Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Septiembre 2018
Internacional | icolas Sarkozy, aseguró que tendrá en cuenta los resultados de los comicios.

Alianzas de todo tipo de cara a la ronda final de las elecciones locales

Los socialistas, principal fuerza de la oposición de izquierdas, buscan confirmar e incluso ampliar el avance conseguido el pasado domingo

Por: EL INFORMADOR

PARÍS.- Tras intensas negociaciones y alianzas a la carta, los candidatos en la segunda y última ronda de las elecciones locales francesas del próximo domingo registraron hoy sus listas al cumplirse el plazo, mientras el jefe de Estado, Nicolas Sarkozy, aseguró que tendrá en cuenta los resultados de los comicios.
Los socialistas, principal fuerza de la oposición de izquierdas, buscan confirmar e incluso ampliar el avance conseguido el pasado domingo y llaman al electorado a transformar la "advertencia" inicial en un "castigo" a Sarkozy y su Gobierno conservador.
Por su parte, tras el revés del pasado domingo y la negativa del centrista MoDem a unir fuerzas, el partido conservador de Sarkozy, la UMP, reconoció que la segunda vuelta será "difícil".
Además de llamar a la movilización de los abstencionistas -la participación en la primera vuelta de las Municipales fue del 66,54%, la más baja desde 1959 en este tipo de comicios-, la UMP escogerá como caballo de batalla el aumento de los impuestos que, dice, es la marca de las administraciones locales de izquierdas.
Pese a su bajo nivel en la primera vuelta (menos del 4 por ciento de los votos), el MoDem de François Bayrou fue cortejado por la derecha y la izquierda por su capacidad potencial o de la sus electores para arbitrar numerosas pugnas, y se alió según los lugares con la UMP, con los socialistas o incluso con un comunista.
Bayrou, que afronta una difícil batalla a tres bandas por la alcaldía de Pau, su feudo del suroeste, donde llegó segundo en la primera vuelta, defendió en nombre de la "independencia" y la "claridad" esa estrategia a la carta, que le ha valido críticas, especialmente por parte de la UMP de la que rechazó la mano tendida para una negociación "global".
El primer ministro, François Fillon, dijo que Bayrou deberá responder de sus decisiones ante su electorado, a lo que el aludido replicó denunciando un tono de "amenaza" inapropiado.
Mientras, la ex candidata socialista al Elíseo, Ségolène Royal, que había llamado a alianzas "en todas partes" con el MoDem, llamó a los electores centristas a "sancionar" a Sarkozy y su Gobierno.
Royal, cuya propuesta de alianza nacional con el MoDem fue ignorada por Bayrou y descartada por el líder del Partido Socialista (PS), François Hollande, se felicitó de los acuerdos alcanzados entre socialistas y centristas en ciertas ciudades.
Como en Lille, que los socialistas tienen prácticamente garantizado conservar, o en Marsella, segunda ciudad de Francia, donde el aspirante socialista ha unido fuerzas con los centristas para tratar de arrebatar a la UMP ese bastión simbólico.
Los socialistas también han pactado con el MoDem en Chartres y varias otras localidades de las afueras de París.
En cambio, el partido de Bayrou se alió con la UMP en Colombes (afueras de París), donde la secretaria de Estado de Derechos Humanos, Rama Yade, se estrena en lides locales, o en Metz.
En Toulouse, que, junto a Marsella, es uno de los grandes objetivos de conquista por parte de los socialistas, una parte de la lista del MoDem ha pactado con el alcalde saliente de la UMP.
El partido centrista mantiene sus listas autónomas en tres distritos de París, donde el alcalde saliente, el socialista Bertrand Delanoe, tiene asegurada la victoria, renovó la alianza con los Verdes e ignoró las ofertas del MoDem.
A falta de cifras oficiales -el Ministerio de Interior aún no ha dado los resultados definitivos de las Municipales y Cantonales del pasado domingo-, se calcula que habrá pugnas a tres bandas en decenas de municipios, y a cuatro bandas en unas cuantas.
Mientras tenían lugar las ultimas negociaciones antes del registro de listas, el presidente Sarkozy comentó los comicios en una visita a Tolón (sureste), cuyo alcalde de la UMP fue reelegido a la primera el pasado domingo.
Aunque recalcó el carácter "local" de las elecciones, el jefe de Estado afirmó que tendrá en cuenta lo que los franceses digan en las urnas, pero sin decir de que manera lo hará.
Antes de la primera ronda, el jefe de Estado, lastrado por una fuerte impopularidad desde comienzos de año, había afirmado que mantendría el "rumbo", sin dejarse distraer por "peripecias".
Un sondeo de OpinionWay divulgado hoy muestra que la caída de popularidad de Sarkozy parece haberse atajado este mes, en un 41% de satisfechos, mientras que Fillon gana dos puntos, hasta un 55%.

 EFE 15:45 11/03/08 ccms

Temas

Lee También

Comentarios