Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Febrero 2018
Internacional | Determinan que se tome nota de la sesión ya que el debate se tornó acalorado

Debate de OEA sobre crisis en Venezuela concluye sin acuerdos

Determinan que se tome nota de la sesión ya que por momentos el debate se tornó acalorado

Por: NTX

El debate de la OEA duró por más de cuatro horas. EFE / L. Nolly

El debate de la OEA duró por más de cuatro horas. EFE / L. Nolly

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (28/MAR/2017).- La Organización de los Estados Americanos (OEA) concluyó hoy sin acuerdos una sesión del Consejo Permanente convocada para discutir la situación en Venezuela, en la que se reflejaron divisiones sobre la postura que adoptará el organismo ante la crisis en ese país.

Luego de más de cuatro horas de debate, el presidente del Consejo, el embajador beliceño Patrick Andrew, determinó que se tomara nota de la sesión, convocada por 18 países, entre ellos 14 que la semana pasada se pronunciaron en un comunicado a favor de la liberación de los presos políticos en Venezuela.

El tono del debate, que se tornó por momentos acalorado, estuvo a punto de verse descarrilado cuando varios países amenazaron con retirarse del Salón Bolívar en protesta por el discurso del representante venezolano, el vicecanciller Samuel Moncada.

El funcionario venezolano denunció como "un acto de intervención" la sesión, al insistir en que la convocatoria había sido realizada por un grupo minúsculo de 18 países y arreciando sus críticas contra el dirigente de la OEA, Luis Almagro, a quien en un momento calificó como "grotesca parodia de secretario general".

Moncada trató de convertir su intervención final en un duro responsorio a los "países grandes" detrás de la convocatoria de este martes, indicando que su país "necesita de un grupo de amigos de la OEA, como México necesita un muro".

Tras las quejas repetidas de México, Perú, Paraguay, Canadá y Estados Unidos para que Moncada se refrenara de continuar con ese lenguaje, Andrew optó por poner fin a la sesión, sin vencedores ni vencidos.

Antes, Canadá dio lectura a un comunicado respaldado por 20 países, en el que reiteraron su preocupación por la situación en Venezuela, y su creencia de que la OEA se mantiene como el foro por excelencia para buscar soluciones a las crisis de sus países miembros.

"Coincidimos en la necesidad de que encontremos propuestas concretas para definir un curso de acción que coadyuve a identificar soluciones diplomáticas en el menor plazo posible, en el marco institucional de nuestra organización, y a través de consultas influyentes con todos los Estados miembros", indicó el texto.

La formación de un grupo de amigos, propuesta por el gobierno de Perú, fue una de las iniciativas presentadas durante el encuentro, aunque al final no pareció prosperar, como tampoco la de México para dar seguimiento periódico a la situación en Venezuela.

Por separado, el embajador mexicano Luis Alfonso de Alba adelantó que es posible que "en los próximos días" haya una nueva convocatoria para tratar de adoptar una resolución sobre el curso de la siguiente acción, quizá incorporando alguna de las propuestas planteadas este martes.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodriguez, dijo a reporteros que la convocatoria había sido un fracaso rotundo para quienes apuestan contra su gobierno, y sentenció que su país "jamás será un error imperial", aludiendo a que el trasfondo de la trama política es el de una invasión.

En conferencia de prensa posterior, Rodríguez confirmó que el gobierno de Venezuela concretará en breve su solicitud para celebrar una sesión del Consejo Permanente del organismo a fin de evaluar la actuación de Almagro, con miras a pedir su remoción del cargo.

Antes de que la agenda de la sesión fuera adoptada, Venezuela y sus aliados fracasaron en su intento para que se suspendiera el encuentro, insistiendo en que su gobierno no había dado su beneplácito para tal efecto.

"Venezuela se opone porque se está convocando esta sesión sin el consentimiento del gobierno. El contenido de esta discusión es intervencionista y viola el espíritu de la carta de la OEA", acusó Moncada, quien presidió la delegación venezolana.

Al final de un acalorado intercambio de casi una hora, la mayoría de los países del Consejo Permanente aprobó el orden del día, con el apoyo de 20 miembros y la oposición de 11.

Pese a ello, el vicecanciller venezolano denunció el voto como "una flagrante violación" de los principios de la OEA y dijo, como lo reiteró después Rodríguez, que su gobierno combatirá "donde sea necesario" todas las decisiones que emanen de esta sesión y de las acciones futuras que se deriven de ella.

Temas

Lee También

Comentarios