Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
Internacional | Fue escenario de torturas y asesinatos de detenidos durante el régimen de Alberto Fujimori

La leyenda negra del Pentagonito, sede de la Cumbre del APEC

Siete años de investigación le permitieron a Uceda obtener testimonios

Por: EFE

LIMA, PERÚ.- Concebido para centralizar el mando militar en caso de guerra, el cuartel general del Ejército peruano, conocido como "El Pentagonito", tiene una leyenda negra que vuelve a la luz con motivo de la cumbre del foro APEC.

Y es que este gigantesco complejo militar, que acogió esta semana la reunión de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), fue escenario de torturas y asesinatos de detenidos durante el régimen de Alberto Fujimori (1990-2000).

La historia se conoció con la publicación, en 2004, del libro "Muerte en el Pentagonito. Los cementerios secretos del Ejército peruano", del periodista Ricardo Uceda.

En ese libro, el investigador peruano narra lo acontecido durante dos décadas en las que se presentaron numerosos actos heroicos, pero también atroces violaciones de los derechos humanos.

Éstas corrieron por cuenta de grupos militares encubiertos, cuya estela de crímenes se desveló en los últimos años y ha llevado ante los tribunales al propio ex presidente Fujimori.

Siete años de investigación le permitieron a Uceda obtener testimonios que revelaron crímenes nunca resueltos, aparentemente cometidos en la misma sede del Cuartel General del Ejército.

El periodista tituló su libro al igual que el capítulo que narra cómo tres presuntos integrantes de Sendero Luminoso fueron secuestrados, llevados al "Pentagonito" y asesinados de disparos en la cabeza.

"Antes los habían torturado, y, después, sus cadáveres fueron incinerados en un horno habilitado para tales propósitos. Todo esto en 1993, durante el apogeo de Fujimori y (Vladimir) Montesinos", explicó Uceda en un artículo publicado en el diario "El Comercio" hace un año.

El investigador admitió que su relato, que se basaba en el testimonio del ex agente de inteligencia Jesús Sosa, carecía de evidencias ya que "nunca se encontrarían los cuerpos".
Este caso se produjo durante el primer gobierno del actual gobernante, Alan García (1985-1990), quien ha negado haberlo conocido y haber autorizado su ejecución extrajudicial, como señalaron a Uceda algunos de los participantes en el crimen.

Las afirmaciones del periodista han sido negadas por los ex militares implicados, la mayoría de ellos presos en la actualidad.

Temas

Lee También

Comentarios