Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Diciembre 2017
Internacional | El desempleo va en aumento, el mercado bursátil está a la baja y las empresas se tambalean

Economía de nuevo presidente de EU espera 77 días tras elección

El mundo está ansioso de nuevas ideas y de un liderazgo renovado en el nuevo presidente de Estados Unidos, que deberá afrontar la crisis económica que ha azotado a todo el planeta con virulencia

WASHINGTON, EU.- Sin embargo, en los 77 días siguientes a las elecciones del martes, esos problemas seguirán siendo de George W. Bush, pues tanto Barack Obama como John McCain han indicado que serán condescendientes con el mandatario saliente.

Empero, Obama y McCain entienden la enorme presión que el ganador de los comicios tendrá para tomar medidas intensas virtualmente en cuanto termine el conteo de los votos. Sin embargo, la realidad probablemente impedirá que esto ocurra.

El presidente electo tendrá el respaldo del país pero ninguna autoridad real en el gobierno, que asumirá a finales de enero. La mayoría de los políticos se resistirían a asumir responsabilidades públicas en temas delicados cuando alguien más está todavía en el cargo, especialmente cuando los índices de aprobación de esa persona están en los niveles más bajos que haya tenido cualquier presidente desde que la encuestadora Gallup comenzó a compilar esa información hace 70 años.

Además, existe un protocolo tradicional de respeto en el sistema político estadounidense, entre presidentes, ex presidentes y presidentes entrantes.

''El entiende que sólo hay un presidente'', indicó un asesor de Obama sobre la posición del candidato demócrata.

''Podría haber mucho involucramiento, pero eso no quiere decir que se vaya a reemplazar al presidente actual. Nada de eso'', indicó Doug Holtz-Eakin, asesor político de alto nivel de McCain.
 Normar Ornstein, especialista en procesos de transición y experto del Instituto Empresarial Estadounidense, dijo que un presidente electo complicaría la situación si llegara incluso a sugerir diferencias con el presidente en funciones. ''Podría crearse una enorme falta de confianza y entre más delicada sea la situación _y la situación en la que estamos es muy delicada_ más cuidado debe tenerse''.

La última gran labor de Bush es organizar el enorme paquete de rescate para el sector financiero por 700 mil millones de dólares, que incluye una gran cantidad de mecanismos para sanear las finanzas de las empresas a fin de que nuevamente fluya el crédito en la economía estadounidense.

 La orientación del plan ha cambiado varias veces pues el gobierno ha tenido que lidiar con muchos cambios debido a los acontecimientos en marcha.

Temas

Lee También

Comentarios