Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

La mujer lleva el timón

Hace unos días me encontré ocasionalmente con la Sra. María Eugenia Sánchez y en la breve conversación que sostuvimos hablamos precisamente de la familia y la importancia que tiene en nuestro mundo y en la sociedad las buenas familias como base de esa nueva tierra y ese cielo nuevo que Dios nos prometo y que en definitiva todos deseamos.

Mujer, madre, abuela y… una agradable palabra y una hermosa sonrisa…

A decir verdad, no sabría yo traducir en exactas palabras la vida de esta y de muchas mujeres que han sabido dirigir hermosamente su hogar.

Me recuerdan a Martha Costeau, la mujer de aquel famoso explorar del océano que cuando su marido y sus acompañantes buceaban fotografiando las profundidades del mar, ella se quedaba en el barco… y en una noche de furiosa tempestad, valientemente empuñó el timón y mantuvo el barco a flote mientras pasaba la tormenta. Cuando los hombres salieron, encontraron todo en calma y además… un cafecito caliente, que Martha había preparado.

Las mujeres felices habitualmente dicen:

-Me casé enamorada y con el corazón lleno de alegría…

-Desde que sentí la primera experiencia de maternidad, mi sentimiento dominante fue la alegría.

-Más adelante, los niños juguetones y gritones eran un fastidio, pero me contagiaban alegría… esa alegría que yo había procurado sembrar en ellos y que ahora espontáneamente germinaba…

-Cuando llegaban, regresando de la escuela, en la casa se acabó la paz, pero seguía reinando la alegría.

-Cuando el esposo vuelve del trabajo, cansado, y a veces de mal humor, es preciso darle una ración de alegría, aunque también a mí me haga falta, porque también estoy sumamente cansada…

Y así cada una de estas hermosas mujeres van conduciendo su hogar por el sendero de la alegría.

Y no quiero ni pensar por un momento en que haya alguna que ponga su timón orientado a la problemática, a los reproches, a la falta de dinero, porque toda mujer -cuando quiere-, es buena administradora.

Pero independientemente, toda mujer tiene que saber por dónde y hacia dónde quiere llevar a su familia.

Y lo que sí puedo decir a cada una de mis amigas: “aún es tiempo” puedes empezar desde hoy. Ánimo, nunca es demasiado tarde para empezar. No importa lo que haya sido el pasado, lo que hayas vivido en la infancia, ni lo que atraviesas en el presente…

Acuérdate de aquello que decíamos a Carolina: cada quien puede hacer en su hogar un Mundo Nuevo.

Con afecto M. B.

Lee También

Comentarios