Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019
Internacional | La UE pide colaboración a otros países

Europa envía más ayuda para África

El total del apoyo financiero para Kenia, Etiopía y Somalia ascenderá a casi 158 millones de euros

Por: EL INFORMADOR

Filas de somalíes esperan por alimentos en un campamento de Mogadiscio. AP  /

Filas de somalíes esperan por alimentos en un campamento de Mogadiscio. AP /

DADAAB, KENIA (24/JUL/2011).- La Unión Europea (UE) anunció un aumento de su ayuda económica destinada a las víctimas de la sequía y el hambre en el Cuerno de África, e instó al resto de la comunidad internacional a “actuar rápidamente” para frenar la “situación dramática” que padece la región.

Durante una visita al campo keniano de refugiados de Dadaab (este), el mayor del mundo, la comisaria europea de Cooperación Internacional y Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva, dijo que la Comisión Europea (CE) destinará 27.8 millones de euros más a “aliviar el sufrimiento” de las víctimas de la sequía.

La responsable europea de Cooperación Internacional aseguró que la CE está movilizando otros 60 millones de euros para tratar de frenar la “situación dramática” que vive la región; sumados a los 70 millones de euros destinados ya a la zona este año, elevarían el total a casi 158 millones de euros.

Preguntada sobre la aportación económica al Cuerno de África de países emergentes como China, Brasil y Rusia, o los países ricos del Golfo Pérsico, Georgieva lanzó “un mensaje muy claro: la riqueza conlleva responsabilidad”.

Georgieva afirmó que “la solución es invertir en desarrollo sostenible, porque ésta no va a ser la última sequía que afecte a la zona”; alabó la “resistencia increíble” de los somalíes, que caminan durante días o incluso semanas para huir de la complicada situación de su país, pero insistió en que hace falta “un esfuerzo inmenso para ayudarles”.

Además, la política búlgara indicó que se está consiguiendo repartir ayuda en Somalia, a pesar de la reciente advertencia del grupo islámico somalí Al-Shabab, vinculado a la red Al Qaeda, en la que reafirmó su veto al acceso de organizaciones humanitarias de la ONU a los territorios bajo su control.

El pasado martes, la ONU declaró el estado de hambruna en dos regiones del Sur de Somalia —Bakool y Baja Shabelle—, algo inédito en ese país en dos décadas, y pidió 300 millones de dólares a la comunidad internacional para “salvar vidas”.

Las Naciones Unidas han calificado la actual sequía que azota al Cuerno de África como la peor en la región en los últimos 60 años, y aseguran que sus efectos han puesto en situación crítica a unos 11 millones de habitantes. La sequía en Somalia, Kenia y Etiopía es la peor en 20 años y afecta a unos 10 millones de personas, de acuerdo con Naciones Unidas. Sólo en el Sur somalí, 3.7 millones de personas corren el riesgo de morir de hambre.

TELÓN DE FONDO
El peligro de Al-Shabab

Un nuevo grupo terrorista en Somalia ha atraído la atención en el contexto de la actual crisis: el movimiento Al-Shabab, surgido tras la derrota de la Unión de Cortés Islámicas (UCI), luego de la invasión en 2007 de Somalia. Se presume que miles de miembros de la UCI que se escondieron, organizaron la insurgencia armada, y llevan a cabo ataques contra el Gobierno y las fuerzas aliadas. Su jefe (en 2010) es Abu Zubeyr y su subjefe es Ali Rage.

Al Shabab acusa a Naciones Unidas y a las organizaciones internacionales de tener una agenda política oculta. El jueves increpó a la ONU porque “exagera” la dimensión de la sequía y “politiza” la crisis humanitaria.

SOMALIA
Hay 2.2 millones de personas en la zona insurgente

EL ADOW.-
Los grupos de ayuda no pueden llegar a más de dos millones de somalíes que sufren por la hambruna en el Cuerno de África, donde insurgentes islámicos controlan buena parte de las zonas más afectadas, dijo ayer el organismo de alimentación de Naciones Unidas.

Funcionarios del Programa Mundial de Alimentos (PMA) dijeron que las zonas del sur de Somalia controladas por el grupo Al-Shabab, vinculado a Al Qaeda y que impuso un veto a la asistencia alimentaria en 2010, están entre las más peligrosas del mundo. “Aún hay que llegar a 2.2 millones de personas. No se trata de política, sino de salvar vidas”, dijo Josette Sheeran, director ejecutivo del PMA, en el noreste de Kenia.

El PMA es uno de los varios grupos que fueron expulsados de la zona controlada por los rebeldes el año pasado y que ahora están preparándose para volver. Sheeran indicó que el organismo estaba considerando lanzar alimentos desde aviones en regiones que son inaccesibles por tierra.

Los grupos de ayuda también se enfrentan con las minas enterradas en las zonas fronterizas en las que Al-Shabab luchó contra las fuerzas de Kenia y Etiopía a inicios de año.

Temas

Lee También

Comentarios