Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Octubre 2019
Ideas |

Diario de un snob

Por: El Duque De Tlaquepaque

• Apuntes de la historia de la vida social tapatía
• Mariachis-Macuchis VS Ópera
• La Señora de Corona “abre salones” el jueves en Palacio…
• ¿Ópera en Guadalajara desde el siglo XVIII?
• Con su permiso… ¿Bailamos, mi General?

>

Y la comedia humana así es... ni más ni menos. Le hacen más festejos a un FESTIVAL DEL MARIACHI pero claro, sin auténticos mariachis de cuerdas que allá por los 1900 comenzaron a escribir la auténtica música de sones, como jarabes del Sur, Norte, Oriente y Poniente de nuestro Jalisco, Tepic (que no Nayarit) incluido... esa manía de las autoridades de querer “indianizar” lo que nunca fue indio... me refiero a cambiar, claro, hasta los nombres de calles y poblaciones si no por el político en turno... pues de menos por una deidad que en el mestizaje perdió (para bien o para mal) fuerza. Y pues de este modo también repito —hacen más alboroto por unos pseudomarichis— macuchis que por las celebraciones de lo que deberían organizar por el 150 aniversario de este Gran Teatro DEGOLLADO... la pasada semana les describía el tremendo alboroto que causó el gran BAILE que se llevó a cabo un 17 de mayo de 1888, no porque fuera aniversario de este mi Teatro, sino porque mi Gral. RAMÓN CORONA y doña MARIE MC ENTEE de CORONA quisieron festejar el gran triunfo que fue el hacer llegar el FERROCARRIL a Guadalajara, igualito a lo que nos sucede hoy en día... con lo invertido en no sé cuántos ejes viales, túneles, trenes urbanos obsoletos, pues ya se hubiera financiando y hace mucho el tren bala/rápido o como se le quisiera poner entre las dos capitales de los únicos DOS reinos que verdaderamente hubo en este lado del Paraíso... como lo fueron la Ciudad de México y Guadalajara… aquí sí que fuera de estos dos reinos todo sí que era “Cuautitlán”. Así tuvieron que transcurrir casi 40 años para que o la tibieza de los gobernantes locales en turno... o bien, la eterna rivalidad de Cd. de México, o la falta de buenas relaciones públicas, o como se le quiera llamar, nos trajo consigo en el S. XIX lo mismo un atraso en ciertos campos, pero....pero.... Una identidad propia de la cual carecen casi todos los Estados... y la revancha, claro, vendría ya en pleno S. XX con los más grandes valores en todos los campos de las artes, la ciencia, el buen gusto... y hasta en el deporte donde JALISCO lleva casi siempre la delantera, excepción de la industria.

>

¿En una ciudad y en una región que nunca fueron más que comerciantes...? ¡No en balde la famosa NAO DE CHINA o GALEÓN DE MANILA hacia más paradas en territorio neogallego que un “camión pollero”! Y, en cada parada o desembarcada... los Baules de Alcanfor repletos de todo aquello que en la famosa “capital” les llegaba con bastante atraso... entre sedas, vajillas de Compañía de Indias, especias, lacas, y todo objeto “chinoaserie” que siguen teniendo tanto o más valor que en los tres siglos que cruzó el “Mar Pacífico”. En fin, volviendo al famoso baile de los CORONA... el alboroto fue no porque aquí no se tuviera la civilizada costumbre de recibir y en toda forma, sino porque después de años y años de luchas intestinas y después de haber sido GUADALAJARA la ciudad de toda América más destruida, los tapatíos estábamos ávidos de la llamada “vida de salón” que tan en boga llegaron a estar por sobre todo en el siglo XVIII, ya fuera en casa de los clérigos liberales (como el Barón de Caserta) o en las de los más conservadores... se hacía una vida social en torno a la religión católica que al fin y al cabo es la nuestra... o también por otros renglones... se tomaba el chocolate, se asistía a funciones de Teatro (tuvimos Ópera en esta Guadalajara desde fines del S. XVIII)... ya fuera en el COLISEO DE COMEDIAS o en el TEATRO PRINCIPAL... y ya inaugurado mi gran TEATRO DEGOLLADO en 1866 se llegaron a contar hasta 12 Teatros de toda índole.

>

Pero nuestra Guadalajara sufrió los embates (y embustes de los que la ocupaban, con sus famosos préstamos forzosos) igual de liberales que de conservadores... Hubieron de llegar los CORONA precedidos de gran fama como los decanos del H. Cuerpo Diplomático en Madrid, en donde recibían en una forma tan exquisita y sencilla) a Guadalajara, para de nuevo instruir lo que se llamó en la época “Abrir Salones”... así la Señora de CORONA recibía los Jueves en el Salón de Embajadores de Palacio... y de allí volvió al redil la vida social que Guadalajara siempre tuvo... sin los exagerados y hasta cursis lujos de la tan mentada “capital” pero... con un gusto irreprochable... Don RAMÓN CORONA también no debió desconocer lo difícil que es carale a un tapatío un “tlaco” ya no digamos costear un Baile que el pago de su bolsillo a un costo de  $16,000.00 de los de entonces... por tal razón ni se sulfuró ni se inmutó... y ni tampoco dejo de invitar a los que teniendo fortunas no colaboraron o lo hicieron con míseras cantidades... pudo haber tenido defectos como todos pero sí que supo ser un GRAN SEÑOR Y de su esposa podríamos decir lo mismo... al punto de aquella famosa “leyenda urbana”... pero que SÍ fue cierta... cuando al llegar a Madrid recién desempacados como Embajadores de México, en un alarde de pedantería la marquesa o duquesa de TORRE, queriendo quedar bien parada con S.M la REGENTA que odiaba a CORONA por ser esta prima de MAXIMILIANO DE HABSURGO, durante un elegante baile llega la mencionada y le suelta en algún momento en un paréntesis de la orquesta y que gran parte de la concurrencia pudo escuchar un dardo venenoso a nuestra querida esposa de mi Gral. CORONA: “sin duda, mmmm bonito abanico recamado de perlas y rubíes... ay, pero qué lástima que no se lleven (sinónimo de ya no estar de moda) ya más” ¡Como auténtico rayo de Jalisco...! pero sin inmutarse, Madama CORONA le suelta una de las respuestas que la propia MARÍA FÉLIX hubiera querido para sí y su gloria... “En efecto Señora Condesa... no se llevan más... y ciertamente NO los llevan más... quienes NO pueden comprarlos” ¡Con su permiso!

>

Al momento, de nuevo comienza a tocar la Orquesta y doña MARI MC ENTEE  abanicándose con aquel maravilloso abanico y sin inmutarse siquiera le dice a su marido... ¿Bailamos mi General...? Un Vals sin fin como aquel que aquella noche ellos pusieron la muestra a la “Sociedad de la Ciudad de México” aquí en Guadalajara a donde por cierto se rehusó a venir el GRAL. PORFIRIO DÍAZ... y su jovencísima esposa... el resto es historia y de esta parte de la historia, o al menos de lo que nos han contado gentes dignas de crédito y lo investigado al respecto será tema de uno o varios capítulos históricos y sociales.

>

Lee También

Comentarios