Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 18 de Noviembre 2018
Internacional | Muchos demócratas temen que la contienda entre Obama y Clinton continua para mal

Clinton y Obama se desangran

La campaña de Obama se movilizó desde muy temprano en la intención de presentar una interpretación distinta sobre el resultado de la elección.

Por: SUN


WASHINGTON.— Un día después de una elección primaria más en el intento de elegir candidato, el Partido Demócrata continuó su ruta hacia lo que parece una inevitable división, mientras Hillary Clinton y Barack Obama presentaban argumentos y escenarios opuestos sobre el significado del proceso en el estado de Pennsylvania y la posición en la que cada uno se ve a sí mismo para enfrentar al republicano John McCain.

De acuerdo con The New York Times, la contienda continúa para bien o para mal, y muchos demócratas temen que es para mal. Asimismo, el diario indicó en su edición de ayer que la continuidad de la batalla entre Clinton y Obama está socavando los esfuerzos para unir al partido con el objetivo de derrotar al virtual candidato republicano.

Ambas campañas se fundieron en un duelo de interpretaciones: Clinton buscó subrayar los significados políticos de su victoria, en tanto que Obama insistió en que todo se reduce a una cuenta numérica, y que los resultados generales están de su lado.

Clinton dedicó toda la mañana posterior a la elección a ofrecer entrevistas. Advirtió que la elección en Pennsylvania probó que ella está mejor posicionada para enfrentar a McCain, porque ha triunfado en los estados clave y los más grandes. “Gané donde tenía que ganar, Ohio y ahora Pennsylvania”, declaró en una charla con CNN. Dijo que es muy difícil imaginar a un demócrata en la Casa Blanca, si no es capaz de ganar esos estados.

“Él —dijo en referencia a Obama— no ha podido cerrar la elección en su favor”.

Por su parte, la campaña de Obama se movilizó desde muy temprano en la intención de presentar una interpretación distinta sobre el resultado de la elección.

“Pennsylvania era considerado un estado a la medida de la senadora Clinton. Se esperaba que ganara y aun así revertimos una desventaja de 25 puntos”, dijo David Plouffe, estratega en jefe del equipo del senador por Illinois. “Fue la última oportunidad de ella por acortar significativamente la distancia en número de delegados. De hecho, sólo nos hizo una abolladura”, agregó.

Plouffe recurrió enseguida a los números, aliados fundamentales de Obama cuando se trata de explicar su posición en la contienda demócrata: “Clinton obtuvo en Pennsylvania 12 delegados, menos de los 17 que obtuvimos en Colorado y los 14 de Kansas”. Dijo también que tras la última elección, Obama sumó 1,493 delegados y mantiene una distancia de 159. Explicó que han ganado terreno en el convencimiento de los superdelegados, reduciendo la ventaja de Clinton de casi 100 a menos de 25.

“Tenemos 238 superdelegados comprometidos y tomando en cuenta que se necesitan 2,024 delegados para alcanzar la nominación, estamos a sólo 293 delegados de lograrlo”. De hecho, ayer la campaña de Obama anunció una adhesión más, la del gobernador de Oklahoma, Brad Henry. Plouffe dijo que en menos de dos semanas se realizarán elecciones en Carolina del Norte e Indiana, donde estarán en juego más de 200 delegados, tantos como en Pennsylvania.

“Para aumentar nuestro significativo liderazgo y cerrar esta contienda debemos mantener nuestro nivel de competitividad en esas y las restantes siete que seguirán”, dijo Plouffe, en lo que pareció una respuesta a las declaraciones de Clinton sobre la incapacidad de Obama para liquidar la carrera demócrata.

Ambas campañas difirieron en sus perspectivas sobre las cifras de la campaña. Clinton se refirió al número total de votos populares en la contienda y dijo que si se sumaran los de las elecciones en Florida y Michigan (penalizadas por alterar sus calendarios), ella habría generado ya más votos que cualquier candidato demócrata en la historia de las primarias.

SUN 24-04-2008  07:17 LNA

Temas

Lee También

Comentarios