Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
Internacional | Autoridades indicaron que la policía mató a cuatro sospechosos que trataban de escapar

Aumenta a 82 muertos ataques en Bombay

El grupo Deccan Muyaedín, previamente desconocido, se adjudicó la responsabilidad por los ataques en correos

Por: AP

BOMBAY, INDIA.- Grupos de hombres armados atacaron hoteles de lujo, un restaurante, tres hospitales y una terminal ferroviaria atestada en por lo menos siete ataques coordinados que dejaron 82 muertos y 120 heridos en la capital financiera de la India, dijeron las autoridades.

Además, los atacantes tomaron rehenes, en su mayoría occidentales en los hoteles Taj Mahal y Oberoi, dos de los de mayor categoría en esta atestada y acaudalada ciudad, dijo A.N. Roy, un alto funcionario policial de Bombay.

Cerca del amanecer del jueves en la India, partes de la ciudad seguían bajo sitio, con la policía y pistoleros intercambiando disparos en dos hoteles.

Un intenso incendio y explosiones sacudieron el Taj Mahal, donde se escucharon gritos y se podían ver enormes nubes de humo negro saliendo del edificio de un siglo de antigüedad ubicado frente al mar. Los bomberos rociaban agua a las llamas y sacaban gente por las ventanas y balcones con escaleras de extensión.

La agencia noticiosa Press Trust of India dijo que el grupo Deccan Muyaedín, previamente desconocido, se adjudicó la responsabilidad por los ataques en correos electrónicos enviados a varios medios de comunicación.

Posteriormente, las autoridades indicaron que la policía mató a cuatro sospechosos que trataban de escapar en autos y luego a otros dos en el Taj Mahal.

El secretario estatal del Interior, Bipin Shrimali, dijo que cuatro hombres murieron en dos incidentes cuando intentaban darse a la fuga en automóviles, y Roy dijo que otros dos pistoleros fueron muertos en el Taj Mahal. El ministro estatal del Interior, R.R. Patil, indicó que otros nueve fueron arrestados, pero no quiso dar más detalles.

Los atacantes se centraron específicamente en británicos y estadounidenses, dijeron testigos. Los tiroteos se escucharon durante horas.

Los pistoleros también atacaron un cuartel policial en el sur de Mumbai, donde se produjeron la mayoría de los ataques, que comenzaron el miércoles por la noche y continuaban el jueves por la mañana.

“Estamos siendo atacados, hay disparos en la puerta'', dijo el agente A. Shetti por vía telefónica desde el cuartel de la policía.

Horas después del primer ataque, el funcionario policial Roy dijo que la policía seguía enfrentándose con los pistoleros.

“Los terroristas han usado armas automáticas y en algunos lugares se han arrojado granadas. Los encuentros continúan y estamos tratando de derrotarlos (a los atacantes)'', señaló Roy.

Johnny Joseph, principal secretario del estado Maharashtra, del cual Bombay es capital, dijo que 82 personas habían muerto y 120 estaban heridas.

El motivo de los ataques no estaba claro de inmediato, pero la ciudad ha sido blanco frecuente de ataques terroristas atribuidos a extremistas islámicos, incluyendo una serie de explosiones que mataron a 187 personas en julio del 2007.

Funcionarios en el Hospital Bombay, hablando a condición de anonimato, dijeron que un hombre japonés había muerto allí y nueve europeos ingresado, tres de ellos en condiciones graves con heridas de bala. Todos llegaron del Taj Mahal, dijeron los funcionarios.

Al menos tres altos oficiales de la policía -incluyendo el jefe del escuadrón anti terrorismo - estaban entre los muertos, señaló Roy.

Los pistoleros que irrumpieron en el Taj Mahal “estaban buscando extranjeros. Ellos gritaban una y otra vez: '¨¿Quién tiene pasaporte estadounidense o británico?'”, dijo Ashok Patel, un ciudadano británico que escapó del hotel.

