Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 17 de Septiembre 2019
Ideas |

Ni tan bella… ni tan bestia

Por: Francisco Baruqui

Tras del tan esperado debate…  A la postre, teatralmente podría haberse considerado un montaje escénico muy al estilo neoyorkino de Broadway, como el musical de “La Bella y la bestia”, con dos contendientes a dirigir, ni más ni menos, el gobierno del país más poderoso del orbe.

>

Donald Trump creyó que ganó, cuando la realidad es bien distinta, toda vez que en la encuesta más seria, la de la CNN, la señora Clinton se alzó con un 62% contra un 27% de su contrincante. Hasta ahí las cifras, pero en realidad ¿qué fue lo que pasó..?

>

Creo que, al margen de que la demócrata evidenció una conducente preparación de la que el republicano careció, poco, muy poco, dejaron ver en el primer enfrentamiento de tres, a conciencia de que transcurrirán varios días a fin de que con sustento científico y transparencia, pueda determinarse el impacto en los electores de los E.U.

>

Esto, considerando que lo más que se pudo apreciar fue la exposición de personalidades y proyección de imagen. Hillary vistiendo de rojo republicano y Trump con el azul demócrata en su corbata, mostrándose inoperante ante las formas eficaces de la dama.

>

Los golpes fueron en el tenor de la negada declaración de impuestos del neoyorkino aduciendo de estar sujeto a auditorías, —lo que no le impide la solicitada presentación—, y el escándalo de los 33,000 e-mails de la exsecretaria de Estado.

>

Si bien Trump no atacó en el debate con un esperado formato de juego sucio o insultos con calificativos refiriéndose a la “deshonesta Hillary”, como había venido siendo habitual, tampoco recurrió al escabroso tema del escándalo sexual del expresidente Bill con la Lewinsky, como tampoco al asunto de revelaciones sobre la Fundación Clinton o hasta el mismo estado de salud de la candidata demócrata. Por otro lado siguió con la sombra de sus mentiras sobre la guerra de Irak y el resobado certificado de nacimiento de Barack Obama.

>

Por el lado de la Hilly, bien preparada, insisto, hizo caer en la trampa al republicano que tuvo que reconocer textualmente: —“Es verdad que tiene experiencia…”—,  cuando la Clinton hizo presunción de su completo palmarés como Primera Dama, como senadora y secretaria de Estado.

>

Como se vió, Trump estuvo en un tenor liviano, suavón, dado el comedimiento del rubio empresario con expresión facial de villano hollywoodesco, toda vez que prescindió de hablar del famoso muro fronterizo y del asunto de los musulmanes, ostentando como mejor argumento a su favor, su manifiesta virtud que tiene en su temperamento ganador, profiriendo como mayor embate en contra de Hillary la imagen de “falta de vigor” para desempeñarse en la presidencia estadounidense.

>

La respuesta a la agresión que en diferentes ocasiones ha expresado Trump, sobre las mujeres calificándolas como cerdas, perras y fodongas, fue otra de las agresiones de la Clinton, justificándose el republicano que se refirió a la venezolana, hoy ya ciudadana norteamericana, Alicia Machado como “Miss Cerdita”, dada la pérdida de línea y aumento de peso que experimentó, luego de ser elegida “Miss Universo”, concurso patrocinado por el empresario candidato de Nueva York.

>

Con la bien ganada fama de que Trump, con varias quiebras a cuestas y lo mal pagador a sus empleados, hecha la observación de la Hillary, al señalado no le quedó otra salida al decir que si no pagaba, era porque el trabajo no le había dejado satisfecho…

>

Y…  PENSÁNDOLO BIEN.

>

Y…  PENSÁNDOLO BIEN, no, definitivamente que no se presentaron proyectos, ni planes de trabajo, ni programas a desarrollar. Tan solo visos de alguno, pero en esencia y fondo, faltaron eso, fondo y esencia, dejándolos quizás, tal vez, quién sabe, a lo mejor o a lo peor, como objetivos para los próximos dos debates por venir, bajo la premisa política de que el primero no es para calificar, sino para no salir descalificado, fijando, sí, personalidades y tendencias.

>

Trump intentó hacerse ver como presidenciable, pero sin poder anular su imagen de patanismo.

>

La Clinton se vio para lo que se ha venido preparando; rapidez, temple y actitud de Presidenta, para convencer a indecisos y hasta atraer votos de muchos republicanos.  Así…

>

Así, visto lo visto, NI LA BELLA FUE TAN BELLA…  NI LA BESTIA FUE TAN BESTIA…

>

Lee También

Comentarios