Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 11 de Diciembre 2019
Internacional | Cumbre contra el calentamiento climático

Obama condiciona baja de gases contaminantes

La Casa Blanca anuncia que EU llevará a Copehnague una propuesta alentadora, siempre y cuando China y otras naciones cumplan su parte

Por: AFP

WASHINGTON, E.U.- Estados Unidos hizo dos gestos significativos para ayudar a la próxima cumbre internacional contra el calentamiento climático, al anunciar la participación de su presidente Barack Obama y presentar objetivos claros de reducción de sus emisiones contaminantes.

Obama decidió que era bueno que fuera el nueve de diciembre a la cumbre de la ONU en Copenhague, porque su presencia “impulsará las negociaciones” y “aumentará sus posibilidades de éxito”, dijo su consejero para clima, Mike Froman.

Barack Obama --que de todas formas debía viajar a Europa el 10 de diciembre para recibir el premio Nobel de la Paz-- no irá a Copenhague con las manos vacías: la Casa Blanca anunció que EU bajará 17% sus emisiones de gases de efecto invernadero de aquí al año 2020 con respecto a 2005, siempre y cuando China y otros países  emergentes cumplan sus promesas.

Además, Estados Unidos --uno de los dos mayores contaminadores del mundo, junto con China-- reducirá las emisiones de CO2 en 30% los niveles para 2025 y 42% para 2030, comparados con los del año 2005.

Estas decisiones le dan un impulso a la cumbre de Copenhague, que busca alcanzar un tratado que supla al protocolo de Kyoto contra el calentamiento climático. La cumbre enfrenta los intereses difícilmente conciliables de los principales protagonistas, desde los grandes países industriales a las naciones pobres, pasando por emergentes como China e India.

Los europeos expresaron su satisfacción tras el anuncio de la participación de Obama, aunque se mostraron prudentes sobre sus promesas de reducción de emisiones contaminantes.

“Me congratulo porque el presidente Obama se comprometió a venir a Copenhague”, dijo el jefe de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

El logro de un nuevo tratado en Copenhague parece lejos, pero el Gobierno de Obama afirma que la ocasión debe servir de trampolín para acordar medidas concretas e inmediatas.

Estos objetivos de reducción son "una contribución significativa a un problema que Estados Unidos ha ignorado por demasiado tiempo", dijo la Casa Blanca.

Obama, cuyo país es uno de los mayores contaminadores del planeta, se une así a decenas de jefes de Estado y de Gobierno que ya aceptaron la invitación de Dinamarca, anfitrión de la conferencia de la ONU.

El primer ministro danés, Lars Loekke Rasmussen, saludó la decisión de Obama de participar en la cumbre.

Este acuerdo “debe ser concluido el 18 de diciembre” con la participación de los jefes de Estado y de Gobierno del mundo entero, subrayó el dirigente danés, pues reemplezará al protocolo de Kioto, que termina el año 2012.

Temas

Lee También