Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Internacional | Bush tiene previsto reunirse mañana con el primer ministro japonés, Taro Aso, y el presidente de Corea del Sur, Lee Myung Bak

Bush intenta dar un impulso a las negociaciones sobre Corea del Norte

La reunión entre Bush y Hu tuvo lugar después de que hoy el mandatario chino se reuniera con un alto funcionario taiwanés, en una rara iniciativa por parte de Pekín

Por: EFE

LIMA, PERÚ .- El presidente de EU, George W. Bush, trató hoy de dar un impulso a las negociaciones para la desnuclearización de Corea del Norte en una reunión con su colega chino, Hu Jintao, al margen de la cumbre de la APEC en Lima.

Bush y Hu se reunieron hoy en un hotel limeño sin hacer declaraciones a la prensa, que tan sólo pudo ser testigo del encuentro durante los apenas diez segundos que duró el apretón de manos que los dos líderes se dieron para las fotografías.

En declaraciones posteriores, la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, indicó que Bush alentó a las autoridades chinas a continuar su diálogo con el líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, y reiteró su compromiso con la libertad religiosa.

Birmania, Zimbabue y Sudán también se incluyeron en la agenda de unas conversaciones en las que ambos líderes, que se vieron la semana pasada en Washington durante la cumbre del G-20 sobre la crisis financiera, analizaron los últimos acontecimientos económicos y los progresos para atajar ese problema.

La reunión entre Bush y Hu tuvo lugar después de que hoy el mandatario chino se reuniera con un alto funcionario taiwanés, en una rara iniciativa por parte de Pekín.

Según Perino, Bush, que admitió que se sentía "un poco nostálgico" en la que a todas luces ha sido su última reunión con el líder chino, "reiteró su política de Una China" con respecto a la situación de Taiwán.

Los líderes repasaron también la situación en lo que respecta a las conversaciones a seis bandas para poner fin al programa nuclear de Corea del Norte, y en las que participan además de las dos Coreas, Rusia, China, EU y Japón.

Bush tiene previsto reunirse mañana con el primer ministro japonés, Taro Aso, y el presidente de Corea del Sur, Lee Myung Bak, primero en sendas sesiones por separado y a continuación en una trilateral, donde también ocuparán un lugar destacado las conversaciones a seis bandas.

En la tarde, el presidente de EU se verá con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, con quien abordará una amplia agenda de temas, de hecho, promete ser una reunión áspera dadas sus diferencias sobre Georgia o el escudo de misiles estadounidense planeado en Europa del Este, pero también podría tratarse sobre la situación norcoreana.

Bush quiere marcharse de la cumbre con una fecha firme para retomar las conversaciones a seis bandas en Pekín y dejar el proceso encauzado para su sucesor en la Casa Blanca a partir del 20 de enero, Barack Obama.

El proceso de negociaciones pareció retomar el camino después de que Corea del Norte aceptara en octubre cancelar los pasos que había dado para retomar las actividades nucleares en su reactor de Yongbyon.

Como medida recíproca, EU anunció la retirada de Corea del Norte de su lista "negra" de países patrocinadores del terrorismo, lo que permite el levantamiento de algunas sanciones económicas contra el régimen de Pyongyang.

Según explicó el director para Asia del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Dennis Wilder, "nuestra meta es volver a la mesa de negociaciones en Pekín".

Con ello, agregó Wilder, buscan "dejar establecido un proceso con el que pueda manejarse el próximo Gobierno en EU Y creo que lo conseguiremos".

Dar un impulso a esas negociaciones es una de las metas de la visita de Bush a Lima.

El presidente de EU busca también que los países del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) respalden la declaración del G-20 acerca de cómo atajar la crisis financiera.

Dado que nueve de los 21 miembros de este foro están incluidos también en el G-20, entre ellos países como China, Japón, Rusia o Canadá, no cabe esperar que encuentre mucha resistencia a ello.

Bush también incitará a los países participantes a resistir las tentaciones proteccionistas y defender el libre comercio como fórmula para salir adelante en la crisis.

Tampoco es de prever que encuentre mucha resistencia. Muchos de los países que componen la APEC dependen del comercio internacional para mantener su poderío económico.

En unas declaraciones antes de emprender viaje a la emisora "America TV", Bush afirmó que "la cumbre de la APEC es una reunión importante en estos momentos, en especial dada la situación financiera en el mundo".

Temas

Lee También

Comentarios