Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Enero 2019
Internacional | La protesta por la muerte de un joven negro desencadena una revuelta

Disturbios raciales causan escalada de violencia

La protesta por la muerte de un joven negro desencadena una revuelta que deja, entre otras cosas, vehículos quemados y comercios saqueados

Por: EL INFORMADOR

Los edificios estaban humeantes, las piedras obstruían las calles y las alarmas contra ladrones seguían sonando. AP  /

Los edificios estaban humeantes, las piedras obstruían las calles y las alarmas contra ladrones seguían sonando. AP /

LONDRES, INGLATERRA (08/AGO/2011).- Los conflictos raciales en Europa suben de tono. Luego de que Anders Behring Breivik, ultraderechista e islamófobo, acabara con la vida de más de 70 personas en Noruega; la madrugada de ayer en Inglaterra un conflicto étnico desembocó en los peores actos de violencia vistos en la capital británica desde hace varios años.

El barrio londinense de Tottenham amaneció afectado el domingo, después de que decenas de personas quemaran edificios y vehículos y saquearan comercios durante una marcha en protesta por la muerte de un joven negro, Mark Duggan, a manos de la Policía.

Aunque se han registrado disturbios en otros países europeos relacionados con las medidas de austeridad para reducir las enormes deudas nacionales, la Policía de Londres y líderes de la comunidad local, dijeron que la ira por la muerte de Duggan fue la causa del disturbio.

Los problemas comenzaron la noche del sábado después de la protesta pacífica de 120 personas por la muerte de Duggan, de 29 años, quien fue tiroteado en la calle Ferry Lane el jueves en una operación por la que Scotland Yard intenta acabar con el uso de armas de fuego en la comunidad afrocaribeña. Desde el inicio, la muerte del joven ha estado rodeada de polémica, con versiones contradictorias sobre lo ocurrido. Unas versiones señalan que Duggan, quien viajaba en un taxi, disparó a los agentes antes de que estos le abatieran. Otras, hablan del ajusticiamiento de un hombre que ya estaba en el suelo cuando le dispararon.

El portavoz de Scotland Yard, comandante Adrian Hanstock, aseguró que la marcha pacífica fue “secuestrada” por un pequeño grupo de “vándalos descerebrados”, para dar paso a un escenario de violencia desproporcionada.

En este sentido, Tottenham vivió una escalada de violencia entre grupos de vándalos y agentes de la Policía que se ha saldado con 48 personas detenidas y 26 agentes heridos.

Durante los disturbios, decenas de gamberros causaron cuantiosos daños materiales, entre ellos edificios y vehículos quemados —como dos patrullas de la policía y una furgoneta policial, así como un autobús de dos pisos—, y saquearon los comercios del barrio, de los que robaron objetos de valor, como aparatos electrónicos o ropa metidos en carritos de supermercado y maletas.

Además, en esa oleada violenta los autores de los destrozos prendieron fuego a un supermercado del barrio y a una tienda de alfombras, además de sembrar el pánico y la desconfianza de los vecinos.

Los tumultos lograron ser controlados el domingo después de horas de esporádicos enfrentamientos.

En otro incidente separado, varios jóvenes destrozaron un coche policial y rompieron los escaparates de dos tiendas y las saquearon, en la calle comercial de Enfield, un barrio humilde del Norte de Londres, según informó Scotland Yard.

LAS CLAVES
El origen


1 El sábado un centenar de personas se concentraron en la comisaría de Tottenham, tras acudir en manifestación desde el complejo de viviendas de Broadwater Farm, pidiendo “justicia” para Mark Duggan, padre de cuatro hijos.
 
2 Alrededor de las 20:00 horas, los manifestantes lanzaron botellas contra dos coches policiales cerca de la comisaría. Crece el rumor de que esos incidentes comenzaron tras un altercado entre la Policía y una chica.
 
3 La Policías antidisturbios responde y aumenta la violencia de los manifestantes. Cerca de las 23:00 horas los bomberos atenderían 49 incidentes de fuegos primarios.

TELÓN DE FONDO
Un barrio con historial


Los disturbios en Tottenham no son una novedad en este vecindario del Norte de Londres con alta tasa de desempleo, pero no se habían repetido con esta magnitud desde 1985, cuando otra manifestación pacífica acabó con violentos enfrentamientos con la Policía y la muerte de un agente.

En aquel momento la violencia se desató también por la muerte de una joven, Cynthia Jarrett, durante una redada policial: hace poco más de 25 años el agente de policía Keith Blakelock murió en un ataque con machetes y cuchillos en el empobrecido barrio de Broadwater Farm durante un disturbio en el que 500 jóvenes salieron a las calles, atacando a la Policía, saqueando y provocando incendios.

El hecho puso de manifiesto un secreto a voces: las tensiones entre la numerosa comunidad negra de la zona y las fuerzas de seguridad, algo que décadas después se consideraba ya un problema erradicado.

La diversidad racial de Tottenham es evidente. Residentes subsaharianos, afrocaribeños, polacos, judíos ortodoxos, turcos e ingleses blancos se mezclan por unas destartaladas calles repletas de pequeños comercios, restaurantes de diferentes nacionalidades, polígonos industriales y talleres de reparación de coches.

Temas

Lee También

Comentarios