Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Diciembre 2017
Internacional | Esta nueva acción unilateral británica constituye una flagrante violación del mandato que nos imponen las Naciones Unidas

Gran Bretaña adopta nueva Constitución para Malvinas, Argentina protesta

La nueva Constitución, que entrará en vigor el 1 de enero, reemplaza a una versión acordada en 1985

LONDRES, INGLATERRA..- Gran Bretaña acordó una nueva Constitución para las Islas Malvinas (a las que llama Falkland), que refuerza la democracia local aunque mantiene los poderes de Londres para proteger sus intereses, lo que generó una protesta formal de parte de Argentina.

La nueva Constitución, que entrará en vigor el 1 de enero, reemplaza a una versión acordada en 1985, tres años después de la guerra que opuso a Argentina y Gran Bretaña por la soberanía de ese archipiélago del Atlántico Sur.

"Esta nueva acción unilateral británica constituye una flagrante violación del mandato que nos imponen las Naciones Unidas" sobre el conflicto por el archipiélago del Atlántico Sur, declaró a la prensa el canciller argentino Jorge Taiana.

Taiana dijo que "el Gobierno argentino denunciará ante la comunidad internacional esta violación de la soberanía argentina y del derecho internacional" y acusó a Londres de pretender perpetuar "una anacrónica situación colonial".

La viceministra británica de Relaciones Exteriores, Gillain Merron, dijo en una nota que "lo que no cambia es el compromiso global del gobierno británico con las Islas como un Territorio de Ultramar. (...) Tampoco cambia el derecho a la autodeterminación".

La nueva Constitución fue aprobada formalmente el miércoles por la reina Isabel II, después de unas negociaciones basadas en un informe parlamentario publicado en 2007.

El nuevo texto constitucional "fortalece la democracia local, al tiempo que mantiene suficientes poderes para que el gobierno británico proteja los intereses británicos y asegure la buena gobernabilidad global del territorio", indicó por su parte el documento difundido el jueves por la cancillería británica anunciando la nueva Constitución.

"El mundo ha progresado desde que la anterior Constitución de las islas Falkland entró en vigor, en 1985, y las Falklands se han desarrollado considerablemente, tanto económica como socialmente", explicó Merron.

"La nueva Constitución refleja esto", agregó la viceministra destacando que el documento crea un nuevo Comité de Cuentas Públicas y un Comisionado para las Quejas.

Mike Summers, portavoz del gobierno de las islas, manifestó su agrado ante este nuevo documento.

"La nueva Constitución describe más apropiadamente la relación entre las Falklands y el Reino Unido y establece formalmente el grado de autonomía interna", afirmó Summers, según el comunicado del Foreign Office.

"Estamos satisfechos con la naturaleza cooperativa de nuestras negociaciones, que reflejan una asociación madura y un compromiso continuado con la seguridad, el desarrollo social y económico", agrega dicho texto.

"El derecho del pueblo de las Islas Falkland a determinar su futuro político ha sido ejercido libremente a través del proceso democrático", sostuvo.

Sin embargo, la nueva Constitución desató en Buenos Aires las críticas del constitucionalista argentino Daniel Sabsay.

"Es más de lo mismo. Es una nueva afirmación del modo en que Gran Bretaña desconoce de manera palmaria la soberanía que le asiste a Argentina, que el país ha reclamado en foros internacionales y que aparece en la Constitución (argentina) reformada en 1994", dijo a la AFP Sabsay.

Según el constitucionalista argentino, "Gran Bretaña en ningún momento llegó a poner en duda los derechos soberanos sobre el archipiélago del Atlántico Sur, y se sigue manejando como titular de esos derechos".

Inglaterra ocupó las Malvinas en 1833, 17 años después de la declaración de independencia de Argentina, que sigue reclamando la devolución del archipiélago.

La última dictadura argentina (1976-1983) intentó recuperarlas por la fuerza al desembarcar en las islas el 2 de abril de 1982. El intento se frustró al cabo de 74 días de conflicto en el que murieron 649 soldados argentinos y 259 británicos.

El Comité de Descolonización de la ONU volvió a invitar este año a los dos países a negociar directamente su diferendo.

Temas

Lee También

Comentarios