Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Internacional | Cascos azules han sido señalados de atropello hacia las mujeres y menores de edad

Presenta ONU estrategia para combatir abuso sexual de su personal

Cascos azules han sido señalados de atropello hacia las mujeres y menores de edad en la República Centroafricana
Antonio Guterres quien funge como secretario de la ONU ha manifestado su preocupación por los abusos en el continente africano. TWITTER / @antonioguterres

Antonio Guterres quien funge como secretario de la ONU ha manifestado su preocupación por los abusos en el continente africano. TWITTER / @antonioguterres

NACIONES UNIDAS (09/MAR/2017).- El secretario general de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, presentó hoy un plan para abatir los casos de abuso sexual entre los empleados de este organismo internacional, luego de los escándalos en que se han visto envueltos cascos azules en África.

El plan fue concebido luego de que decenas de cascos azules adscritos a operaciones de mantenimiento de paz de la ONU han sido señalados en los últimos tres años de abusar de mujeres y menores de edad, casos entre los cuales destacó el de la misión en la República Centroafricana.

En su mensaje de presentación del plan, Guterres explicó que su estrategia está centrada en la atención a las víctimas, la transparencia, la rendición de cuentas y la impartición de justicia.

De manera concreta, la estrategia propone entre otras medidas que la ONU deje de pagar a los países que no investiguen las denuncias de abuso contra sus tropas de manera oportuna, y destinar en cambio ese dinero a un fondo para atender a sobrevivientes de esas prácticas.

El plan también incluye la investigación más estricta del personal de la ONU, la creación de un nuevo puesto de defensor de las víctimas, un protocolo para prevenir el abuso y la explotación sexuales, así como crear un puesto de coordinador especial para mejorar la respuesta en estos casos.

Asimismo, la ONU contempla el establecimiento de un "círculo de liderazgo", integrado por jefes de Estado, y la creación de un consejo asesor especial, compuesto por líderes de la sociedad civil y expertos, para hacer recomendaciones a fin de prevenir esos abusos.

El dirigente de la ONU reiteró su compromiso con hacer realidad la tolerancia cero frente al abuso y la explotación sexual en la organización.

"Debemos declarar al unísono que no toleraremos que nadie cometa o excuse a quienes cometan actos de explotación y abuso sexuales. No permitiremos que nadie encubra esos delitos usando la bandera de las Naciones Unidas. Todas las víctimas merecen justicia", sostuvo.

La estrategia fue presentada el mismo día en que la ONU difundió su informe anual sobre denuncias sexuales contra empleados de este organismo.

El documento detalló que en 2016 se recibieron denuncias de 145 casos de abuso y explotación sexual, 80 de ellos cometidos por personal uniformado y 65 por personal civil. El estudio indicó que de 311 víctimas de esos atropellos, 309 fueron mujeres o niñas.

Organismos civiles han señalado que, pese a los esfuerzos de la ONU para erradicar la violencia sexual y la impunidad en casos de abusos, existe una laguna legal debido a que los cascos azules sospechosos de crímenes deben ser juzgados en sus países de origen, lo que no siempre sucede.

En ese sentido, durante una conferencia de prensa para presentar la estrategia, la jefa de gabinete del secretario general, Maria Luiza Ribeiro Viotti, aseguró que el plan hace "énfasis en la asociación con los Estados miembros".

"Debemos reconocer que no se trata de una cuestión que la ONU puede enfrentar sola y necesitamos un enfoque de cooperación y alianza con ellos", afirmó Viotti.

Por su parte, la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) calificó la estrategia de un paso en la dirección correcta debido a que Guterres reconoce que el abuso sexual por parte de personal del organismo internacional "es un error cruel e inexcusable que mancha la reputación de la ONU".

AI indicó, sin embargo, que muy pocos miembros de las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU, sospechosos de responsabilidad penal por crímenes de violencia sexual, son procesados por sus crímenes.

"Nos preocupa, no obstante, que todavía exista una presión insuficiente sobre los Estados miembros para asegurar que los incidentes de abuso sexual sean investigados y procesados con justicia", destacó el organismo.

Temas

Lee También

Comentarios