Las autoridades pensaban que entre siete y 15 extranjeros estaban prisioneros en el Taj Mahal, pero no estaba claro de inmediato si los rehenes en el Oberoi eran indios o extranjeros, dijo Anees Ahmed, un alto funcionario del estado.

En Washington, la Casa Blanca y el Departamento de Estado condenaron enérgicamente los ataques en Bombay, pero dijeron que no estaban al tanto de muertes de estadounidenses. Indicaron también que todos los funcionarios norteamericanos allí estaban a salvo.

“Condenamos esos ataques y la pérdida de vidas inocentes'', dijo el portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto, quien añadió que se informó de la situación al presidente George W. Bush. “Continuamos buscando más información''.

El Departamento de Justicia dijo que el FBI estaba monitoreando la situación muy de cerca y estaba preparado para ofrecer asistencia si las autoridades indias lo solicitan, pero que ello no había sucedido aún.

La sangre manchaba el suelo en la estación de trenes de Chhatrapati Shivaji, donde los atacantes rociaron balas contra la muchedumbre. El jefe de la policía ferroviaria A.K. Sharma, citado por la agencia Press Trust of India, dijo que varios hombres armados estaban atrincherados en la estación.

Otros pistoleros atacaron el restaurante Leopold, un local sumamente popular entre los extranjeros, y la estación de policía en el sur de Mumbai, el área donde ocurrieron la mayoría de los ataques. El restaurante estaba acribillado con agujeros de bala y en el suelo habia sangre y zapatos de los comensales.

Un británico que estaba cenando en el Oberoi dijo a la televisora Sky News que los pistoleros allí buscaban específicamente a estadounidenses y británicos.

Alex Chamberlain dijo que un pistolero de 22 ó 23 años movió a entre 30 y 40 personas del restaurante a la escalera y le ordenó a todos que alzasen los brazos. Dijo que el pistolero hablaba hindi o urdu.

“Ellos estaban hablando específicamente de británicos y estadounidenses. Había un italiano al que le preguntaron: '¨¿De dónde eres'?, y él dijo que era de Italia y ellos le dejaron en paz. Y yo pensé 'me van a matar si me preguntan algo', y gracias a Dios que no lo hicieron'', dijo Chamberlain.

El británico dijo que se las arregló para escaparse cuando los comensales fueron obligados a subir las escaleras, pero dijo que piensa que gran parte del grupo quedó retenido.

Previamente el jueves, varios legisladores europeos estaban entre las personas que se atrincheraron dentro del Taj, uno de los destinos más populares en la ciudad.

“Yo estaba en el vestíbulo principal y de repente se escucharon muchos disparos afuera'', dijo Sajjad Karim, parte de una delegación de legisladores europeos que visitaba Bombay  antes de una cumbre India-Unión Europea.

Cuando se disponía a irse, “otros pistoleros aparecieron frente a nosotros, portando ametralladoras. Y comenzaron a dispararnos ... yo di la vuelta y corrí en dirección opuesta'', dijo Karim por teléfono.

Horas más tarde, Karim seguía escondido en un restaurante del hotel, sin saber si era seguro salir o no.

La cancillería británica dijo que había aconsejado a todos sus ciudadanos en Bombay que no saliesen a la calle.

India ha sido sacudida por ataques con bombas en los últimos tres años, que la policía atribuye a extremistas musulmanes determinados a desestabilizar este país mayormente hindú. Cerca de 700 personas han muerto en esos ataques.

Desde mayo, un grupo armado musulmán llamado los Muyaedín Indios ha reclamado responsabilidad por una serie de ataques que mataron a más de 130 personas. El más reciente de ellos ocurrió en septiembre, cuando varias explosiones estremecieron un parque y áreas de tiendas en Nueva Delhi, la capital, matando a 21 personas e hiriendo a unas 100.

Las relaciones entre los hindúes, que son más de 80% de los mil millones de habitantes de India, y los musulmanes, que representan 14%, han estallado esporádicamente en violencia desde que el país se dividió en dos, India y Pakistán, tras la independencia de Gran Bretaña en 1947.

Temas

Lee También

Comentarios