Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018
Entretenimiento | Raúl Renán estudió la licenciatura en Letras Modernas en la UNAM

Rinde INBAL homenaje a Raúl Renán por sus 80 años de vida

e pie, el público de la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de las Bellas Artes reconoció hoy la obra del poeta yucateco Raúl Renán (Mérida, 1928), en un homenaje que el Instituto Nacional de las Bellas Artes y Literatura (INBAL) ofreció al artista, a 80 años de su nacimiento.

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- De pie, el público de la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de las Bellas Artes reconoció hoy la obra del poeta yucateco Raúl Renán (Mérida, 1928), en un homenaje que el Instituto Nacional de las Bellas Artes y Literatura (INBAL) ofreció al artista, a 80 años de su nacimiento.
Acompañado por el escritor Leopoldo Ayala, el filósofo Oscar de la Borbolla, la poeta Dolores Castro y el periodista e investigador Humberto Musacchio, el autor de "Los niños de San Sebastián" (1986) abarrotó el Palacio de Mármol, en el Centro Histórico de esta ciudad.
Allí, los ponentes destacaron la vida y obra del yucateco, quien celebró su cumpleaños 80 este sábado, y al que definieron como una figura clave en la actividad literaria y editorial nacional.
Al hacer uso de la palabra, la escritora Dolores Castro, reconocida como una de las voces líricas más entrañables de México, se refirió a Renán como un poeta que ha "remontado el río de las culturas mayas de su nativo Yucatán".
"Es un autor que puede otorgar al lenguaje de hoy y su habla, un nuevo brillo y esplendor en cualquiera de los géneros que ha practicado a lo largo de su fructífera carrera artística", aseveró.
Para Castro, en cada uno de los textos del yucateco se puede encontrar "ese espíritu clásico", que expresa sus diferentes maneras de vivir y escribir en poesía o en prosa.
"Raúl Renán es un poeta buceador del origen de las palabras en el río de la lengua, en las sonoridades del habla y en sus significaciones. A través de su palabra, conoce el fondo del mar y el río de la expresión que le permiten salir y sobrevivir en la superficie", expresó.
Aseguró que los 80 años de vida, los ha dedicado a desentrañar lo más humano del hombre.
La autora de libros de poemas y antologías, como ¨Qué es lo vivido? (1980) o No es el amor el vuelo (1995), reiteró su admiración por el vate, por la manera en la que hace fluir las palabras a contracorriente en el "río de la gramática y en pro de su sabia retórica".
Por su parte, el poeta, filósofo y profesor de metafísica Oscar de la Borbolla se refirió a Renán como uno de los escritores que además de transmitir con su poesía y narrativa vivencias e imágenes, "nos ha obligado a reparar el dibujo que tratan las grafías". Su actividad es polifacética, ya que a lo largo de su trayectoria ha incursionado en la narrativa, la poesía y las tareas editoriales, agregó.
"Renán, maestro de generaciones a través de los talleres que ha coordinado de manera constante; custodio de la poesía experimental como casi nadie en México, es uno de los editores más destacados por su constante búsqueda de innovación en el ejercicio de las letras. Es un amante del lenguaje en el sentido clásico", destacó.
En su oportunidad, Leopoldo Ayala calificó a Renán como un extraordinario maya, en cuyas manos se refleja la nobleza que posee.
"Muy pocos poetas han tenido la gran nobleza de Raúl Renán de decirle a los poetas jóvenes: Por aquí no. Ten cuidado", subrayó.
"Renán no sólo los enseñó a hacer un libro que burocráticamente se edita y se publica, sino que el libro se defiende, se lleva a todas partes, a la calle, a la lucha, a lo nuevo porque el libro es útil. Hay de aquel poeta que escribe poemas y que no le sirven para nada aún pueblo", mencionó.
Ayala destacó el extraordinario sentido de invención del autor de "Los Urbanos" (1988), para quien la poesía de Renán establece en un intento extraordinario, una visión y misión de la ciudad.
El investigador y periodista Humberto Musacchio recordó a su vez que el nombre de Raúl Renán comenzó a sonar durante la década de los 60.
Lo recordó como un hombre amable, respetuoso y de fino sentido del humor y confesó haber conocido su trabajo, cuando se desempeñó como publicista hace un par de años.
"Siempre leía sus poemas, escuchaba su nombre cuando alguien hablaba de un buen tallerista literario, de un especialista en la animación de vocaciones, de un impulsor de revistas literarias", agregó, tras señalar que fue en un texto que publicó la escritora Myriam Moscona, donde entendió y comprendió la vida de Renán.
Ahí supe de su vida, de su abandono y de su terco afán por la poesía; de su recato, recordó Musacchio, al tiempo que se refirió a Renán como un ser con una gran posibilidad del canto y el misterio. "Es un autor de su propia fábula, con él empieza todo", apuntó.
Raúl Renán estudió la licenciatura en Letras Modernas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde realizó cursos de Arte Dramático, al lado de José Emilio Pacheco, Juan García Ponce y Beatriz Espejo, entre otros.
Ha sido coordinador de talleres literarios en el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), así como en la Universidad Iberoamericana, y de inducción editorial para jóvenes en la hoy Coordinación Nacional de Literatura.

NOTIMEX 18:38 03/02/08 CCMS

Temas

Lee También

Comentarios