/contenidos/2008/03/19/noticia_0019.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Junio 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | El Cristo de Churubusco en particular, una pieza del siglo XVIII, pasó los últimos 12 años en el Museo de Historia Mexicana de Monterrey

Restauran especialistas el Cristo de Churubusco y el Cristo Mutilado

Actualmente, el Cristo de Churubusco y el Cristo Mutilado, son restaurados por especialistas del INAH, con la intención de que hacia fines de este 2008 ocupen nuevamente su lugar.

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- Actualmente, el Cristo de Churubusco y el Cristo Mutilado, son restaurados por especialistas del INAH, con la intención de que hacia fines de este 2008 ocupen nuevamente su lugar en la antesacristía del Museo Nacional de las Intervenciones (MNI), espacio que a su vez es motivo de una reestructuración arquitectónica y museográfica.  
El Cristo de Churubusco en particular, una pieza del siglo XVIII, pasó los últimos 12 años en el Museo de Historia Mexicana de Monterrey en calidad de préstamo, de ahí también la importancia de su regreso.  
En opinión del historiador Raymundo Alva Zavala, del MNI, esta representación realizada en pasta de caña, y de tamaño natural, aún permanece en el imaginario colectivo.  
"La misma comunidad de Churubusco, y algunas personas que han visto estas películas en las que aparece la imagen, suelen preguntar ¨dónde está el Cristo de Churubusco?, y la respuesta es que pronto volverá a su lugar de origen".  
Otra pieza que volverá a ocupar un espacio en la antesacristía del ex convento, es el Cristo Mutilado, figura sin cabeza, también elaborada en pasta de caña, hacia el siglo XVIII y de tamaño natural.  
"Ambos cristos (el de Churubusco y el Mutilado) han estado aquí, en el Ex Convento de Churubusco, desde siempre, al parecer fueron elaborados por la cofradía de la Santa Cruz, que era la congregación franciscana dedicada a la realización de este tipo de obra", detalló Alva Zavala, encargado de Difusión del museo.  
Adelantó que desde octubre de 2007 comenzaron los trabajos de recuperación del claustro bajo del MNI -estas labores forman parte de la reestructuración general del recinto, que inició formalmente en 2004-,  que incluyen la portería, el claustro propio y la antesacristía.  
"Se trata de recuperar la parte arquitectónica, para después dar paso a la museografía, para ello hay obra que tenemos en almacén y que se va a exhibir en estos lugares, entre ellos los cristos de pasta de caña, junto con otras esculturas que van a volver a su espacio original; son los casos de un San Joaquín y una Virgen de Atocha", adujo.  
En las instalaciones de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC), aledañas al museo, la restauradora Adriana Ramírez Galván, experta en la colección del Museo Nacional de las Intervenciones, interviene el Cristo de Churubusco, pieza que según su valoración no presenta deterioros graves, pues recibió una restauración profunda años atrás.  Sigue Restauran especialistas/dos/atrás. .
"El cristo se ha conservado muy bien, recuperó mucha estructura, tiene algunos injertos de papel japonés. Ahora tiene daÑos normales, ocasionados por la exposición y la manipulación, entre ellos, suciedad de la capa pictórica, y problemas mecánicos en la parte de los brazos", expresó.  
"Ahora se lleva a cabo una limpieza general (mecánica y química) del cristo, se van a recobrar algunos resanes y se procederá a la reintegración cromática, además de recuperar la resistencia en la parte de los brazos. También haremos una propuesta para un nuevo sistema de soporte", manifestó.  
En tanto -apuntó Ramírez Galván-, aunque las labores de restauración sobre el Cristo Mutilado, aún no comienzan, se presume que una parte pueda ser papel de reutilización, y muy seguramente se trate de documentos de la época. La pieza también tiene injertos de intervenciones anteriores, y su deterioro principal consiste en suciedad de la capa pictórica.  
En la CNCPC se trabaja además un crucifijo en madera policromada del siglo XVIII, parte del Acervo Histórico de Churubusco. Este cometido, a cargo de la restauradora Lucía de la Parra, ha implicado la unión de algunos faltantes como dedos de la mano, y resane de partes perdidas. Luego proseguirá el retoque pictórico.  
Entre las obras del citado acervo destaca, a su vez, una talla en madera -estofada y policromada- de la Virgen de Atocha, la que posteriormente también recibirá una atención general para su montaje y exhibición permanente, en el Museo Nacional de las Intervenciones.

Redacción/El informador, 19-03-08, RNGZ.

Temas

Lee También

Comentarios