Jueves, 23 de Enero 2020
Internacional | Las votaciones se extendieron hasta las 12:30 horas de esta tarde

Los iraníes acuden masivamente a las urnas para elegir presidente

Antes de que abrieran las puertas del colegio electoral ya había más de 700 personas esperando votar

Por: NTX

TEHERÁN, IRÁN- En Hoseiniyá Ershad, una gran mezquita del  centro de Teherán, más de cien personas hacían cola el viernes por la mañana,  una hora antes del inicio de los comicios, para votar en las elecciones  presidenciales, señal de una movilización sin precedentes del electorado.

La afluencia era tal que una hora después de que este colegio electoral  abriera sus puertas, el número de electores esperando su turno superaba las 700  personas.

En el interior de la mezquita se instalaron dos filas para votar: las  mujeres de un lado y los hombres del otro.

"Acabo de llamar a mi esposo y a mis hijos para que vengan inmediatamente a  votar. Si llegan tarde, tendrán que esperar horas", explica Mahine, una iraní  de 46 años.

Para Ayub Mehrabi, un funcionario de 28 años, el presidente saliente Mahmud  "Ahmadinejad es el más competente".

"Vengo del sur", donde están las zonas populares, "y votaré por (el ex  primer ministro Mir Hosein) Musavi. Mi marido perdió su empleo. Nuestros  ingresos apenas alcanzan los dos millones de riales (200 dólares) mensuales",  explicó Saadat Mir-Ebrahimi, una peluquera de 43 años, que en 2005 votó por  Ahmadinejad, que ahora aspira a un segundo mandato.

Poco después de su inesperada victoria en 2005, el presidente  ultraconservador aplicó una política populista, afirmando que buscaba favorecer  a las clases populares. Pero fue criticado por muchos economistas por su mala  gestión de los fondos públicos, en particular la inyección masiva de  petrodólares, que condujo a una fuerte inflación (23,6%), sin conseguir reducir  el desempleo y la pobreza.

En toda la ciudad, de los barrios ricos del norte a las zonas populares del  sur, pasando por el centro, se repetían el viernes las mismas imágenes: largas  filas de electores bajo un sol inclemente.

"La prioridad es el empleo, la inflación, la vivienda, el matrimonio de los  jóvenes y obviamente la libertad de expresión", declaró a la AFP Haleh  Alizadeh, azafata de 23 años, que votará en la escuela Shohadaye Resaneh, en el  centro de Teherán.

A las 13H00, unos 560 electores ya habían votado en esa escuela y unos 400  esperaban en el patio, contra un total 700 votantes registrados en 2005.

Esta amplia movilización de los electores, sin precedentes en Irán, se  produce tras una ruidosa campaña de los partidarios de Musavi. Decenas de miles  de ellos se quedaron en las calles de Teherán y de otras ciudades del país  hasta altas horas de la madrugada.

En los últimos días de campaña, los partidarios de Ahmadinejad también se  movilizaron. Los seguidores de los dos principales candidatos se enfrentaron en  un buen ambiente.

Aunque las escenas de jóvenes bailando y cantando en las calles no gustaron  demasiado a conservadores y religiosos.

"Votamos por Ahmadinejad para acabar con estos actos de inmoralidad",  afirmó Roghieh, de 40 años, en la mezquita Jameh Ershad, situada en un barrio  popular del sur de Teherán. "Tenemos que darle cuatro años más para que termine  lo que empezó".

Al acercarse a las zonas populares de Teherán, son más numerosos los  partidarios del presidente saliente.

Pero no todos votarán por Ahmadinejad.

"La inflación es terrible. Los matrimonios son menos frecuentes y los  jóvenes sufren mucho de la política del gobierno", declaró a la AFP Nahid, que  vino a votar con su padre Ebrahim Taghipur.

Los debates televisivos, organizados por primera vez en Irán y en los que  Ahmadinejad acusó de corrupción al ex presidente Akbar Hachemi Rafsanyani, que  apoya a Musavi, considerado un moderado, parecen haber influenciado a los  electores.

"Los que apoyan a Musavi son traidores", afirmó Hasan Abedi, un iraní de 65  años, que fue a votar con toda su familia.

Temas

Lee También