Viernes, 10 de Julio 2020
Internacional | El gobierno afirma que está ''decidido a enfrentarse a los actos terroristas''

Egipto autoriza uso de ''fuego real'' contra manifestantes

La advertencia sobre el uso de balas reales contra los manifestantes se lanzó después de que partidarios del depuesto presidente atacaron las oficinas del gobierno en Giza

Por: NTX

El ministro del Interior egipcio, Mohamed Ibrahim besa el ataúd de uno de los policías que falleció durante los disturbios. EFE /

El ministro del Interior egipcio, Mohamed Ibrahim besa el ataúd de uno de los policías que falleció durante los disturbios. EFE /

MADRID, ESPAÑA (15/AGO/2013).-  El gobierno interino de Egipto autorizó a la policía y las Fuerzas de Seguridad el uso de "fuego real" contra manifestantes leales al depuesto presidente Mohamed Morsi, que siguen protagonizando actos de violencia.

"El Ministerio del Interior ha ordenado a todas las fuerzas a utilizar munición real para contrarrestar cualquier ataque contra edificios del gobierno o las fuerzas de la policía", afirmó la dependencia, un día después de que al menos 525 personas murieron por la represión.

En un comunicado, el ministerio indicó que ante la continuidad de la violencia en El Cairo y otras ciudades por parte de manifestantes pro Morsi, se ha instruido a las fuerzas de seguridad hacer todo para garantizar la seguridad, según un reporte de la televisión Al Yazira.

En su declaración, la cartera dijo que el gobierno egipcio está "decidido a enfrentarse a los actos terroristas" provocados por los Hermanos Musulmanes, que llamaron este jueves a sus seguidores a continuar las protestas callejeras.

La advertencia sobre el uso de balas reales contra los manifestantes se dio a conocer después de que cientos de partidarios del depuesto presidente atacaron las oficinas del gobierno en la ciudad de Giza, noroeste de Egipto y le prendieron fuero.

Los seguidores del ex mandatario también atacaron este jueves varias comisarías y otros edificios oficiales en varios puntos del país, en venganza a la violenta represión del miércoles contra manifestantes, que desde el 3 de julio pasado permanecían en varias plazas de El Cairo.

Las fuerzas de seguridad reprimieron a los manifestantes, luego de que un grupo de islamistas prendió fuego a una comisaría en el distrito de Imbaba, en el oeste de El Cairo, atacaron varios edificios públicos e intentaron irrumpir en otras oficina de la Policía al sur de la capital.

La operación comenzó poco después del amanecer, después de que miles de uniformados rodearon a los manifestantes acampados en la plaza Rabaa Al Aldauiya, para evitar más actos de violencia y prevenir que los disturbios se extendieran a toda la ciudad.

Ante la violencia y los disturbios desatados, el gobierno interino de Egipto declaró un Estado de emergencia de un mes en todo el país y un toque de queda nocturno, que muchos manifestantes amenazan con violar, en claro desafío a las autoridades.

El ministerio de Salud confirmó que al menos 525 personas fallecieron y tres mil 717 resultaron heridas a consecuencia de la ofensiva de ayer miércoles, aunque la Hermandad Musulmana fijo en más de cuatro mil 500 los muertos y unos 10 mil los lesionados.

Temas

Lee También