamericanos que se celebrarán durante 2011, sino su utilidad como nuevo propulsor del desarrollo urbanístico de Guadalajara.

En este sentido, consideran que lejos de omitir su participación en la elaboración del nuevo proyecto ejecutivo que se realizaría con Bosque Edificadores, y que debe estar listo el 2 de octubre de este año, contribuirán al desarrollo integral de esa zona y a su reactivación, entendiendo que el socio desarrollador que ganó la licitación busca la rentabilidad de su inversión.

De este modo, 10 arquitectos que participan individualmente o mediante sus despachos en el Proyecto Alameda, intercambiaron sus puntos de vista en torno a la Villa Panamericana con el titular de la Coplaur, quien horas antes sostuvo una plática con el dueño de la Empresa Bosco Desarrolladores, Bosco Gutiérrez Cortina.
Juan Palomar Verea aseguró que el resto de los arquitectos no presentes la tarde de ayer en la Mesa de Redacción, están de acuerdo en proseguir con el Proyecto Alameda, “siempre y cuando éste no se aleje de sus ejes rectores, que son contribuir al desarrollo urbano de la ciudad”.

El propio presidente municipal de Guadalajara, Alfonso Petersen Farah, entrevistado horas antes, afirmó que la carta enviada a arquitectos tapatíos la tarde del lunes no implica desechar el proyecto inicial, sino ajustarlo a las posibilidades económicas determinadas por la crisis financiera.

En cuanto al tiempo para presentar un nuevo proyecto ejecutivo, los arquitectos señalan que estos cinco meses planteados por Bosco Edificadores son “suficientes”, y bajo una adecuada dinámica de trabajo podrían sacarse adelante. Sin embargo, solicitaron al director de la Coplaur que los procedimientos administrativos, de gestión o cambios en la agenda fijada inicialmente por el Ayuntamiento, sean oportunamente informados. A ello, Juan Palomar respondió: “Se les está informando que es una empresa que ganó una licitación y les manda una carta para invitarlos a participar en  un replanteamiento para el Proyecto Alameda, en el entendido de que su viabilidad financiera se dificulta”.

Una polémica carta

Después del mediodía del lunes 18, los arquitectos que participaron en el concurso para concebir la Villa Panamericana, y los invitados por el municipio para asignarles el desarrollo de un edificio en particular, recibieron por parte de la empresa Bosco una carta en la que se les informó que se buscaba la viabilidad del proyecto.

Tras un mes de ganar la licitación, se les precisa que “nuestra propuesta ha sido seleccionada por el Gobierno Municipal de Guadalajara para llevar a cabo la construcción de la Villa Panamericana para 2011. Ésta se fundamenta en la premisa de hacer de este proyecto un negocio inmobiliario rentable”.
Además, se consideró el desarrollo de un sólo proyecto, “con unidad en su conjunto, que aproveche las economías de escala en todos los elementos y materiales de construcción para poder garantizar la calidad, el costo y el tiempo”.

En este sentido, Bosco planteó la nueva arquitectura bajo las siguientes premisas:
“Arquitectura anónima sin mayor pretensión que la de integrarse discretamente al contexto urbano; inocente, que no pretenda sino la de substituir la traza urbana original; que se pierda amablemente en su entorno actual y concebida con el ingenio del pobre, mediante la fabricación industrializada de los elementos estructurales, de fachada, acabados, etcétera. Además de un edificio símbolo”.

¿Quién es Bosco?

Bosco Gutiérrez Treviño es arquitecto de profesión, y posteriormente se dedicó al ámbito de la industria de la construcción. Tiene raíces familiares en Guadalajara. Su grupo ha trabajado en torno a la arquitectura, construcción y promoción de proyectos inmobiliarios durante los últimos 25 años. Para la propuesta de la Villa Panamericana se asoció con la empresa Corey Integra, grupo de prestigio en el desarrollo y construcción de proyectos de inversión con sede en Guadalajara.

Cronología

El 28 de mayo de 2006, la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) que preside Mario Vázquez Raña, determinó que Guadalajara sería la sede de los Juegos Panamericanos de 2011.
10 años antes, la capital tapatía buscaba la sede, pero en 2003 perdió ante Santo Domingo. En la siguiente contienda retiró su candidatura, por lo cual Río de Janeiro se quedó con la organización de los Panamericanos de 2007.

Un año más tarde, el Ayuntamiento determinó que se realizaría un concurso para definir el proyecto en torno al complejo arquitectónico que albergaría a los atletas que se dieran cita a la justa: la Villa Panamericana.
En 2008 se dieron a conocer los proyectos ganadores para la villa, y a inicios de 2009 se lanzaría la licitación para que una empresa desarrolladora los llevara a cabo.

El 14 de marzo, Alfonso Petersen Farah, presidente municipal, anunció que de ocho empresas concursantes, dos podrían hacer la villa: Bosco y Viveica.

Finalmente, en abril pasado se dio a conocer que Bosco Edificaciones realizaría la Villa.

Temas

Lee También

Comentarios