Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Diciembre 2017
Internacional | Campesinos intentaron ingresar a un edificio público para reclamar la renuncia del Fiscal General del Estado

Protestas en Paraguay deja decenas de heridos

``La policía nos reprimió sin necesidad. Solo hacemos uso de un derecho constitucional”, señalan

ASUNCION, PARAGUAY.- Unos 53 campesinos resultaron heridos tras ser reprimidos el miércoles por policías antimotines con golpes de bastones y disparos de balas de goma cuando intentaban ingresar a un edificio público para reclamar la renuncia del Fiscal General del Estado.

Por lo menos cinco policías también resultaron con lesiones, según los informes oficiales.

Los labriegos provenientes de los conflictivos departamentos de San Pedro y Concepción, en el norte del país, marcharon temprano hacia la fiscalía tras pasar la noche acampados en la plaza Italia y se enfrentaron con los policías en el centro de Asunción.

El presidente Fernando Lugo, al regreso de una gira por Estados Unidos, El Salvador y México, dijo a los periodistas que ``garantizamos la libre manifestación de todas las personas pero a quienes quisieran desestabilizar la paz y la tranquilidad del país se les aplicará la ley, sean o no campesinos''.

Enrique Bellasai, director del estatal hospital Emergencias Médicas, confirmó que ``unos 53 campesinos heridos fueron atendidos, la mayoría sin mucha gravedad a quienes, tras la revisión, se les dio de alta''.

Un informe policial, en tanto, indicó que cinco agentes fueron heridos con piedras, pero sin gravedad.

La acción policial comenzó cuando el líder radicalizado Silvio Sanabria, instruyó en guaraní a sus compañeros diciendo: ``avancen, aprieten a los policías ¨o acaso tienen miedo?. Vamos, deben acorralarlos como sapos''.

Inmediatamente, un grupo de labriegos tomó por sorpresa y arrinconó al comisario Viviano Machado, jefe del área metropolitana, produciéndose la intervención policial dispersando a los manifestantes. Ante la resistencia campesina, los policías lanzaron gases lacrimógenos.

Luis Aguayo, uno de los dirigentes de la coalición de izquierda Frente Social y Popular, dijo a periodistas que ``Sanabria no fue un instigador ni provocador ni agitador, sólo estaba arengando al pueblo con su forma muy peculiar de hablar. Tenemos varios heridos debido a los golpes e impactos de bala''.

``La policía nos reprimió sin necesidad. Solo hacemos uso de un derecho constitucional de manifestarnos libremente y aguantaremos todas las represiones y ataques policiales. Nos quedaremos en las calles de Asunción todo el tiempo que fuese necesario hasta que renuncie el fiscal Rubén Candia'', agregó.

Belarmino Balbuena, otro líder de los labriegos, en la misma rueda de prensa anticipó que ``luego iremos hasta el Palacio de Justicia para reclamar la renuncia de los nueve ministros de la Corte Suprema de Justicia porque pertenecen al pasado, a un modelo de injusticia que perjudicó al pueblo y benefició a los ricos, terratenientes y mafiosos''.

El fiscal Candia, por su parte, dijo a la prensa que ``no pienso renunciar porque mis funciones terminarán en 2010''.

Temas

Lee También

Comentarios