Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018
Internacional | Clinton se refirió a Obama como a alguien que ha inspirado a muchos

Reaparece Bill Clinton en Ohio y cambia estrategia contra Obama

El tono del ex mandatario respecto al contrincante de su esposa se ha moderado en medio de recomendaciones de que prominentes figuras

Por: EL INFORMADOR

Washington.- El ex presidente William Clinton retomó el escenario de la contienda para tratar de frenar la caída de su esposa Hillary, cambiando el discurso de enconó al de elogio hacia el senador Barack Obama.  

Clinton se refirió a Obama como a alguien "que ha inspirado a muchos", dejando atrás el tono agresivo con que lo impugnó.  

Con el trasfondo de ocho derrotas consecutivas de su esposa, el ex presidente apuntalara la campaña, este lunes con un discurso a favor de Hillary en la Universidad Estatal Youngstown en Ohio.  

El ex Mandatario reforzara la campaña en momentos que las primarias del 4 de marzo en Ohio y en Texas son claves para la supervivencia política de Hillary.  

El tono del ex mandatario se ha moderado en medio de recomendaciones de que prominentes figuras, incluida la del senador Edward Kennedy, lo llamaron preocupados de que su actitud tuviera el efecto indeseado de dividir al Partido Demócrata en las elecciones generales.  

Clinton no se ha disculpado con Obama y en una entrevista televisiva reconoció que su error fue defender a su esposa en forma tan vigorosa, como si ella no fuera capaz de hacerlo por si misma.  

Clinton, cuyas intervenciones previas en la campaña desataron críticas de los propios Demócratas por el tono agresivo con que impugnó a Barack Obama, dio un vuelco a su discurso elogiando al senador afroamericano como a alguien "que ha inspirado a muchos".  

Aún así el todavía popular ex presidente enfatizó ante unos 800 simpatizantes en Toledo, Ohio el fin de semana, que los Demócratas tienen una clara opción entre Obama y Hillary, a los que presentó como la diferencia entre "lo fresco y nuevo, contra lo probado (...) y verdadero".  

La reaparición de Bill Clinton fue vista como parte de un replanteamiento de la campaña de Hillary, que busca aprovechar el carisma y capacidad de convocatoria de su cónyuge, sin transformarlo en un "perro de ataque", como fue denominado por los simpatizantes de Obama.  

Pero la presencia del ex mandatario a lo largo de la carrera por la nominación presidencial no ha dejado de ser controvertida.  

Su decisión de lanzar una estridente defensa de su esposa cuando empezó a ser evidente que Obama representaba una amenaza real a sus aspiraciones presidenciales, abrió un nuevo frente en el debate nacional sobre quién estaría a cargo de llegar a la Casa Blanca, él o ella.  

Bill Clinton tuvo que aclarar en una entrevista televisiva que no sería asesor 'de tiempo completo' de Hillary Clinton si ésta ganaba la presidencia el próximo 4 de noviembre.  

Igualmente polémica fue su caracterización de la postura de Obama sobre la guerra en Irak como un "cuento de hadas".  

Más aún, Bill Clinton comparó el triunfo de Obama en Carolina del Sur -gracias en parte al abrumador apoyo afroamericano- con las victorias del activista negro Jesse Jackson en 1984 y 1988. La analogía fue vista como una manera de minimizar la hazaña de Obama.  

Hillary Clinton avivo el debate racial cuando sugirió que los esfuerzos de Martin Luther King hubieran sido en vano de no ser por la decisión del presidente Lyndon Johnson de promulgar las leyes de los derechos civiles en 1964.  

John Lewis, un prominente líder afroamericano de los derechos civiles de esa época, anunció la semana pasada que modificara su voto como súper delegado, en lugar de Hillary y sufragará a favor de Obama.  

Sea por los comentarios de Bill o Hillary Clinton, o por factores adicionales, como el hecho de que Obama ha logrado trascender las razas, las encuestas muestran que la senadora de Nueva York perdió la ventaja sustancial de apoyo entre la comunidad negra que gozaba al inicio de la campaña.  

Pero la andanada de Bill Clinton contra Obama ha ido más allá. En enero, durante una parada en Nevada, el ex presidente acusó al senador afroamericano por supuestamente alabar a Ronald Reagan, cuando en realidad había destacado la habilidad de Reagan de buscar consensos.  

El ex presidente escenificó también varias rabietas públicas frente a reporteros de televisión, a los que acusó de aplicar un estándar de escrutinio a su esposa y otro a Obama, en temas como la guerra en Irak, además de dar un mejor trato editorial al senador de Illinois.  

Clarence Thomas, el principal columnista afroamericano del Chicago Tribune, ironizó que Bill Clinton nunca se quejó de la prensa el año pasado cuando la mayoría de los medios consideraba que Hillary Clinton era la candidata 'inevitable' para los Demócratas.  

Pero Obama respondió directamente a los ataques durante una entrevista con ABC en la que calificó de 'preocupante' el nivel con el que el ex presidente defendió a su esposa, en especial porque aseguró que sus declaraciones 'no están sustentadas con los hechos'.  

Más adelante, durante un debate televisivo, Obama bromeó que no sabía si estaba compitiendo contra Hillary o Bill Clinton.Bill Clinton prosiguió el proselitismo a favor de su esposa e incluso apareció en el programa más popular en español del país: Piolín por la Mañana, que conduce el mexicano Eddie Sotelo.  

NTX 18-02-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios