Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Internacional | Aseguraron a indocumentados que tenían la autoridad para otorgar estatus legal

Acusan a tres de estafar a inmigrantes en California

Los hombres se hicieron pasar por agentes y aseguraron a indocumentados que tenían la autoridad para otorgar estatus legal
Los hombres ofrecieron sus servicios a víctimas en distintos puntos de EU, incluyendo California e Indiana, además de México. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Los hombres ofrecieron sus servicios a víctimas en distintos puntos de EU, incluyendo California e Indiana, además de México. EL INFORMADOR / ARCHIVO

CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS (07/JUN/2017).- Tres personas fueron acusadas hoy de estafar a más de 150 inmigrantes en un periodo de tres años, durante el cual habrían acumulado hasta seis millones de dólares, informó la fiscalía federal del distrito sur de California (EU).

En una audiencia judicial, se presentaron cargos contra Hardev Panesar, Rafael Hastie y Gurdev Singh, quienes desde 2014 se hicieron pasar por agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) y aseguraron a indocumentados que tenían la autoridad para otorgar estatus legal.

Según la fiscalía, los acusados hicieron creer a sus víctimas que ellos podían obtener documentos legales para fines migratorios y hasta frenar procesos de deportación.

Durante esos años, los tres habrían obtenido hasta seis millones de dólares, de acuerdo a la acusación de la fiscalía.

Panesar, Singh y Hastie, identificados en la demanda como residentes de California y Tijuana (México), ofrecieron sus servicios a víctimas en distintos puntos de Estados Unidos, incluyendo California e Indiana, además de México.

Panesar y Hastie se hacían pasar por agentes al mostrar credenciales falsas durante sus citas con las víctimas. Les mostraban además solicitudes para trámites migratorios e inclusive, hasta tomaban huellas dactilares.

"Panesar, Hastie y Singh nunca cumplieron su promesa de otorgar documentos migratorios pese a haber recolectado miles de dólares de cada una de las más de 150 víctimas", señaló la fiscalía federal en un comunicado.

El caso continúa bajo investigación y la división de San Diego, California, del Buró de Investigaciones Federales (FBI) está buscando a otras posibles víctimas que hayan solicitado los servicios de los acusados entre los años 2000 y 2017.

Temas

Lee También

Comentarios