/contenidos/2008/04/17/noticia_0017.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Junio 2018
Internacional | El ministro del Interior, Florencio Randazzo se reunió con gobernadores de provincias para acción conjunta

Cubre humo Buenos Aires

El Gobierno argentino anunció restricciones al tráfico terrestre, marítimo y aéreo y un plan de atención urgente en hospitales.

Por: EFE

BUENOS AIRES.- La nube de humo que cubre Buenos Aires aumentó su densidad en las últimas horas y provocó nuevos problemas de visibilidad en algunas de las principales rutas del país, donde miles de vehículos permanecen varados.

El Gobierno argentino anunció hoy restricciones al tráfico terrestre, marítimo y aéreo, y un plan de atención urgente en hospitales ante la extensa nube de humo que cubre parte del país, provocada por la quema de pastos en el delta del Río Paraná.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, se reunió con los gobernadores de las principales provincias afectadas, Entre Ríos y Buenos Aires, para coordinar un plan de acción conjunta.

Entre las carreteras con problemas figura la ruta 14, una de las más importantes del país, que une a Argentina con sus vecinos del Mercosur -Brasil, Paraguay y Uruguay-, y donde la Gendarmería acompaña a decenas de camiones en su avance entre la humareda para evitar accidentes.

También en las rutas nueve, que enlaza Buenos Aires con Rosario, y 12, paralela a la 14, se ha cortado el tráfico por visibilidad nula.
Las autoridades recomiendan a los conductores que extremen la precaución, tomen vías alternativas y no superen los 50 kilómetros de velocidad incluso en los alrededores de Buenos Aires debido a los problemas de visibilidad, reducida apenas a 150 metros en algunas zonas, como la autopista que conecta la capital argentina con la ciudad de La Plata.

Las limitaciones en el tránsito de camiones en las principales carreteras del país se agravan por la huelga de empleados de la aduana brasileña, que mantiene varados a unos tres mil 500 camiones argentinos.

También se mantienen suspendidos los trayectos de autobuses de larga distancia hacia el interior del país. La nube de humo ha provocado, además, el cierre de Aeroparque, el aeropuerto metropolitano de Buenos Aires, para aterrizajes, aunque se mantienen los despegues previstos.

Las medidas pretenden reducir riesgos y evitar accidentes como los dos que se han registrado en los últimos días en la ruta 9 con un saldo de 9 muertos y medio centenar de heridos.

Fuentes empresariales de los sectores de transporte de mercancías y de personas evitaron evaluar las pérdidas, pero admitieron que serán "importantes", mientras medios locales empiezan a hablar de daños millonarios.

La densidad de la nube de humo que cubre Buenos Aires dificulta la visibilidad incluso en el centro de la ciudad, que, como ocurrió durante la pasada madrugada, empieza a presentar un aspecto fantasmagórico a medida que avanza la noche.

El origen del problema está en la quema de unas 70.000 hectáreas de pasto en las islas del delta del Paraná y en los vientos que extienden el humo, que ya ha alcanzado el sur de Uruguay.

El Gobierno acusó hoy a los agricultores de iniciar una quema masiva de pastos sin "racionalidad", mientras se multiplican las quejas ciudadanas por la falta de previsión de las autoridades ante un problema que comenzó hace días.

"El humo es por irresponsabilidad humana", dijo hoy la presidenta argentina, Cristina Fernández, que advirtió que debe haber "responsabilidades civiles y penales" para quienes iniciaron los incendios.

Las autoridades de la ciudad de Buenos Aires insistieron hoy en que la nube de humo no es tóxica, aunque el ministro Randazzo admitió que análisis realizados en algunos de los municipios afectados demuestran que "hay un alto grado de monóxido de carbono" en el ambiente.

El Gobierno ha organizado un plan de alerta en hospitales de las zonas afectadas para atender el incremento de las consultas por afecciones de garganta e irritaciones en los ojos.

"En las próximas 24 horas esperamos que los vientos roten y la situación mejore", apuntó hoy la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, que anunció una investigación sobre delitos ambientales y animó a la población a denunciar a los causantes de incendios incontrolados.

Las acusaciones del Gobierno contra los agricultores se han convertido en un nuevo elemento de tensión en las negociaciones que mantiene el gabinete de Cristina Fernández con las cuatro grandes patronales agropecuarias para resolver el conflicto del campo desatado por el incremento de los impuestos a la exportación de granos.

EFE 18:55 17/04/08 CCMS

Temas

Lee También

Comentarios