Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018
Internacional | Afirmó que Irán y Siria son un obstáculo para la región, pues apoyan el terrorismo

Bush afirma que su política liberó a Medio Oriente

El mandatario estadounidense aseguró que “el Medio Oriente de 2008 ofrece más libertad, esperanzas y promesas que en 2001”

Por: AFP

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- El presidente estadounidense, George W.  Bush, defendió sus ocho años de controvertida política en  Medio Oriente, hoy "más libre", según él, que en 2001, a pesar de los "graves  desafíos" que suponen Irán y Siria.

A pesar de las "frustraciones" y las "decepciones", "el Medio Oriente de  2008 ofrece más libertad, esperanzas y promesas que en 2001", cuando Bush  asumió sus funciones, según un discurso que el mandatario saliente pronunciará  este viernes en Washington y que fue adelantado a la prensa.

"Medio Oriente continúa enfrentando graves desafíos. Irán y Siria siguen  apoyando al terrorismo, las actividades de enriquecimiento de uranio por parte  de los iraníes siguen siendo una amenaza para la paz, y son muchos los que, en  la región, continúan sufriendo la opresión", afirma Bush.

"Los cambios de los últimos ocho años anuncian el comienzo de algo  histórico y nuevo" en una región que es "la más esencial para la seguridad de  Estados Unidos y la paz mundial", agrega el mandatario.

"Hemos dejado claro lo primordial: por la seguridad de nuestro pueblo y la  paz mundial, Estados Unidos no permitirá que Irán desarrolle armas nucleares",  afirma el presidente.

Bush, primer presidente estadounidense en ejercicio que pide un Estado  palestino independiente en paz con Israel, defendió su enfoque para poner fin a  seis décadas de conflicto a pesar de la falta de progresos concretos en las  negociaciones auspiciadas por Estados Unidos.

"Respecto al problema más desconcertante de la región -el conflicto  israelo-palestino- hay ahora un mayor consenso internacional que en ningún  otro periodo reciente", destaca Bush.

El presidente califica el acercamiento de ambos Estados como "una de las  mayores prioridades de mi presidencia", describiendo las negociaciones que  siguieron a la conferencia de Annapolis (Maryland, noreste) impulsada por  Estados Unidos en noviembre de 2007 como "decididas y sustanciales".

"Aunque israelíes y palestinos no llegaron todavía a un acuerdo, han hecho  importantes progresos", dice Bush, que añade que "construyeron nuevas bases de  confianza para el futuro".

Obama por su parte,  se comprometió a seguir con el apoyo a las  negociaciones.

Bush defiende ferozmente su decisión de invadir Irak en marzo de 2003, pero  define la guerra como "más larga y costosa de lo previsto", mientras señala la  joven democracia iraquí como uno de los signos esperanzadores en la región.

"Irán se enfrenta a una presión por parte de la comunidad internacional  mayor que nunca", mientras que grupos terroristas como Al-Qaida "se enfrentan a  un creciente rechazo ideológico en el mundo árabe", añade Bush.

"Estos esfuerzos no siempre salieron de acuerdo a los planes, y en  determinadas áreas no logramos colmar nuestras expectativas", indica Bush, que  no menciona a Obama en su discurso.

Temas

Lee También

Comentarios