Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
Internacional | Denominación de Estado

Autoridad Palestina quiere ser miembro pleno de la ONU

Bajo la denominación de Estado de Palestina se entenderán los territorios de la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este

Por: EFE

RAMALÁ, PALESTINA.- La Autoridad Nacional Palestina (ANP), busca convertirse en miembro de pleno derecho de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), bajo la denominación de Estado de Palestina, en respuesta al fracaso de las negociaciones de paz con Israel, dijo un destacado funcionario.

“Vamos a demandar plena membresía en la ONU y en todas las organizaciones internacionales”, señaló Nabil Shaath, miembro del Comité Central del movimiento nacionalista Al-Fatah, en declaraciones a la radio “Voz de Palestina”.

Bajo la denominación de Estado de Palestina se entenderán los territorios de la Franja de Gaza —controlado por la facción islamita Hamás y la que Israel se replegó en 2005- Cisjordania y Jerusalén Este, ocupados por Israel desde 1967.

Shaath indicó que la decisión se produce en respuesta a la política israelí, “que rechaza cumplir con sus obligaciones, así como la Administración de Estados Unidos que no ha presionado como se requiere a Israel para que cumpla con sus compromisos”.

Las negociaciones para lograr el establecimiento de un Estado palestino junto al de Israel han llegado este año a un punto muerto después de que el Gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, rechazara suspender por completo la construcción de colonias judías en Cisjordania y Jerusalén Este.

La paralización de la edificación en los asentamientos en el territorio ocupado es la principal exigencia palestina para reanudar la negociación con Israel, una postura que también defienden Estados Unidos y la inmensa mayoría de la comunidad internacional.

En opinión de Shaath, la decisión de la ANP de tratar de buscar el reconocimiento internacional al Estado de Palestina, “será sólo un primer paso, aunque insuficiente ya que, de hecho, no nos restaura nuestros territorios”.

El hebreo, ‘‘la lengua del enemigo’’ en Israel

Quince años después de haber firmado la paz con Israel, un gran número de intelectuales jordanos siguen considerando el hebreo como la lengua del enemigo. Muchos se niegan a traducir cualquier obra en este idioma y otros, lo promueven, pero sólo como medio “para conocer mejor al enemigo sionista”.

Un gran número de intelectuales y expertos en asuntos israelíes respaldan una traducción selectiva que ayude a revelar la “ideología sionista” de los gobernantes de Israel.

Y es que para ellos, algunos textos hebreos traducidos pueden contribuir a que los dirigentes árabes adopten políticas que frustren las maniobras israelíes en la región.

Aún así, rechazan la traducción a todos los niveles porque consideran que podría ser un puente para la penetración cultural de Israel y alentar la normalización de las relaciones entre este país y sus vecinos, a pesar de que Jordania e Israel firmaron un acuerdo de paz en 1994.

“Apoyo la traducción selectiva del hebreo al árabe para que la opinión pública árabe y los responsables políticos tomen conciencia de la ideología sionista y de qué forma influye profundamente en la política israelí”, dice el experto en asuntos israelíes Ghazi Saadi.

Este es el objetivo del centro de investigación y publicación “Dar al Galil” de Ammán, dirigido por Saadi, donde en los últimos quince años se ha traducido cerca de un centenar de libros.

Una de esas obras es “Un lugar bajo el sol” (1995) del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que muestra, según Saadi, la ideología extremista del político.

“Su traducción ofreció a los responsables árabes una oportunidad de comprender las peligrosas maquinaciones de Netanyahu en relación con la tierra y el pueblo palestino, que ahora se ven reflejadas en su insistencia por continuar con la construcción de asentamientos y con la judeización de Jerusalén Este”.

Por otra parte, hay también intelectuales y escritores jordanos que apoyan la traducción del hebreo al árabe sin restricciones, aunque siempre sin olvidar que se está traduciendo al enemigo.

Temas

Lee También

Comentarios