Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Noviembre 2019
Internacional | Crisis en Honduras

Brasil y EU disienten por retiro de Micheletti

Manuel Zelaya se niega a regresar a la presidencia bajo condiciones argumentando que eso legitimaría el golpe de Estado

Por: SUN

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, inició consultas sobre su decisión de apartarse temporalmente del poder para las elecciones del 29 de noviembre, mientras la campaña electoral entra en la recta final pese a amenazas de los seguidores del mandatario depuesto Manuel Zelaya.

Candidatos, políticos, empresarios y miembros de la sociedad civil fueron consultados por Micheletti tras anunciar el jueves su proyecto de apartarse temporalmente del poder, “por un periodo que podría iniciar el 25 de noviembre y concluir el 2 de diciembre” para facilitar el proceso electoral.

El regreso de Micheletti coincidiría con la fecha en que el Congreso debe decidir si se restituye o no a Zelaya en cumplimiento del Acuerdo Tegucigalpa/San José firmado el 30 de octubre para resolver la crisis.

La decisión de Micheletti ha sido muy criticada por Zelaya, quien denunció que con ello pretende “legitimar y blanquear el golpe de Estado y ocultar la verdad y los crímenes cometidos contra el pueblo, la Constitución y la democracia”.

No ha sido así en Washington, donde hay “satisfacción” de que Micheletti “se tome una licencia”, según dijo el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood.

Al ser consultado sobre la petición de Zelaya de que las elecciones sean postergadas, Wood se limitó a decir: “La mejor manera de avanzar es la implementación del acuerdo”.

En cambio, el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, ironizó sobre esta decisión.
En Tegucigalpa, el candidato presidencial del opositor Partido Nacional (PN, derecha), Porfirio Lobo, y favorito en las encuestas, consideró que Micheletti ha tomado esta decisión para “no empañar” el proceso electoral.

En tanto, el candidato oficialista del Partido Liberal (PL, también  derecha), Elvin Santos, el mismo partido de Zelaya y Micheletti, estaría de acuerdo con el retiro “si está enmarcado en ley”.

La mayoría de los países latinoamericanos ha adelantado que no reconocerán las elecciones si Zelaya no es restituido en el poder, pero Estados Unidos ha desligado la legitimación de los comicios a la vuelta al poder del mandatario derrocado por el golpe de Estado del 28 de junio.

La Policía empezará los operativos el 23 de diciembre y las armas serán devueltas después de las elecciones.

Opiniones divididas por acciones del presidente de facto

Washington: Nos satisface que se tome una licencia
Estados Unidos recibió de buen grado el anuncio del presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, de que dejará el poder por unos días, ya que aumentará las posibilidades de poner fin a la crisis política iniciada en junio pasado.

“Nos satisface que se tome una licencia”, dijo Robert Wood, un portavoz del Departamento de Estado de la Unión Americana.

“El anuncio nos permite algo de espacio para que el proceso de Honduras avance (...) y que el pueblo de Honduras se enfoque en las elecciones” del 29 de noviembre.

El portavoz insistió en que el paso que debe tomarse rápidamente es el establecimiento de un Gobierno de unidad, tal y como lo establece el acuerdo alcanzado entre Micheletti y el presidente derrocado Manuel Zelaya el 30 de octubre, pero que no se ha implementado.

Brasilia: Nunca debía haber estado al frente del Gobierno

En Brasil, el asunto fue motivo de burla. El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, ironizó el retiro de una semana anunciado por el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, al  afirmar que “nunca debía haber estado” al frente del Gobierno.

“Desde el punto de vista legal, él nunca debía haber estado en el Gobierno.  Entonces, que ahora diga que se va alejar provisionalmente, para mí suena raro”, dijo Amorim, marcando sus palabras con un gesto de desdén con las manos y sin esconder una sonrisa de incredulidad.

Brasil había definido su postura el adelantar que no reconocerá el resultado de las elecciones presidenciales previstas para el 29 de noviembre en Honduras, y exige que Manuel Zelaya sea reconducido a su cargo de forma inmediata e incondicional.

Temas

Lee También

Comentarios