Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 24 de Febrero 2018
Entretenimiento | Los grandes triunfadores de la 80 ceremonia de los Óscar se recuperan hoy de una noche de premios y fiestas.

Hollywood vive la resaca de una noche de premios y fiestas

Las celebridades se recuperan de una noche de emociones y alegrías

Por: EL INFORMADOR

LOS ÁNGELES.- Los grandes triunfadores de la 80 ceremonia de los Óscar se recuperan hoy de una noche de premios y fiestas, algunas de ellas organizadas por celebridades como Madonna o Elton John, cuyo evento fue el más destacado de la velada.
La cancelación este año de la fiesta de Vanity Fair, la cita por excelencia a la que debe acudir cualquier celebridad que se precie, abrió un ramillete de posibilidades que no desaprovecharon las celebridades tras la gala de tres horas y media de los premios de la Academia.
Todo comenzó en la sala Governor's Ball, adjunta al Teatro Kodak, que sirvió como aperitivo para la gran reunión de la noche, el guateque de Elton John, su fiesta posterior a los Óscar número 16, que recaudó algo más de cinco millones de dólares para fondos contra el sida.
Por la Governor's Ball desfilaron los actores Anne Hathaway, Forest Whitaker, Amy Ryan, Helen Mirren, la adolescente Saoirse Ronan y James McAvoy, así como el maestro de ceremonias de la gala, Jon Stewart, el productor Scott Rudin ("No Country for Old Men") o la pareja formada por la modelo Heidi Klum y el cantante Seal.
Pero la mesa que más flashes recibió fue aquella en la que tanto Javier Bardem como Joel y Ethan Coen posaban orgullosos con los cuatro galardones que cosechó "No Country for Old Men".
Incluso Viggo Mortensen apareció por allí luciendo la camiseta de San Lorenzo de Almagro, el equipo de fútbol argentino del que es fiel seguidor.
Elton John aguardaba mientras la llegada de sus más de 750 invitados -quienes iban a disfrutar de una cena compuesta por cuatro platos- tocando un piano de cola en el Centro Pacific Design.
El músico británico, de negro riguroso y corbata plateada, tocó 11 canciones, entre ellas "Rocket Man" y "Tiny Dancer", ante el delirio de actrices como Patricia Clarkson, Faye Dunaway, la modelo Petra Nemcova, flanqueada por Sean Penn, o Calista Flockhart, que no se separó de Harrison Ford.
También asistieron la ganadora del Óscar a la Mejor Actriz, Marion Cotillard, el nominado Tom Wilkinson y los músicos Sean Combs, Courtney Love y Stevie Wonder.
Durante la cena, la cantante Mary J. Blige incluso se animó a hacer un dueto con Elton John, igual que hizo Jake Shears, solista del grupo Scissor Sisters, que exhibió un delirante traje en tonos amarillo y verde.
John compartió mesa con su pareja, David Furnish, y con la presentadora de los Óscar en 2007, Ellen DeGeneres, además de Blige y su esposo, mientras que Nemcova y Penn, recientemente separado de Robin Wright, fueron acompañados por Chris O'Donnell y el televisivo Larry King.

Durante el evento se realizaron subastas de objetos pertenecientes a algunas celebridades y Elton John bromeó diciendo que él mismo se quitaría los pantalones para sumar un artículo más a las ventas.
Sharon Stone, también presente, añadió: "Yo también lo haría, pero todos habéis visto ya eso antes".
Las estrellas disfrutaron de un menú a base de ensalada de pera, risotto, filetes de lomo, queso con nueces y mousse de chocolate.
Madonna y Demi Moore celebraron una fiesta muy exclusiva en una casa particular situada en el barrio de Westside Hills a la que estaban invitados alrededor de un centenar de personas.
Otro evento, el llamado "The Envelope Please", presentada por Jennifer Love Hewitt, atrajo a más de 500 invitados y sumó medio millón de dólares para el Proyecto Contra el Sida de Los Ángeles.
George Clooney prefirió organizar una fiesta privada e íntima en su restaurante favorito, el Dan Tana's, mientras que Bardem, sus doce acompañantes procedentes de Madrid y Penélope Cruz concluyeron la noche en el Club Villa de West Hollywood.

EFE, 25-02-08, PEPR

 



 

Temas

Lee También

Comentarios