Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Diciembre 2017

Ideas

Ideas |

La ignorancia es la fuerza

La ignorancia es la fuerza

La ignorancia es la fuerza

Imposible escapar de la fuerza centrípeta del Norte y menos cuando me entero que las ventas de 1984 en los Estados Unidos de Norteamérica de la novela de ciencia ficción escrita por George Orwell en 1949, ha repuntado para estar en las listas de las más vendidas. Sus lectores asocian varios asuntos de la novela, con la “era Trump” desde que se inició el 20 de enero pasado.
 
Sí, efectivamente hay varios aspectos de esa sociedad definida como “totalitaria y bárbara” que se parecen a lo que estamos viendo con el Gobierno actual, por ejemplo, cuando en la novela, es el partido en el poder que mantiene en control total de las acciones y pensamientos de los individuos, en donde ha desaparecido la “intimidad personal” pues, “la adoración al sistema es la única condición para seguir vivo”, como ahora parece que obligan a los inmigrantes que explícitamente “acepten estar de acuerdo” con su Gobierno: nunca antes en país democrático.

America first, es la consigna del señor Trump que ignora que América es un Continente con varios territorios, razas, costumbres, colores, lenguajes y hábitos como esos que pretende evitar se integren a la suya.

En el Gobierno de la ficción, Orwell instala una “Policía del Pensamiento” que se encarga de torturar a muerte a los que considera son unos conspiradores, aunque saben que, algunas veces, es necesario aplicarlo a uno que otro inocente. Esta semana “Donald Trump despidió a Sally Yates, la fiscal general interina, tras haber tomado la medida de NO defender la orden ejecutiva del Presidente con la que prohibió la entrada a Estados Unidos de ciudadanos y refugiados provenientes de siete países de mayoría musulmana”: la tortura del despido injustificado.

Winston y Julia son dos rebeldes que se oponen a ese poder y corren peligro. Los vemos huir de un lado para el otro en un laberinto sin fin y, aunque las comparaciones no es uno a uno, por algo 1984 se está vendiendo como birotes calientitos recién salidos de la panadería y, por eso, he buscado esas citas para descubrir los posibles enlaces de ese Gobierno totalitario en donde, entre otras cosas, rechaza la realidad expresada por los ciudadanos o los medios, tal como sucedió el mes pasado cuando el Presidente en el poder negó el número de manifestantes en su contra el día después de su toma de poder y, como en 1984, decidió que “la verdad de los hechos la define el Ministerio de la Verdad que se ocupa de establecer qué es FALSO de lo VERDADERO” e inventa eso que llamó Hechos alternativos o Alternative facts.

El texto en español de 1984 está disponible en Internet (.pdf) y su lectura nos deja fríos con esos contrastes puntuales y la dirección que está tomando el Gobierno de Trump como si la novela de Orwell fuese una premonición.

Cuando se refiere al enemigo —como ahora ha escogido a México obstinadamente—, “es necesario que ese país (según las circunstancias) figure como el enemigo de siempre. Y si los hechos demuestran otra cosa, habrá que cambiar los hechos: la Historia debe de ser escrita de nuevo”.

Azorados vemos el parecido: la verdad ES la que él propone y los que no están de acuerdo son sus ENEMIGOS, pues la Historia estará de acuerdo en reconocer lo que es VERDADERO… Y para eso construye su Ministerio de la Verdad que es “una enorme estructura piramidal de cemento blanco que se eleva, terraza tras terraza, a unos trescientos metros de altura y donde se encontraba Winston, podían leerse, adheridas sobre su blanca fachada las tres consignas del Partido: LA GUERRA ES LA PAZ, LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD y LA IGNORANCIA ES LA FUERZA”.

Lee También

Comentarios