Jueves, 04 de Marzo 2021
Internacional | El mal tiempo ha estado presente en diversos eventos.

China celebra el Año Nuevo Lunar

El año nuevo lunar es la fiesta más importante, la de los grandes encuentros en familia, un motivo para comer y beber mucho y un periodo de vacaciones.

Por: EL INFORMADOR

PEKÍN.- China celebra en la noche del miércoles elcomienzo del Año de la Rata, pero las festividades se vieron perturbadas por elmal tiempo que ha impedido el retorno

a sus hogares de millones de trabajadoresmigrantes.

Para el mundo chino, el año nuevo lunar es la fiesta más importante, la delos grandes encuentros en familia, un motivo para comer y beber mucho y unperiodo de vacaciones.

Este año, el cerdo le cede su lugar a la rata, el primero de los 12 animales en el zodiaco chino.

Pero este roedor, asociado en China a la fortuna, no les ha traído suerte amillones de viajeros que se quedaron sin medios de transporte a causa del maltiempo, juzgado sin precedentes por los servicios meteorológicos, que loatribuyeron al fenómeno climático de La Niña, el enfriamiento de las aguas delPacífico.

Después de tres semanas de nevadas y heladas en el centro y el sur, queafectaron al menos a 105 millones de personas y causaron más de 60 muertos, lascondiciones mejoraron, pero el retorno a la normalidad es progresivo y muchosmigrantes no pudieron tomar el tren.

Tan Xiaoling, oriundo del Hunan (centro), es uno de los 12,5 millones demigrantes, de los 30 millones que trabajan en la provincia industrial deGuangdong (sur), que no pudieron regresar a sus hogares en las provincias delinterior, las más pobres del país.

"Mi familia me recomendó que me quedara, ya que la cosa estaba bastantepeligrosa allá", explica este hombre de 36 años que no ha visto a su mujer, susdos niños y sus padres desde hace un año.

Obrero en una fábrica de aparatos de cocina, Tan Xiaoling pasará allí lasfiestas del año nuevo. Pese a la comida gratuita, la proyección de películas yla lotería, una idea del patrón apoyada por las autoridades para animar a lostrabajadores, no hay mucho entusiasmo.

"Me siento muy solo y aislado aquí. Mis niños me llaman todos los días y mepreguntan cuándo regresaré a casa. Me hacen falta de verdad", dice.

La fábrica de Tan, Main Power, reabrió sus dormitorios y contrató a ungrupo musical para un concierto.

"Tratamos de que se sientan como en casa", explica Hu Qiong, responsable derecursos humanos.

Zhang Yaxun, empleado en un centro de investigaciones, se alegra en cambiode sus vacaciones forzadas en Cantón.

"Esto me da una excusa para quedarme y podré irme de compras con misamigos", dice este joven de 25 años.

En el resto del país, se escucha el estruendo de los primeros petardos,preludio a la cacofonía general que se producirá durante la noche, con losfuegos artificiales, que según la tradición sirven para espantar a losdemonios.

En Pekín, las tradicionales romerías en los templos se han puesto a la modaolímpica, a seis meses de los juegos. En el sur de la capital, la feria deLongtan propone algunos deportes que figuran en el programa olímpico.

Zhao Guo, de 26 años, probó los remos, gracias a una máquina especial."Antes de mirar en la televisión, puedo probar. Este año es diferente. Todo elmundo habla de los juegos olímpicos, la gente está muy excitada con eso",dice.

EFE 06/02/08 LVP

Temas

Lee También